Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Tweet CLÍO, UN LUGAR PARA LA HISTORIA - ARGENTINA

Acerca de la cuestión obrera (Parte 3)

En el período de Argentina 1969-1975.
Por Beba C. Balvé (*) y Beatriz S. Balvé

Artículos relacionados:

Argentina: Acerca de la cuestión obrera (Parte 1) - Por Beba C. Balvé y Beatriz S. Balvé
Argentina: Acerca de la cuestión obrera (Parte 2) - Por Beba C. Balvé y Beatriz S. Balvé

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 03/04/10.-

El Cordobazo

El origen del conflicto que deriva en el Cordobazo se basa en una legislación dictada en el año 1932, en donde se fijaba para cinco provincias,(Mendoza,San Juan,Tucumán y Santiago del Estero), que incluye a Córdoba y, a los efectos de colaborar en su proceso de industrialización una ley que implicaba la quita zonal, es decir las empresas que se radicaran en Córdoba quedaban eximidas de impuestos y otros beneficios, reduciendo el salario de los obreros en relación al resto del país compensándolos con un particular “sábado inglés” en donde, las cuatro horas trabajadas el día sábado se pagaba doble como horas extras. Cuando el gobierno de Ongania decide unificar el mercado de trabajo y habiéndose logrado, para el caso de Córdoba su industrialización, deroga por medio de dos decretos, el106/09 de las quitas zonales y el 18204 del sábado inglés particular que tiene Córdoba. La UOM de Córdoba apoya la derogación de las quitas zonales pero rechaza la derogación del particular sábado inglés.

Siendo este el motivo principal de la lucha esto nos indica, que los afectados son todos los asalariados aunque por distintas razones, habida cuenta que la anulación de las quitas zonales beneficia solo al obrero de la industria pero, la anulación de la ley del sábado inglés los afecta a todos.

Por otra parte la CGT de Córdoba apoya la anulación de las quitas zonales pero, el empresariado cordobés exige que se anule el sábado inglés. Es decir el conflicto en Córdoba es entre obreros y empleadores. De facto la anulación de las quitas suprimía también el sábado inglés pero, la CGT de Córdoba no renunciaba a ese derecho. Es decir se plantea una diferencia entre los obreros industriales de Córdoba y los del resto del país porque, al anular las quitas zonales que reducían los salarios y eran compensados con el sábado inglés, al pretender mantener este beneficio, su salario era un privilegio de Córdoba por ser superior al del resto del país.

Mientras tanto las empresas de Córdoba y sus organizaciones corporativas, exigen la anulación del sábado inglés de donde, la lucha se establece directamente entre obreros de industria y las empresas industriales.

Esto explica que el paro del 29 de mayo, que refiere estrictamente al Cordobazo, expresa la unidad de intereses del conjunto obrero y, por otro lado, al ser el obrero de la industria el que se encuentra activado, el efecto que tiene su acción es que arrastra al conjunto.

Siendo esto así el protagonismo y capacidad de liderazgo en el Cordobazo, es de los sindicatos SMATA y la UOM(Sindicato Mecánico Automotor y Unión Obrera Metalúrgica) al que acompaña Luz y Fuerza, sindicato que agrupa a obreros y empleados del sector estatal y de servicio.

La situación descripta que unifica a todos, diluye la separación y distinción de los sindicatos organizados en nucleamientos ideológico políticos como ser, las 62 organizaciones peronistas y los Independientes. Este es uno de los atributos del Cordobazo.

A la vez, la forma de lucha huelga general con movilización, hace al mecanismo del proceso de centralización y dirección de la lucha que permite la recuperación de la iniciativa por parte de la clase obrera.

La lucha finalmente toma forma de enfrentamiento social cuando intervienen las Fuerzas Armadas, siendo una lucha entre el estado y las masas continuando el Rosariazo de mayo (21-5-69).La huelga general nacional del 30 de mayo articula la lucha del 29 en Córdoba con el proletariado nacional.

El Vivorazo

El otro hecho es el Vivorazo de 1971. La tregua política que mantiene el movimiento obrero cordobés con el gobierno del Dr. Bas se rompe cuando la Comisión de Lucha compuesta por las 62 organizaciones, los Independientes y los sindicatos de empresas automotrices SITRAC y SITRAM, decretan un paro activo con movilización en solidaridad con los obreros de la empresa FIAT, contra el alza del costo de la vida, la ley de alquileres, las financieras usurarias, el monopolio, la intervención a sindicatos, las leyes represivas, etc.

Todo esto en medio de una crisis institucional política producto de que el gobierno de la provincia no puede aprobar el presupuesto. En esta situación de debilidad del gobierno, el Presidente General Levingston, acepta la renuncia de Bas y nombra al Dr. Uriburu gobernador de la provincia. (8)

Bajo el nuevo gobierno, el presupuesto sigue sin ser aprobado lo que lleva a que se activen los sindicatos estatales por medio de paros y toma de los organismos administrativos de la provincia. (9)

Paralelamente y en el marco de la lucha contra el monopolio en la industria automotriz, se desenvuelve un conflicto entre, los empresarios del grupo Fiat y el gobierno del Presidente Levingston por un lado, y de la Delegación Regional Córdoba contra esos mismos empresarios junto a los sindicatos de la empresa Fiat, SITRAC y SITRAM.

Bajo este cuadro de situación, la Delegación Córdoba convoca a un paro general activo con movilización para el 15 de marzo. En este hecho el protagonismo es de los asalariados estatales y de los obreros de SITRAC y SITRAM, enfrentándose estos últimos con los sindicatos de otras ramas de la industria que habían liderado las luchas del Cordobazo y que en el Vivorazo pierden peso relativo en relación al nuevo sujeto que emerge en ese hecho: los asalariados del Estado. (10)

En este contexto se dirime un enfrentamiento de carácter ideológico entre los nucleamientos y agrupamientos que incluye a las “62”, los Independientes y los Sindicatos de SITRAC y SITRAM. Producto de esta disputa ideológica, el Comité de Lucha se fractura retirándose del mismo SITRAC y SITRAM. De allí que, siendo la oposición a la política de gobierno, el término de unidad política del conjunto, esa unidad se rompe producto de la lucha ideológica dentro del propio campo que conduce a la dispersión de la fuerza.

Esto demuestra que la cohesión del conjunto se puede dar cuando el que conduce es el proletariado industrial (Cordobazo) pero, cuando en la lucha el peso y el protagonismo es del asalariado estatal, la fuerza del movimiento se desgrana. En este punto se plantea la contradicción entre asalariado de la sociedad y asalariado del estado, algo necesario a ser investigado, pero que no es tema de esta investigación.

En síntesis. El Vivorazo es un punto de inflexión en el período, habida cuenta que el conflicto al haberse localizado en el ámbito de la burocracia estatal cambia el sujeto que tiene la iniciativa y el liderazgo de la lucha. Así como en el Cordobazo el sujeto es el proletariado industrial, en el Vivorazo lo es el asalariado cuyo ámbito de relación social, como se localiza en la esfera de dominación de la burguesía, estado, lo ideológico es lo que prima. Esto por un lado. Por otra parte, tanto los asalariados del Estado como los sindicatos de empresa se encuentran distanciados de aquellos obreros o empleados articulados en sindicatos por rama, que tienen la virtud de articular al conjunto social de la rama productiva.

Por estos atributos el Vivorazo, sería un punto de torsión que indica que se ha producido un cambio en el carácter de las luchas y el período(en Córdoba).

La tendencia que prefigura el Vivorazo es que, lo que comienza a enfatizarse es la lucha interburguesa en contraposición a la lucha de clase del proletariado, y donde el indicador es la lucha ideológica que se entabla entre los grupos en un momento en que comienza a discutirse la salida electoral.

El Navarrazo

En 1973 (11-3) triunfa en las elecciones presidenciales el FREJULI –Frente Justicialista de Liberación- frente electoral del peronismo. En el programa electoral estaba incluido el Acta de Compromiso Nacional (Pacto Social) entre el gobierno nacional, la CGE-Confederación General Económica y la CGT-Confederación General del Trabajo-, que luego fue promulgado con fuerza de ley por el Congreso Nacional (7-6-73) y en donde se establece un plazo de dos años donde no se producirán aumentos de salarios, ni de precios, en un intento por detener la inflación.

