Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL DE TRABAJADORES ARGENTINOS (CTA)

Nació una nueva central sindical en Brasil

Por M.V.

Rebanadas de Realidad - ACTA, Buenos Aires, 26/07/07.- La Unión General de Trabajadores (UGT-B) quedo formalmente constituida el sábado pasado producto de la unión de tres entidades gremiales y una escisión de Força Sindical. Unos 2.8000 dirigentes participaron de los tres días que duró el congreso en la ciudad de San Pablo, entre ellos el secretario general de la CSI, Guy Ryder, y el secretario de Relaciones Internacionales de la CTA, Adolfo Aguirre. También asistieron funcionarios de primera línea del gobierno de Lula.

La UGT-B, se formó por la unión de la Confederación de General de los Trabajadores (CGT), la Central Autónoma de los Trabajadores (CAT), la Social Democracia Sindical (SDS) y un sector de Força Sindical. Al respecto el flamante presidente de la nueva central sindical, Ricardo Patah, en su discurso a los asistentes destacó que la UGT-B ya tiene más de 600 sindicatos afiliados, que representa a más de cinco millones de trabajadores y que la meta de la organización es reunir a 1.000 gremios y representar a 8 millones de trabajadores a fin de este año. El directorio de la UGT-B quedó integrado por un centenar de dirigentes, responsables de 54 secretarías de trabajo.

Patah, actual presidente del Sindicato de Comercio de San Pablo, una entidad que tiene casi medio millón de afiliados, fue fundador en 1991 de Força Sindical (FS). La UGT-B aspira a convertirse en la segunda central sindical del país, lugar ocupado hoy por FS. En primer lugar se encuentra la CUT, históricamente ligada al presidente Luiz Inacio Lula Da Silva.

"Nuestro desafío será representar a los trabajadores excluidos o que no tienen sindicato. Por ejemplo, en el caso del comercio paulista, hay 150.000 trabajadores informales. Hay espacio para una entidad que quiera combatir el trabajo informal, defender el medio ambiente o el impacto de las innovaciones tecnológicas en el trabajo”, dijo Patah al diario Folha do Sau Paulo.

Las tres centrales que se unifican están afiliadas a la Confederación Sindical Internacional (CSI) cuyo Consejo General decidió que la nueva UGT-B quedara afiliada automáticamente tras su congreso fundacional.

El congreso, que comenzó el 19 de julio en el Palacio de Convenciones de Anhembi en San Pablo, contó con la presencia Guy Ryder, secretario general de la CSI.

Gentileza de Nadia Mansilla, Prensa CTA Nacional. - ACTA es la agencia de noticias de la CTA. Web / Correo
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones