Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ASOCIACIÓN EMPLEADOS DE COMERCIO DE BAHÍA BLANCA - ARGENTINA

El salario no es ganancia

Rebanadas de Realidad - AEC, Bahía Blanca, 07/08/07.- Debemos empezar por el principio, de otra manera estaremos debatiendo sobre una base falsa que no nos conducirá a ningún lugar.

¿Qué es el salario?: es la remuneración que un empleador le paga por su trabajo personal a su empleado con relación de dependencia , conlleva recibo en blanco y ajustado a los términos a la Ley de Contrato de Trabajo correspondiente, respetando el escalafón y la categorización , de esta manera se determina por Ley el monto que se debe pagar. Generalmente los montos resultantes no ameritan un descuento por Impuestos a las ganancias extraordinarias, dado que las escalas resultantes difícilmente pasen los $ 4000,- De todas formas hoy, con la Ley tributaria actual cualquier trabajador que sobre pase estos montos por la causa que sea termina pagando Impuestos a la Ganancias, sin ningún atenuante, acumulativa y mensualmente, Todo un despropósito si tenemos en cuanta el principio fundamental de que el SALARIO NO ES GANANCIA.

No es propio de un gobierno que dice tratar de comenzar a construir una sociedad organizada, el no cambiar las leyes que perjudican a los menos protegidos, no con parches sobre parches y cada vez que ocurre algún cambio en la economía, sino con una Ley definitiva y para siempre que le dé al trabajador un marco legal y jurídico con el cual pueda manejarse sin sobresaltos.

Ningún empleador le paga importantes sueldos a su personal graciosamente, estos montos se deben a la lealtad, responsabilidad, empeño, laboriosidad, honestidad y por sobre todo capacidad del trabajador para hacer que su empleador gane más dinero, o de solucionarles problemas operativos. El empleador por distintas vías, habilitación, comisiones por venta o participaciones en las ganancias remunera a su empleado en la manera que cree apropiada.

Ningún Contrato de Trabajo dice que los empleadores no pueden pagar más que lo que marca la Ley, y tanto es así que más de 500.000 trabajadores en relación de dependencia cobran sueldos varias veces superiores a lo mandado por la Ley, De esta manera funciona toda la actividad económica de este y de los demás países del Mundo alentando con buenas remuneraciones a sus trabajadores más eficientes.

Este camino no es el único , pero si uno de los principales, para que los trabajadores puedan intentar el ascenso económico social que tanto declaman los políticos , también es una forma de morigerar la estéril lucha de clases que proponen algunos ideólogos, de todas formas, estos trabajadores no escapan a las generales de la ley porque el trabajador es el último en la pirámide de ingresos, y con el 100 % de sus ingresos apenas puede terminar el mes, todos los productos tienen una carga impositiva como mínimo del 30% ya con esto su participación al erario es más que suficiente, por esto su capacidad de ahorro es casi nula, pretender cobrar impuestos al sacrificio y a la necesidad de los trabajadores, es por lo menos contradictorio, para un gobierno que en sus discursos dice que quiere recomponer la desnivelada distribución de la riqueza, promover el empleo y el blanqueo de los salarios. Sí, además, no le permitimos desgravar de esos importes, importantes consumos como ser un automóvil, que seguramente usará para su trabajo, los impuestos, patentes y seguros sobre el mismo, difícilmente pueda beneficiarse con un mayor ingreso.

El nivelar para abajo haciendo que todos los trabajadores cobren cada vez menos y cuando obtienen un mejor salario el gobierno les saca la diferencia , desalienta a cualquiera , obligando al trabajador a optar por actitudes no legales y teniendo que pedirle a su empleador que por favor cualquier plata que le quieran pagar se la den en negro. Destruyendo así el principio solidario de toda la organización de salud y previsión social existente.

El gobierno reconoce que la evasión fiscal es, por lo menos, del 40%. Pensamos que es mayor, pero en el trabajador la evasión es cero, dado que no tiene ninguna forma de desgravar y su recibo de sueldo es inocultable. Los actos del gobernante deben estar por sobre todas las cosas imbuidos de Justicia, para los gobernados, es esta la única forma que nos sentiremos representados.

El único capital que tiene un trabajador son la salud y su esfuerzo personal, pretender cobrar impuestos a este aporte a la economía nacional es por lo menos injusto y arbitrario, el promedio de 30/40 años de vida útil de un trabajador es más que suficiente aporte al bien común.

Gentileza de Mario H. López, Secretaría de Prensa. / Web
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones