Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OPINIÓN - HONDURAS / MOVIMIENTO MADRE TIERRA - Web / DIGNIDAD DE LOS PUEBLOS - Web

La Universidad del Siglo XXI

Reformar o transformar la Alma Mater.
Por Juan Almendares (*)

Artículos de Juan Almendares editados en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - Tegucigalpa, 22/03/10.- En la década de los años ochenta, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras desarrolló la conciencia crítica, reflexiva, vinculó la Academia a los procesos de liberación, respeto a la vida y la dignidad histórica de nuestros pueblos en los procesos de construcción de paz, justicia, solidaridad y el respeto a los derechos humanos de nuestro pueblo Se pronunció contra la ocupación militar estadounidense de Honduras y las violaciones a la autodeterminación y soberanía de los pueblos de América Latina.

Más de dos centenares de desaparecidos: hombres y mujeres (la mayor parte estudiantes universitarios y de secundaria) y los torturadores y perpetradores de estos crímenes todavía gozan de impunidad y cumplen funciones represivas en el actual régimen en pleno siglo XXI.

La Alma Mater fue asaltada y violada su autonomía por decisión del pentágono: John Dimitri Negroponte, Roberto Suazo Córdova, Presidente de Honduras, Gustavo Álvarez Martínez Jefe de las Fuerzas Armadas, la Oligarquía y la partidocracia tradicional y la intervención obediente y servil de la Corte Suprema de Justicia que cometió la aberración jurídica de anular nuestra legitima y legal reelección como Rector de la UNAH

No obstante la crítica situación de la UNAH, se mantuvo el desarrollo tanto en el plano académico, investigación científica, y proyección nacional en el campo científico, social, y ético. Se respetaron los derechos de los estudiantes, profesores y el fuero sindical.

Durante el periodo del Presidente Ricardo Maduro (2002-2006). Se inicia una etapa interventora del Gobierno en la UNAH con la integración de una Comisión por Ex Rectores para intervenir la UNAH. Denunciamos este hecho y rechazamos formar parte de la citada Comisión.

En conmemoración del 60avo aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (8 de diciembre del 2008) por las Naciones Unidas, ocurre por denuncia de las Autoridades máximas de la UNAH, y por las acciones de la Dirección General de Investigación Criminal (DGIC), la persecución de algunos dirigentes sindicales. Posteriormente por orden judicial se capturó al Presidente del SITRAUNAH Ing. René Andino y a la dirigente Orbelina Zúniga el 7 de diciembre 2008 y se desata una persecución sistemática contra Marco Antonio Moreno y Oscar Orlando Salgado, acusados de sedición y atentado en perjuicio de la seguridad del Estado.

El Congreso Nacional de la República, durante el gobierno de Maduro, invitó a dos chilenos (asesores de Pinochet) quienes plantearon la creación de una Junta interventora de la UNAH, la abolición de la paridad estudiantil, debilitar la organizaciones sindicales y de profesores. (Se denunció este hecho).

19 de mayo del 2005, El Congreso de República Juramentó la Comisión de Transición de la UNAH (CT-UNAH), con el objeto de realizar una Reforma Académica, administrativa y organizativa de la institución.

La idea de reforma ha acelerado la privatización de la UNAH. La institución se ha enmudecido ante el golpe de Estado Militar del 28 de junio del 2009. El silencio se ha extendido a las violaciones de los derechos humanos, aún de los propios estudiantes, profesores e indiferencia ante la acelerada privatización de la salud, educación, agua y la propia UNAH.

El 23 de abril 2008 es nombrado Rector de la UNAH, doctor Jorge Abraham Arita por los miembros de la Comisión de Transición, sin la participación estudiantil. Posteriormente destituido por la Junta de Dirección. El poder universitario es una culebra de dos cabezas, que muerde sorpresivamente.

Viejos y nuevos problemas confrontan las nuevas autoridades: El Proyecto Aprender con LASPAU de Estados Unidos de América, cuyo costo es de 35 millones de lempiras para evaluar 3500 maestros de la UNAH (10 mil lempiras la evaluación y capacitación por internet de cada uno de ellos(as), cuarenta y dos horas académicas). Este proyecto pudo realizarse con recursos nacionales.

LASPAU, no obstante que manifiesta ser una institución, “sin fines de lucro”, obliga a la UNAH a pagar aun en situaciones de fuerza mayor como huracanes y catástrofes naturales.

El examen de Evaluación o de ingreso que los estudiantes le llaman “Examen de Exclusión” practicado por el “College Board de Puerto Rico” que además no tener una base pedagógica ni científica ofende la dignidad del estudiante y los educadores hondureños.

Las demandas sindicales son por despidos injustos y contratar personal en violación del contrato colectivo; con salarios más altos que los maestros. El crecimiento acelerado de la deuda del IMPREUNAH.

El 10 de septiembre del 2008; los dirigentes del SITRAUNAH, detuvieron a una persona sospechosa, vestida de civil que pertenecía a la Dirección General de Investigación Criminal (DGIC), y le fue encontrada una lista de 135 personas amenazadas a muerte, en la cual aparecíamos nosotros dos o tres veces. En ese momento pre sentamos el caso a Amnistía Internacional para proteger la vida de las personas que aparecían en la lista y la de los dirigentes del SITRAUNAH.

Preparación del Asalto de la dirigencia del SITRAUNAH.

Ha existido una campaña manifiesta para desprestigiar a la organización sindical. Las declaraciones del Presidente de la Junta de Dirección Universitaria (un día antes de la captura de los dirigentes sindicales) solicitan al Congreso, el cierre por dos años de la UNAH por el caos que ha generado el SITRAUNAH, calificando a sus dirigentes de "sicópatas".

Esta descripción de los hechos nos indica claramente que no existe autonomía universitaria. El Congreso Nacional de la Republica interviene a cada momento sobre las grandes decisiones de la UNAH. A tal grado que cuando se quiere resolver los problemas universitarios las partes en conflicto tienen que negociar con los políticos de turno en el Congreso Nacional o en otros niveles del poder.

Los hechos indican que existe una posición autoritaria, vertical que quiere a toda costa buscar como chivo expiatorio de toda la crisis universitaria a Marco Antonio Moreno, Rene Andino y a toda la dirigencia sindical.

Nuestro posicionamiento:

Es urgente el debate serio, responsable y respetuoso entre los docentes, estudiantes, y todos los trabajadores con las autoridades universitarias.

Rechazamos la intervención militar, policial, Dirección General de Investigación Criminal (DGIC) y cualquier otro cuerpo represivo del Estado; que a raíz del golpe militar se ha incrementado, el orejismo, la persecución de maestros, estudiantes y trabajadores en general. A tal grado que algunos estudiantes han sufrido atentados y amenazas a muerte por los cuerpos represivos; lo cual los ha obligado a interrumpir los estudios o a emigrar del país.

Consideramos que la forma de resolver los problemas estudiantiles, docentes y de los trabajadores administrativos de la UNAH, debe hacerse el marco del respeto sin recurrir a los cuerpos represivos del Estado o denunciar a compañeras y compañeros en nombre de la “ley” a pesar de que son ya son objeto de constante persecución tortura, psicológica por defender los intereses de la UNAH y Honduras

No se puede defender la ley por la ley en sí misma, separada de la justicia; en un sistema violador de los derechos humanos. En un Estado de Derechos, sin Derechos donde a cada momento se asesinan a miembros del Frente Nacional de Resistencia Popular, y a los trabajadores de la educación. Esta grave crisis obliga a toda la comunidad universitaria y a sus autoridades a tomar posición a favor de la vida, la dignidad y la soberanía del pueblo.

Ahora es el momento de actuar y no después de que ocurran los hechos. El Alma Mater debe definirse, anteponer las posiciones ambivalentes que no son “ni chicha ni limonada” y mantener la unidad de toda la comunidad universitaria frente al asalto a la razón y a la conciencia histórica, ética y social por la mentalidad militarista, patriarcal, del poder clasista que ha arrancado de la historia la autonomía universitaria y el compromiso del Alma Mater con los campesinos, pueblos originarios, garífunas, misquitos, pobladoras y la clase trabajadora que cada día tiene menos acceso a la UNAH.

Es urgente unir la Academia al pueblo contra la privatización de la universidad, la salud, la tierra y el agua . Ser solidarios con todos los trabajadores de la Educación ya sea primaria, secundaria, técnica o superior. Pronunciarnos contra el desalojo violento de los campesinos en el Aguan, Zacate Grande, Santa Bárbara, Copan y otros lugares. Tomar posicionamiento contra las mineras y todos los saqueos del capital financiero internacional articulado a la oligarquía.

Demandamos el respeto al fuero sindical y a la vida y dignidad de la clase trabajadora de la UNAH que cese la persecución con Marco Antonio Moreno, Rene Andino y toda la Directiva Sindical

Por Una Universidad solidaria que defienda los derechos estudiantiles, del profesorado y de la clase trabajadora; la universidad del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

La esencia de la vida Académica no solo es el conocimiento sino es ser el vínculo del saber, la cultura, la ciencia y la tecnología con el amor solidario con nuestro pueblo, la Madre Tierra y todos los pueblos de América Latina y el Mundo.

La reforma sin pueblo no es el camino. La transformación de la universidad del siglo XXI tiene como condición la verdad histórica , la vida, y la liberación de nuestros pueblos

(*) Miembro de la resistencia contra el golpe militar en Honduras. Ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, defensor de los derechos humanos y presidente del Movimiento Madre Tierra.