Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ARGENTINA

La CGERA recordó, con desagrado, el comienzo del genocidio industrial del 2 de Abril de 1976 y solicitó que Martínez de Hoz sea citado por la justicia

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 02/04/08.- "Como una extraña jugada del destino la fecha del 2 de abril marca tres episodios distintos en los últimos treinta años, pero que trajeron graves perjuicios al país; el 2 de abril de 1976 Martínez de Hoz inició el genocidio industrial; el 2 de Abril de 1982 la dictadura militar intentó perpetrarse a través de un caro sentimiento de todos los argentinos - como es la recuperación de las Islas Malvinas - y el 2 de Abril de 1991 el país estrenó la llamada CONVERTIBILIDAD que alcanzó a redondear, por otros métodos, aquella destrucción del aparato productivo iniciado exactamente 15 años antes." señaló el diputado nacional Marcelo Fernández, Presidente de la Confederación General Empresaria de la República Argentina

"El primer ministro de la dictadura José Alfredo Martínez de Hoz, dijo - aquel 2 de abril de 1976 - con un cinismo político que caracterizó toda su gestión que "habiendo dado vuelta la historia económica argentina…hemos dado paso a la liberación de las nuevas fuerzas productivas"…"Hay una Argentina que muere, la del Estado elefantiásico que subsidia empresas ineficientes y cobija a empresarios indolentes" recordó, con desagrado, el titular de la Confederación General Empresaria de la República Argentina, diputado nacional Marcelo Fernández

"Martínez de Hoz debería ser citado por la justicia para que explique el cierre de 20.000 establecimientos industriales; la destrucción de cientos de miles de puestos de trabajo; la caída del salario real en un 40 %; el aumento gradual de la deuda externa - que pasó de casi 8.000 millones de dólares a 40.000 millones al final de la dictadura militar - y la complicidad de un brutal proceso de extranjerización de la economía." afirmó Fernández

"El objetivo del golpe militar de 1976, fue claro; hacer desaparecer toda resistencia política para poder establecer "un nuevo orden económico: dependencia y concentración". indicó

"Martínez de Hoz reemplazó la producción por la especulación. El desprecio por lo propio y el despilfarro de nuestros recursos naturales sin generar trabajo.

Su reforma financiera transformó a la tasa de interés en el eje de la política económica e inició el proceso de distribución regresiva del ingreso.", agregó el legislador nacional.

"La lección aprendida por los argentinos es que nunca más podemos repetir estas experiencias. Producción significa trabajo y dignidad para todos. Sin trabajo no hay desarrollo ni democracia.

No hay democracia sin economía de producción y no puede haber economía de producción sin democracia. Democracia y producción son realidades inseparables." aseguró el diputado Fernández

"Los sectores de la producción, agropecuario e industrial, junto con el trabajo, son la clave del proceso democrático. No existe uno sin el otro. Por ello el actual proceso democrático está basado en la producción y el trabajo, y cuenta con el apoyo del pueblo argentino.

Llamamos a todos a tener memoria, recordar hechos que nunca debieran repetirse y defender el modelo de desarrollo productivo e inclusión social." propuso.

El presente material se publica en Rebanadas por gentileza de Adriana Pintabona, Consultora Pedro López y Asociados.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones