Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

La Aduana secuestró 20 mil pastillas de éxtasis

El cargamento, proveniente de España, fue valuado en 500 mil dólares.
Por Adriana Pintabona (*)

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 28/07/06.- En horas de la madrugada, la Aduana secuestró en el Aeropuerto de Ezeiza 20.080 pastillas de éxtasis, que un ciudadano sueco pretendió ingresar al país, luego de su arribo en un vuelo procedente de Madrid, España. Las pastillas valuadas en 500.000 dólares, estaban ocultas en el doble fondo de la valija del pasajero.

Este procedimiento, fue el resultado de la aplicación de la matriz de riesgo elaborada por la Aduana para el control del narcotráfico que consiste, en métodos habituales de ocultamiento y procedencia, llevado a cabo en los puntos operativos en los que hay presencia aduanera. En los dos últimos años, la Aduana incautó en distintos operativos, 80.700 pastillas de este alucinógeno.

Interviene el Juzgado Nacional en lo Penal Económico Nro. 7 a cargo del magistrado Guillermo Tiscornia - Secretaría Nro. 13.

A fines de los 80, el éxtasis comenzó a circular en Buenos Aires como una droga recreacional; no se produce en la Argentina y en la mayoría de los casos proviene de Europa y es vendido en discotecas a un valor promedio de (U$s 25) cada una.

¿Qué es el éxtasis?

Su nombre científico es MDMA (metilenodioximetanfetamina). Es una droga sintética que fue elaborada por un científico mientras trabajaba en su laboratorio con las mismas estructuras químicas de la metanfetamina.

La MDMA, llamada "Adam", "Éxtasis" o "XTC" en la calle, es una droga sintética sicoactiva (que altera la mente) con propiedades alucinógenas y similares a las de la anfetamina.

Farmacología

El modo más común de ingerir el éxtasis es por vía oral. Cuando se presenta en forma de píldoras, su absorción es más rápida y completa si ésta se coloca debajo de la lengua; en el caso de las cápsulas, regularmente se disuelven en jugos o agua.

Si se aspira, produce un efecto más inmediato aunque su duración se reduce. Los efectos comienzan a notarse entre los 20 y los 60 minutos posteriores a la ingestión. Su acción máxima se presenta entre una y dos horas después tras lo cual disminuye su efecto. progresivamente hasta desaparecer entre las cuatro y las seis horas. Al llegar al cerebro, la MDMA provoca la liberación de dopomina y noradrenalina y estimula el Sistema Nervioso Central provocando alteraciones en la esfera emocional.

Peligros para la salud

Síntomas físicos y psicológicos, similares a los producidos por el uso de anfetaminas y cocaína.

Psicológicas: confusión, depresión, problemas para dormir, ansias de usar la droga, ansiedad severa y paranoia durante el uso.

Síntomas Físicos: tensión muscular, apretar los dientes involuntariamente, náuseas, visión borrosa, movimientos oculares rápidos, desmayo y escalofríos o sudores.

Efectos a largo plazo: deterioro a largo plazo de las partes del cerebro que son cruciales para el pensamiento y la memoria. Causa daños a las neuronas que utilizan la sustancia química serotonina para comunicarse con otras neuronas.

¿Quién la consume?

El éxtasis lo utilizan, generalmente, los jóvenes adultos y adolescentes cuando visitan las discotecas, durante conciertos de rock y en las fiestas de música electrónica (reuniones masivas donde se baila toda la noche). Es importante saber que el éxtasis se presenta normalmente como una tableta o cápsula con un símbolo impreso. En el mercado de drogas peligrosas, también se comercializa en polvo.
(*) Consultora. Correo.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones