Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ADORMIDERA

La Aduana incautó 220 kilos de heroína y detuvo a 14 narcotraficantes

Por Adriana Pintabona (*)

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 09/02/06.- La Aduana Argentina realizó, en los últimos tres años, más de una docena de procedimientos exitosos en cuanto a incautación de heroína, tanto en el área metropolitana como en el interior del país. Se destaca el realizado en el día de ayer en el cual se procedió a la detención de un ciudadano colombiano procedente de Venezuela, en un vuelo de AVIANCA - con la intención manifiesta de pasar tres o cuatro días en las Cataratas del Iguazú, viajar luego a San Pablo y finalmente retornar a Bogotá, Colombia - quién intentó ingresar la cantidad de aprox. 18 kg. de heroína ocultos en las entre telas de las prendas de vestir.

La mencionada metodología de ocultamiento fue similar a la detectada en un procedimiento realizado durante el año 2005, en el cual personal aduanero destacado en el aeropuerto de Ezeiza detuvo a un ciudadano argentino, procedente de Colombia, con aprox. 28 kilos de heroína ocultos en las entretelas de su ropa y similar a otro realizado en la Aduana de Córdoba, en el cual se incauto aprox. 13 kilos de heroína con la misma metodología de ocultamiento.

Asimismo, y a pesar de ser una droga poco frecuente de consumo interno y tránsito por nuestro país, durante los años 2003, 2004, 2005 y 2006 la Aduana realizó unos 13 procedimientos exitosos en cuanto a la detección del contrabando de heroína, totalizando incautaciones de aprox. de 220 kilos de la mencionada sustancia, habiéndose producido unas 14 detenciones derivadas de las mencionadas investigaciones y procedimientos.

Metodología de ocultamiento

Generalmente el tráfico de estupefacientes en nuestro país se concentra principalmente en la marihuana y en la cocaína, siendo así, debido a no tener países productores de heroína en límites cercanos. Así también se destaca que los grandes productores de heroína están ubicados en Asia, con las únicas excepciones en Sudamérica de Colombia y Venezuela.

En general, las incautaciones de esta sustancia se realizan en vuelos provenientes de países como Venezuela, Colombia, e inclusive se han detectado algunos procedentes de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia y, en cuanto a los secuestros registrados a la salida del país, los destinos elegidos por los narcotraficantes fueron Europa y Estados Unidos.

Lo que se destaca en cuanto al método de ocultamiento utilizado por los narcotraficantes es la dificultad en la detección del mismo, siendo que salvo excepciones en las cuales se intentó traficar heroína mediante el uso de encomiendas postales internacionales, en más de doce incautaciones, el ocultamiento de la sustancia estupefaciente se registra en las entretelas de las ropas llevadas por los pasajeros en sus respectivas valijas, lo cual no se puede apreciar a simple vista o con la utilización de scanners, sino que allí se emplea la muy importante experiencia y capacidad del personal aduanero destacado en los puntos de control.

Se hace mención que el precio del kilo de heroína pagado en Estados Unidos es de entre 80.000 U$S y 100.000 U$S, y en Europa de aproximadamente unos 40.000 Euros, Una vez cortada, estirada y fraccionada, se pueden producir ciento de miles dosis por kilo (dependiendo del grado de pureza), alcanzando un valor minorista varias veces millonario.

Efectos de la heroína

La heroína es una droga ilegal y altamente adictiva, se prepara a partir de la morfina, sustancia que se encuentra naturalmente en las bellotas de ciertas variedades de amapolas, desde donde se extrae. Generalmente se vende en forma de polvo blanco o marrón oscuro como el azúcar moreno, o como una sustancia negra pegajosa conocida en las calles como "goma" o "alquitrán negro". La heroína se administra generalmente por vía endovenosa, aunque también es habitual la administración por vía nasal o fumada.

Los efectos de esta sustancia son: relaja y elimina el dolor y la ansiedad, induce al sueño y disminuye el estado de alerta y el funcionamiento mental. Los riesgos inherentes a su consumo van desde alteraciones digestivas, hipotensión, trastornos de memoria y atención, perdida de motivación, depresión, alteraciones metabólicas hasta alteraciones del sistema nervioso.

La heroína es muy rápida en sus efectos especialmente cuando se inyecta, alcanza el cerebro en 15 o 30 segundos, en los cuales rápidamente el organismo desarrolla tolerancia a la droga y en consecuencia requiere de más cantidad para sostener su efecto.

(*) Consultora. Correo.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones