Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Tweet ASOCIACIÓN DE EDUCADORES DE LA GUAJIRA (ASODEGUA) - COLOMBIA / Web

José Olivo: vivo se lo llevaron y vivo lo queremos

Informaciones de la ASODEGUA editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - ASODEGUA, La Guajira, 07/09/12.- El 24 de agosto del 2010 se oficializó la desaparición del compañero José Omar Olivo Brito quien se desempeñaba como docente de la Institución Educativa Virginia Gómez en el Municipio de Ciénaga-Magdalena. Como dirigente Sindical oficiaba de Secretario de Organización y Escuela Sindical en la Sub-directiva del Sindicato Edumag, Filial de la Fecode.

De esta manera, este docente comenzó a engrosar la lista de los más de 57.000 desaparecidos en Colombia en los últimos 30 años, según la Organización de las Naciones Unidas.

Muy a pesar de las informaciones distorsionadas que emanaban en su oportunidad del Ministerio de la Protección social, que aseveraban que José Olivo no había sido víctima de desaparición forzada, sino que había huido hacia Venezuela por problemas personales, los docentes del municipio de Ciénaga sin un asomo de duda, realizaban jornadas de movilización con una sola consigna: Vivo se lo llevaron y vivo lo queremos. En un oficio de marzo27 de 2012 de la Oficina de la Fiscal 18 Especializada-UNCDES, se admite que adelanta una indagación por el delito de desaparición forzada, en la persona de José Omar Olivo B rito.

El pasado 24 de agosto dirigentes sindicales se dieron cita en Ciénaga, para recordarle al Estado Colombiano que seremos persistentes en la tarea de exigir la aparición de este compañero. Esta jornada de protesta contó con la presencia de: El Comité Ejecutivo de Fecode, la CUT-Departamental, directivos de Edumag, Ademacor, Asodegua, Sintra energética, PDA, representación de las diferentes Instituciones Educativas del municipio y un pueblo expectante frente al hecho de esta movilización. Fue una jornada de reflexión, por el derecho al trabajo digno y al libre ejercicio de la acción sindical y por supuesto, hacer valer el sagrado mandato constitucional del derecho a la vida.

Su compañera, también docente, definió a este luchador Sindical como excelente persona, buen hijo y buen padre. Se destacó por su buen trabajo en las instituciones donde laboró, en su casa, con su familia, muy dedicado al cuidado de su madre.

Además, los compañeros que intervinieron en el evento que culminó en la plaza central de Ciénaga, destacaron el compromiso de José Olivo con los sectores más vulnerables. Fue dirigente comunal en el barrio María Eugenia que lo vio nacer un 25 de abril de 1.967, en Santa Marta. Cuando lo nombraron docente en el año 1992 a través del P.N.R, en la Sierra Nevada de Santa Marta, inmediatamente estableció un vínculo afectuoso con los sectores oprimidos de esas comunidades, suficiente para ser amenazado de muerte. En Cordobita, inicia su vida sindical en el año 2002, como miembro de la Subdirectiva de Edumag del municipio de Ciénaga.

Es Justa la petición de la ONG, Oficina Internacional de Derechos Humanos-Acción Colombia, cuando el pasado 30 de Agosto, instó a la Unión Europea a incrementar la presión sobre Colombia para que se esclarezcan casos de desaparecidos.

No queda sino exigirle al Gobierno Nacional, a la Fiscalía General de la Nación, al programa de protección de Derechos Humanos, la necesidad urgente de que se esclarezca lo acontecido con el compañero José Olivo, este delito de lesa humanidad no debe quedar en la impunidad, para sosiego de sus familiares, esposa, hijos, compañeros de trabajo, compañeros de actividad sindical, para tranquilidad de aquellos que sin llegar a conocer José Olivo, le profesamos hoy un profundo respeto y una gran admiración. A la Fecode plantearle la necesidad de que el caso del compañero José Olivo forme parte de la agenda de esta organización. Mientra tanto seguiremos gritando con todas nuestras fuerzas: VIVO SE LO LLEVARON Y VIVO LO QUEREMOS.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de José Camargo Peralta, Secretario de Derechos Humanos de la ASODEGUA