Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ASOCIACIÓN DE PROFESIONALES DE LA COMISIÓN NACIONAL DE ENERGÍA ATÓMICA Y LA ACTIVIDAD NUCLEAR (APCNEAN) - ARGENTINA

Pedido de informe sobre el proyecto de producción de uranio en la provincia de Salta, consistente en la reactivación de la Mina Don Otto

Por el Secretariado Nacional

Informaciones de la APCNEAN editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - APCNEAN, Buenos Aires, 07/09/07.- La Asociación de Profesionales de la Comisión Nacional de Energía Atómica y la Actividad Nuclear (APCNEAN) informa que en el día de ayer ha presentado una nota con el correspondiente Anexo dirigida al señor Presidente de la Comisión Nacional de Energía Atómica con copia al señor Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios y al señor Gobernador de la Provincia de Salta, cuyos textos se transcriben a continuación textualmente.

"SNAC 347/07 CNEA
Buenos Aires, 06 de Septiembre de 2007
Señor Presidente:
El Secretariado Nacional de la Asociación de Profesionales de la Comisión Nacional de Energía Atómica y la Actividad Nuclear (APCNEAN) en su reunión del 5 de septiembre del corriente año (Acta Nº 860) analizó, entre otros, el tema acerca del lanzamiento de producción de uranio en la Provincia de Salta, consistente en la reactivación de la Mina Don Otto.

Como resultado de dicho análisis el Secretariado Nacional decidió por unanimidad solicitarle a usted tenga a bien dar respuesta al Pedido de Informe sobre el Proyecto Don Otto, elaborado por nuestra Asociación, que se adjunta como Anexo a la presente.

Asimismo le informamos que le enviamos copia de la presente nota y del Anexo correspondiente al Señor Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Arq. Julio DE VIDO y al Señor Gobernador de la Provincia de Salta Dr. Juan Carlos ROMERO.

Lo saludo atentamente.

Ing. Agustín Arbor González

Secretario General de la APCNEAN

AL SEÑOR PRESIDENTE DE LA COMISIÓN NACIONAL DE ENERGÍA ATOMICA
Dr. José Pablo ABRIATA

S / D

c/c

AL SEÑOR MINISTRO DE PLANIFICACIÓN FEDERAL, INVERSION PÚBLICA Y SERVICIOS

Arq. Julio DE VIDO

AL SEÑOR GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE SALTA

Dr. Juan Carlos ROMERO"

ANEXO

Pedido de informe sobre el proyecto Don Otto

A través de la amplia difusión pública hecha por el gobierno nacional, hemos tomado conocimiento de la existencia de un proyecto de producción de uranio en la Provincia de Salta, consistente en la reactivación de la Mina Don Otto. Al respecto, en nuestra calidad de Asociación que nuclea a los profesionales del sector nuclear y que defiende tanto sus derechos como la transparencia de la actividad nuclear, solicitamos a las autoridades de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) que den a conocer las condiciones generales del acuerdo bajo el cual se realizaría este emprendimiento.

Queremos dejar claro que consideramos alentadora toda iniciativa de reactivar la producción de uranio nacional, objetivo permanente de nuestra Asociación, pero solicitamos esta información con el objeto de disipar cualquier duda en lo que respecta a las condiciones técnicas y económicas en las que se llevará a cabo esta empresa y asegurar que no existe riesgo de originar una onerosa herencia, sea económica o ambiental.

Entendemos a este respecto que, si bien el precio internacional del uranio favorece el reemplazo de la importación por la producción nacional, todo proyecto de producción debe apoyarse en un exhaustivo estudio de factibilidad, siendo de buena práctica en la minería moderna dar a conocer los principales parámetros bajo los cuales se realizará el emprendimiento.

Los especialistas en minería especialmente y la comunidad en general, tienen derecho a conocer las características generales del proyecto, tales como: la ley y el espesor del mineral a explotar; su tonelaje y sus reservas, el ritmo de producción y la vida útil del emprendimiento; los métodos previstos de explotación minera y de tratamiento de los minerales; la inversión estimada para la puesta en producción y el origen de los fondos; los costos operativos estimados y el precio final del concentrado de uranio; el personal a ocupar; las características de las colas de la explotación anterior a recuperar y, fundamentalmente, la metodología a aplicar y los costos estimados de la restauración de los desechos existentes y de otros pasivos de la explotación anterior, la gestión ambiental de las operaciones futuras y las del cierre y post cierre de la mina. En este tema, además, consideramos que es fundamental explicitar la política de participación social y comunicación a implementar.

Sostenemos que es de vital importancia, como parte de la política de reactivación de la minería de uranio en Argentina, que los proyectos se enmarquen en metodologías confiables en lo relativo al manejo ambiental. Y destacamos que estos proyectos deben seguir las etapas necesarias para demostrar la confiabilidad de la institución responsable, también en los aspectos técnico-económicos, evitando saltear etapas con el fin de mostrar en forma apresurada supuestos logros políticos.

En este sentido, observamos que en la página web de la CNEA, en la información correspondiente al PRAMU, "Sitio Tonco", se puede leer a la fecha: "Aunque se estima que los impactos producidos en el área son relativamente bajos, a excepción del posible impacto visual debido a las modificaciones físicas producidas por la actividad minera, se va a realizar una auditoría ambiental para identificar las eventuales necesidades de remediación."

Si partimos de esta situación, es indudable que anunciar la inmediata reactivación de una mina en la que todavía no se ha elaborado un programa de restitución es poner absolutamente en la picota la confiabilidad de la CNEA para encarar la actividad. Ya en varios lugares del país se está poniendo en tela de juicio la credibilidad de la CNEA y sabemos que ello es injustificado en general, por tal razón, es vital que no se den motivos para alimentar tales sospechas en este caso.

Recordemos a este respecto que la política para la reactivación de la producción de uranio a nivel internacional, sugerida por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), se basa en el respeto irrestricto de un manejo ambiental de excelencia, a fin de no dar pretextos a quienes pretenden agitar fantasmas antinucleares. Al respecto, se puede citar al experto del Organismo, Peter Waggit, Waste Safety Section, en una conferencia reciente, que menciona: "Es importante que este nuevo capítulo de la producción de uranio sea dado en concordancia con los estándares de seguridad establecidos internacionalmente para proteger a los trabajadores, el público y el ambiente. Debemos tener en cuenta las lecciones recibidas del trabajo de restitución realizado … o por la ausencia de este."

Por otra parte, se observan situaciones de improvisación y sin sustento técnico, como el anuncio de una aparente solución a la provisión de uranio basada en la puesta en marcha de un yacimiento en el que en el mejor de los casos restan pequeñas reservas, seguramente a un costo alto o altísimo de producción, poniendo a su disposición la mayor parte de los medios humanos y equipos del sector correspondiente de la CNEA, lo que obliga a descuidar proyectos de mayor envergadura.

Tengamos en cuenta que las cifras de producción anunciadas, que se aprecian irrealistas en cantidades y plazos, cubrirían sólo el 15 % de los requerimientos de uranio en un corto período.

Especialmente debemos destacar que pese a las dificultades encontradas para la reactivación del Complejo Minero Fabril San Rafael, es obligación de las autoridades nacionales y de la CNEA proseguir con el empeño para resolver la situación planteada; dado que el abandono de los esfuerzos en este sentido es una actitud en la que se confunden conveniencias políticas con responsabilidades institucionales.

A este respecto es interesante reproducir parte de un editorial del diario Los Andes, el de mayor tiraje de Mendoza, del día 18 de agosto pasado: "La CNEA insiste con un plan de reanudación de la explotación, pero debe remediar los pasivos ambientales que dejó en San Rafael y en Malargüe: es la condición que le impuso el gobierno provincial. La CNEA propone reanudar la explotación, simultáneamente con los trabajos de remediación. El gobierno local y las intendencias insisten en exigir primero la terminación del plan de remediación, que llevaría alrededor de 2 años. Los trabajos de remediación en las afueras de Malargüe andan por el 40 % del programa total. En San Rafael, en cambio, la propuesta de arreglo de estos 'pasivos' y la alternativa de la reapertura fue a audiencia pública, pero fracasó por la inexplicable ausencia de los responsables de la CNEA……….. La minería en general y Sierra Pintada en particular, tienen gran implicancia económica y laboral para Mendoza y para el desarrollo nuclear del país, claramente limitado por los problemas de generación de electricidad."

A este respecto, sería importante que las principales autoridades de la CNEA informen sobre las decisiones adoptadas y las acciones emprendidas en lo relativo a la relación con Mendoza y el manejo del Complejo a futuro en todos sus aspectos, y en especial sobre las directivas recibidas del Secretario de Minería, Ing. J. Mayoral, sus fundamentos y documentación existente.

La modalidad implantada por algunas autoridades de supeditar en forma autoritaria la opinión y los estudios técnicos a objetivos políticos, solo puede llevar al descrédito de la CNEA y al incumplimiento de los verdaderos objetivos y pérdida para el país de los beneficios de la actividad nuclear, que la APCNEAN defenderá en todos los terrenos.

En conclusión, la APCNEAN pide a las autoridades de la CNEA que emitan la información solicitada sobre el proyecto Don Otto y el resto de los programas de producción de uranio, a través del sector correspondiente. Sería particularmente interesante que el Jefe del Proyecto Salta, Dr. Sergio Gorustovich, brinde información amplia sobre la evaluación realizada y los demás detalles del proyecto.

Buenos Aires, 06 de Septiembre de 2007

APCNEAN es una asociación gremial que nuclea a más de 500 profesionales universitarios que se desempeñan en la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN), Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NASA) y otros organismos del sector. Desde 1966 APCNEAN atiende los intereses laborales y profesionales de los científicos y tecnólogos nucleares, pero también cuenta entre sus objetivos el apoyo a las actividades pacíficas y seguras de la energía atómica y a todos aquellos proyectos que contribuyan a satisfacer necesidades de la población y al desarrollo de las áreas técnico-científicas del país.
El presente material se publica en Rebanadas por gentileza de Jorge Álvarez, Secretario Adjunto de APCNEAN. / Correo
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones