Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ASOCIACIÓN NACIONAL DE FUNCIONARIOS PENITENCIARIOS, GENDARMERÍA DE CHILE, PROVINCIAL CONCEPCIÓN (ANFUP) / Web

La represión a los trabajadores penitenciarios; el rol de la Subdirección Operativa

Por Amigo Topo

Informaciones de la ANFUP editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - ANFUP, Comcepción, 23/07/09.- Hoy 23 de julio de 2009, en la Dirección Nacional de Gendarmería de Chile, fueron desalojados violentamente los trabajadores penitenciarios que protestaron pacíficamente por demandas legítimas. Esta acción represiva arrojo la detención de los siguientes dirigentes gremiales: (Adiptgen): Gabriel Pérez, Juan Rosas, Ingrid Reyes, Mará Cecilia Lepilaf, María Isabel Sotomayor (Anef): José Ruminao; (Anfup): Elías Hidalgo y Juan Mella.

Dichos dirigentes fueron trasladados a un recinto policial de Santiago y algunos de ellos fueron derivados a recintos asistenciales para constatar lesiones.

Esta acción represiva fue criticada por Miriam Olate, Subdirectora Técnica de la institución, De acuerdo a las noticias del diario La Tercera dicha autoridad "calificó la medida como " indigna" y agregó que "le pedí a carabineros que no los desalojara porque se estaban manifestando pacíficamente señaló a radio Bíobío. Precisó que "yo les manifesté que soy subdirectora, sin embargo él no me escuchó, me dijo que había una orden de un subdirector operativo y desalojaron de forma indigna y vejatoria a mis compañeros de trabajo en este minuto", aseguró generando discrepancias al interior de las autoridades de la dirección del organismo".

La opinión de la Subdirectora Técnica deja un precedente de gran importancia por dos razones:

1. Queda en evidencia que no se respeto un principio jerárquico esencial, ya que de acuerdo a la Ley Orgánica de Gendarmería (1), quién precede a la autoridad máxima de esta institución es alguno de los Subdirectores. Según esta Ley existen dos subdirectores, el subdirector administrativo y el subdirector técnico. Al generarse los hechos descritos, solo se encontraba la subdirectora técnica in situ en la Dirección nacional, quién debía actuar como autoridad máxima.

2. Se deja en evidencia la apuesta represiva del proyecto de ley enviada por el gobierno al dejar en manos de la denominada Subdirección Operativa los aspectos esenciales de la institución, poniendo en los márgenes, a acción del área técnica, que de acuerdo a las orientaciones internacionales y el derecho comparado, debe reconocerse como ámbito superior de este tipo de instituciones. En cualquier manual de Derecho Penitenciario se define la preeminencia del tratamiento penitenciario por sobre el régimen penitenciario, la reinserción social por sobre la seguridad (2).

Cualquier iniciativa para reformar el servicio penitenciario, si se precia de ser moderno y garantista, debe respetar este principio.

Todo indica que la autoridad gubernamental esta lesionando un principio jurídico esencial, que esta definido en la constitución política. Y lo que es más grave, pretende legislar bajo orientaciones represivas, pasando a llevar una orientación esencial de cualquier institución penitenciaria, la preeminencia de lo técnico por sobre la seguridad interna.

Cuando se crea esta subdirección operativa, por una simple resolución de la institución, se genera una discrepancia con la subdirección técnica (3). Dicha discrepancia fue compartida por los funcionarios que laboran en esta área y las instancias gremiales más significativas de Gendarmería (anfup y adiptgen)

El portal de la institución define este engendro institucional de la siguiente manera:

La Subdirección Operativa obedece a la necesidad institucional de centrar el mando en materias de seguridad penitenciaria en forma integral, generando políticas destinadas al fortalecimiento de la seguridad, velando por los procedimientos de clasificación y segmentación de la población penal, manejo de situaciones de crisis, tales como motines, fugas, incendios, tomas de rehenes u otras alteraciones que perturben el normal funcionamiento de los penales, con un debido asesoramiento al Director Nacional en materia atingente de la realidad carcelaria de nuestro país.

Como objetivo general se establece generar políticas que orienten, analicen y determinen la seguridad de los establecimientos penitenciarios y, colaborar con las otras Subdirecciones, en el estudio de políticas de tratamiento e intervención penitenciaria desde la perspectiva de seguridad.

Lo anterior, se traduce en asesorar al Director Nacional para la toma de decisiones en materia de Seguridad Operativa, generar políticas institucionales destinadas al fortalecimiento de la Seguridad de los establecimientos penitenciarios, coordinar las diversas acciones del nivel central con los niveles regionales y locales en materia de Seguridad Operativa, generar análisis de información penitenciaria destinada a realizar propuestas integrales en el ámbito penitenciario.

Esta megalomanía conceptual pretende abarcar la misión general de la institución penitenciaria. ¿Qué se entiende por Seguridad Operativa?. Se devela claramente el intento torpe y totalitario por definir un poder extremo, castrador de otras áreas que ha definido la misma ley orgánica original. Esta subdirección operativa es la super instancia articuladora, que se homologa casi con el rol del Director Nacional, marginando a un plano inferior a la Subdirección Técnica

Es realmente sorprendente que el mismo portal de Gendarmería en la WEB, defina la misión institucional de acuerdo a las orientaciones modernas de función pública y cree un instrumento de gestión inquisitiva y punitiva, priorizando velada y manifiestamente la seguridad. Realmente una esquizofrenia institucional y normativa, que nos acerca a una dinámica psiquiatrita más que a una verdadera apuesta por modernizar la gestión penitenciaria..

Sin quedar conforme con esto, la autoridad gubernamental, remite el proyecto de ley, que se encuentra en el parlamento, donde se insiste en este engendro institucional y deja su gestión en manos de especialistas de la vigilancia y la seguridad, como si la institución penitenciaria fuera una gran cárcel, con panoptismo vigilante y todo.

Hoy es un día importante, ya que ha ocurrido algo grave en la historia de Gendarmería de Chile.

Hoy la mal llamada Subdirección Operativa se delato por si misma. Demostró su verdadero espíritu, su ethos natural. Y como dice la liturgia jurídica "a confesión de partes, relevo de pruebas". La Subdirección operativa ha sido eficiente en gestionar la represión de los trabajadores. Tanto así, que una autoridad superior de la institución penitenciaria ha reprobado valientemente esta acción punitiva.

Por tanto es imprescindible que todos los actores involucrados en el conflicto o tema penitenciario, en una eventual Reforma al Sistema Penitenciario de Chile, omitan, eviten, descarten y renuncien a esta anomalía institucional, que eufemísticamente ha sido denominada subdirección operativa.

No hay que dejarse avasallar. Por sus obras los conoceréis

Notas:

(1) Ley Orgánica de Gendarmería de Chile: Decreto Ley N° 2. 859 (Publicado en el Diario Oficial N° 30.467,de 15 de Septiembre de 1979)

(2) En el mismo portal de la institución penitenciaria se define la misión de la siguiente manera: "Contribuir a una sociedad más segura, garantizando el cumplimiento eficaz de la detención preventiva y de las penas privativas o restrictivas de libertad a quienes los tribunales determinen, proporcionando a los afectados un trato digno, acorde a su calidad de persona humana y desarrollando programas de reinserción social que tiendan a disminuir las probabilidades de reincidencia delictual. "

(3) Resolución Exenta 2989 del 6 de Agosto del 2009, que dispone funcionamiento de una Subdirecci{on Operativa en Gendarmería de Chile.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Oscar Ulloa Oviedo, Presidente Provincial de la ANFUP. Web