Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Con las importaciones textiles le compramos inflación al Brasil

Por Adriana Pintabona (*)

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 28/11/05.- El déficit de la balanza comercial se agudizó en los primeros 9 meses de 2005, en 228 millones de dólares; un 17% de incremento respecto al año anterior. Durante enero-septiembre- se importaron 332 millones de dólares y las exportaciones fueron de 104 millones de dólares. La Fundación Pro Tejer estima, que con este comportamiento, el saldo negativo del sector, a fin de año, ascenderá a 301 millones de dólares. Por esta nueva arremetida comercial brasileña - sostuvo la entidad - se desaprovechó la oportunidad de crear 27 mil empleos.

Aldo Karagozian, titular de Pro Tejer solicitó al gobierno que "La intervención a través de políticas activas en el sector textil - en su relación con el Brasil - debería ser prioritaria, por el dramático desbalance comercial que sufrimos". En otro orden, señaló, "que el aumento del real implica comprar inflación".

El déficit de la balanza comercial de la cadena de valor de la agroindustria textil y de indumentaria con Brasil se agudizó en los primeros 9 meses de 2005, alcanzando a 228 millones de dólares. Durante ese período, se importaron 332 millones de dólares y las exportaciones fueron de 104 millones de dólares. En tanto, la Fundación Pro Tejer sostiene que - con este comportamiento - el saldo negativo del sector a fin de año, ascenderá, a 301 millones de dólares.

Este fenómeno se explica fundamentalmente por el dinamismo registrado por las colocaciones brasileñas en nuestro mercado, que siguen creciendo a un ritmo sostenido, registrando en 2005, un incremento del 17% respecto al año anterior.

Las estimaciones de la Fundación Pro Tejer revelan que, como consecuencia de la invasión de productos del país vecino, se destruyeron o se desaprovechó este año la oportunidad de crear casi 27 mil empleos en la economía nacional.

"La apreciación del tipo de cambio en Brasil no es una traba para el incremento de sus exportaciones hacia la Argentina. La asimetría comercial se debe a la intensa promoción del gobierno brasileño a las exportaciones, que, a través de su Banco Nacional de Desenvolvimento Económico y Social, prefinancia y postfinancia esas ventas a tasas de interés reales virtualmente nulas", explicó Aldo Karagozian, Presidente de la Fundación Pro Tejer. En tanto, el empresario manifestó que "no sólo importamos desempleo, sino que, en estas circunstancias, el aumento del real también implica comprar inflación".

EVOLUCIÓN DEL DÉFICIT COMERCIAL CON BRASIL
(En millones de dólares corrientes)
FUENTE: FUNDACIÓN PRO TEJER EN BASE AL INDEC.
*Estimado.

"La intervención a través de políticas activas del gobierno en el sector textil - en la relación con Brasil - debería ser prioritaria por el dramático desbalance comercial que sufrimos", sostuvo Karagozian. El fenómeno señalado por el Presidente de Pro Tejer se pone de relieve al observar los últimos ocho años de persistentes déficits comerciales, que acumularon 1.171 millones de dólares, de acuerdo a información del INDEC.

La composición del aumento de las importaciones constituye un agravante porque subieron los rubros finales de la cadena de valor y porque Brasil representa la mitad de las importaciones totales del sector. Esto provoca, por un lado, un desplazamiento de la producción más intensiva en mano de obra y, por otro lado, un arrastre negativo sobre las etapas anteriores de la cadena, tanto en producción, como en empleo. El comportamiento por rubros se puede observar en la siguiente tabla.

AUMENTO DE IMPORTACIÓN BRASILEÑA POR RUBRO
(Primeros nueve meses de 2005, en miles de dólares corrientes)
FUENTE: FUNDACIÓN PRO TEJER EN BASE AL INDEC.
*Alfombras, artículos técnicos, guatas, fieltros, terciopelos, tul y bordados.
(*) Consultora. Correo.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones