Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
URUGUAY

AFUTU para en repudio del imperialismo y la venida de Bush

Rebanadas de Realidad - AEBU - PIT-CNT, Uruguay, 22/02/07.- La soberanía de nuestro pueblo, termina justamente donde se definen las cosas más importantes: -quién decidió y por qué, el actual modelo económico, el modelo celulósico, el de los frigoríficos privados, o el de la soya transgénica? ¿Quién decidió que los sistemas de salud y educación estén destinados a la reproducción del sistema y a la maximización de la ganancia?. Los destinos de nuestra vida, hoy, son "soberanamente" decididos entre las grandes multinacionales, los centros de poder del imperio (los bancos internacionales, etc.) y la oligarquía criolla que navega entre estas determinaciones para sacar su mayor provecho.

Uruguay, nació como estado tapón al servicio de la geopolítica imperial de entonces. Hoy claramente se potencia hacia un estado cuña. Se aleja del entretejido regional y se acerca a los centros imperiales.

La oligarquía uruguaya, siempre vendió "soberanía" como negocio, construyendo carreteras de las multinacionales para la región.

A la hora de "mostrarnos" desde los voceros del sistema al "País", pareciera que "todos" vendemos carne, o celulosa o soya. Pero resulta que "todos", no tenemos frigoríficos, o papeleras o somos terratenientes. Y el que le vaya bien a esa oligarquía, siempre fue sobre la base de nuestra explotación. Hoy lo tenemos concretamente plasmado: nunca hubo más ventas al extranjero y riqueza en el país, y con tanta pobreza junto a salarios estables miserables, 10% por debajo de lo que ganábamos hace 6 años.

Desde el movimiento sindical y el de la clase de los trabajadores, siempre dijimos, que los grandes inversores, el gran capital, tenían por objetivo explotarnos, reducirnos y aumentar sus tasas de ganancias. Que nuestro objetivo era aumentar nuestro control directo y democrático del excedente social. La derecha política y el sistema sostenía una y otra vez, que los obreros y asalariados, debíamos dar gracias a los inversores por "dar trabajo", "que el comercio no tiene ideología", "que debemos mejorar por todos los medios nuestro poder exportador" y "que las inversiones privadas son nuestro principal objetivo". Hoy, nuevamente, tenemos instalado el modelo (Neo) Liberal, Aperturista (libertad para el comercio exterior y el flujo de inversiones), Concentrador y Excluyente.

Cuando desde el movimiento social y político, los trabajadores pusimos seriamente en cuestión el poder oligárquico - imperial, los EEUU no dudaron en impulsar las más cruentas dictaduras en la región, (como olvidarse de la política de Kissinger para América Latina).

Hoy, con el ascenso a muchos gobiernos latinoamericanos de partidos nacidos del movimiento popular, los EEUU marcan con precisión sus intereses y sus límites.

Promueven golpes de estado y consideran la guerra contra Venezuela, Bolivia o Cuba mientras Chile, Brasil o Uruguay son considerados "amigos".

Con tener las relaciones políticas más críticas con EEUU, Venezuela, tiene un comercio con EEUU relativamente mucho más intenso que el nuestro. Necesita el petróleo venezolano. En cambio, necesita "políticamente" a Uruguay por su proyección económica y política regional. Así que el negocio que el gobierno ha retomado y potenciado de la oligarquía criolla es el de "la venta política" del país contra migajas. Vender un poco más de carne (¿?), de cuya venta, los trabajadores y el pueblo no veremos nada. (Cuando a los frigoríficos les va bien, nosotros comemos menos carne y no precisamente para mejorar en algo porque todo va para mejorar el clima de los negocios).

Contra este camino humillante, de ruptura con los principios más caros del Artiguismo, de genuflexión ante el imperio, debemos marcar otro camino. El camino antiimperialista es sacrificado, pero es el único propio para los trabajadores y el pueblo. Es el único que se encamina a una construcción soberana. En el que las necesidades populares sean la prioridad. La salud, la educación, la vivienda, emprendimiento productivos propios, etc.

La venida de Bush a Uruguay, tiene por objetivo consolidar la línea imperial que hemos descrito fortaleciendo el modelo que el gobierno uruguayo lleva adelante, con su Tratado de Inversiones y Tifa incluidos. El que así sea depende de nosotros.

La situación de nuestra educación o nuestro salario, la de nuestra salud o nuestras condiciones de vida en general son profundamente dependientes de que este modelo continúe o no adelante.

Por eso, como trabajadores, debemos dar nuestra más firme respuesta contra la venida de Bush al Uruguay, en repudio a su presencia aquí y mostrando nuestra disposición combativa para cambiar de rumbo y confrontar con el imperio.

Es en este marco y con esta valoración, que nuestro sindicato ha aprobado realizar un paro general parcial el día de la llegada del más grande terrorista de nuestros días, convocando a realizar con todas las organizaciones sociales, una enorme movilización de repudio a su presencia y a la política económica consonante con el imperialismo.

AFUTU - PIT-CNT

Lista 810-319-7987 - AEBU - PIT-CNT, Bancarios combativos y clasistas de la república del Uruguay. Correo
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones