Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ARGENTINA

Reflexiones de la Pastoral Social ante las elecciones

Rebanadas de Realidad - AICA, San Miguel de Tucumán, 24/08/07.- Ante las elecciones provinciales en Tucumán, el Equipo Arquidiocesana de Pastoral Social dio a conocer una serie de reflexiones que los votantes deberían tomar en cuenta a la hora de decidir a quién votar, y recordó que ciudadanía e inclusión deberían ser temas prioritarios para los argentinos que pretenden pasar de habitantes a ciudadanos.

Tras recordar que “cuando votás, estás votando por vos. Cuando participás, estás participando por vos y cuando defendés un derecho, estás defendiéndote. Pero, también cuando cumples un deber, estas haciéndolo por vos”, destacó que “cuando hacemos las cosas bien, cuando actuamos correctamente, se genera una corriente de solidaridad social capaz de impregnar las estructuras y los sistemas e incidir en el bien común”.

Asimismo, explicó que “el proceso educativo de trasformarnos de habitantes en ciudadanos implica votar a conciencia y de manera responsable, pero también y sobre todo, participar en la vida de nuestra ciudad, generar propuestas desde los criterios del Evangelio, involucrarnos en las acciones de un gobierno, auditar sus actos. Implica hacernos cargo, dejar de ser ‘usuarios’ de las estructuras de poder, para ponerlas al servicio del bien común y de las personas, especialmente de los más excluidos”.

El Equipo de Pastoral Social aproxima algunas reflexiones sobre las características a tener en cuenta al momento de decidir a quién apoyar. También identifica al mal candidato y ofrece criterios para elegirlos:

Características personales, entre otras, austeridad y transparencia: comportamiento no ostentoso en su forma habitual de actuar, ajeno a superficialidades.

Equilibrio emocional: se reconoce en una persona que se autocontrola, que es tolerante, perseverante, optimista y coherente entre lo que dice y hace.

Idoneidad: capacidad para el cargo que se postula. Ello implica conocimientos técnicos, experiencia en la gestión de algún tipo de bien público, veracidad probada y suficiente independencia para trabajar por el bien común.

Historial: antecedentes personales en su actuación familiar, laboral y social.

“Ya votamos. Ahora nos toca hacernos cargo de nuestra elección: Informándonos, exigiendo, cumpliendo, creando hábitos de ciudadanía. Transformarnos de Habitantes en Ciudadanos implica animarnos a pasar de una Democracia meramente representativa, a un modelo participativo de inclusión social. No es suficiente resolver nuestras necesidades básicas inmediatas, se torna imprescindible hacernos ‘prójimo’ unos de otros para conseguir los cambios tan deseados”, concluye.

El presente material se publica en Rebanadas por gentileza de la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA).

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones