Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OPINIÓN - HONDURAS / MOVIMIENTO MADRE TIERRA - Web / DIGNIDAD DE LOS PUEBLOS - Web

La otra cara de la “democracia electoral”

O la democracia aprende a decir la verdad y de una vez empieza a condenar la mentira o está condenada ella misma a mentir a perpetuidad”, Eduardo Galeano
Por Juan Almendares, Miembro de la resistencia contra el golpe militar en Honduras. Ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, defensor de los derechos humanos y presidente del Movimiento Madre Tierra

Artículos de Juan Almendares editados en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - Tegucigalpa, 14/12/09.- Quienes ocultan la verdad sobre las violaciones a los derechos humanos y atacan a los defensores de los derechos forman parte también de la escuela del crimen ya sea como voceros tarifados y perfumados o como lobos con piel de oveja que en nombre de dios cultivan el orejismo y el terror contra nuestro pueblo indefenso.

Invitan y participan material e intelectualmente con las hordas del fascismo, los escuadrones de torturadores y sicarios en las operaciones para asesinar con toda impunidad a los miembros de la Resistencia Nacional contra el Golpe Militar. Quien niegue estos crímenes también es parte de la planificación de la muerte programada y violenta contra los campesinos, trabajadores, indígenas, garífunas, feministas en resistencia, artistas, estudiantes, comunidades religiosas de base y juventud. Actos de terror, femicidio, racismo y estigmatización de la comunidad gay, lésbica y transexual son la práctica cotidiana de las fuerzas golpistas.

Profundamente conmovidos condenamos el asesinato de Walter Tróchez, procurador de derechos humanos, miembro de CIPRODEH y por lo tanto de la Plataforma de los Derechos Humanos en Honduras.

Walter Tróchez forma parte de los verdaderos héroes y mártires de la Resistencia Nacional contra el Golpe Militar en Honduras. Es otro crimen impune que no puede ser negado por los que invitan al dialogo y terminan sus discursos con la trillada frase “Dios bendiga Honduras y Viva la democracia”

En estos momentos de profundo dolor; nuestro espíritu de unidad es más fuerte en la lucha por los principios de amor y solidaridad del movimiento más significativo en el siglo XXI en Honduras: La Resistencia Nacional contra el golpe militar; defensor de la vida, los derechos de cada ser, familia, comunidad y la dignidad histórica de los pueblos de América Latina.