Mientras tanto en Córdoba, la CGT se encontraba unificada en manos de los Legalistas y los Independientes quedando afuera el agrupamiento de los Ortodoxos. Esta CGT se encuentra directamente vinculada y formando parte de la alianza en el gobierno de Córdoba, en las figuras de Obregón Cano, Gobernador y Atilio López vicegobernador (Legalista, dirigente de la UTA-Unión Tranviarios Automotor y Secretario de la CGT antes de asumir el cargo).

En este marco la CGT nacional, inicia la normalización de las regionales de todo el país que incluye la de Córdoba-aunque algunas ya lo estaban- con el propósito de que se encolumnen bajo el programa del peronismo, con la dirección de las “62”. En Córdoba, el Pacto Social creaba contradicciones entre el gobierno de la provincia y el nacional, dado que había sindicatos locales que mantenían una lucha por el aumento de salarios por fuera de lo establecido por la ley.

Estamos analizando este hecho al margen de la disputa política ideológica en el seno del movimiento peronista, que también tuvo su influencia.

El Navarrazo (27-2-1974) aparece como una sedición (11) del jefe de policía Coronel Navarro. Asalta la gobernación y detiene a cerca de sesenta personas entre las que se encontraban las autoridades provinciales y dirigentes sindicales. Policías uniformados y grupos de civiles armados identificados con brazaletes ocupan emisoras de radio y TV, se identifican como Comando 26 de setiembre José I.Rucci, integrado por agrupaciones de sindicatos y, la CGT local declara un paro general.

Más luego, el Parlamento nacional aprueba una medida por iniciativa del Poder Ejecutivo Nacional, de intervención al Ejecutivo de Córdoba.

Este hecho se encuentra en el marco del asesinato a José I. Rucci, Secretario General de la CGT nacional, por lo que, en octubre de 1973, desencadena la resolución del Consejo Superior Justicialista bajo la iniciativa de J.D.Perón, de limpiar al movimiento de infiltrados, extremistas, etc.

Por lo tanto esta es una lucha y un conflicto estrictamente político-ideológico que penetró el sistema institucional.

Paralelamente la fracción “ortodoxa” de los sindicatos cordobeses alineados con la fuerza que destituye al gobierno de Córdoba, lleva a cabo el Congreso Normalizador de la CGT quedando la central obrera de Córdoba en la línea trazada por la CGT nacional.

De la lucha y del contenido de la lucha en manos del proletariado industrial con sus contradicciones en el Cordobazo, al Vivorazo en donde los protagonistas principales son los asalariados del Estado y dos sindicatos de empresa. Es decir de una lucha económica del proletariado industrial contra los empresarios o sea, contra el capital, a una lucha de carácter ideológica al interior del movimiento obrero para llegar al Navarrazo que es una lucha política y en donde están en juego relaciones de poder.

Retomando nuestra pregunta inicial acerca de la unidad política o, qué es lo que le da cohesión al movimiento obrero, podemos decir que la unidad política económica se efectivizó en el Cordobazo, habida cuenta que unificó a la clase obrera en una lucha por la defensa de sus intereses. El término de unidad como clase obrera se lo dio la lucha económica. Cuando interviene en lucha ideológica se fracciona -el Vivorazo- para llegar al Navarrazo donde se fractura el movimiento obrero en una lucha al interior del movimiento político-peronismo- del que forma parte.

Lo que hace observable el Navarrazo es que el gobierno de Obregón Cano y sus aliados de la CGT, no lograron constituir una fuerza social razón por la cual, pudieron ser desalojados sin resistencia. En cambio, la fracción de los ortodoxos defendió a las instituciones estatales como trincheras porque formaban parte de una fuerza social nacional.

Conviene reiterar que en el Cordobazo y el Vivorazo protagonizados por asalariados de la ciudad de Córdoba, hubo lucha de calles, cuya forma deviene de la emergencia de la radicalidad en el proceso de la lucha de clases.

En el Cordobazo, eminentemente protagonizado por el proletariado industrial de grandes fábricas y en particular de la industria automotriz de capitales transnacionales, la organización del proletariado bajo la forma de un paro activo con movilización, fue salir encolumnados desde las fábricas conducidos por delegados que tenían instrucciones secretas respecto a la táctica a emplear. Su organización se asemeja a la de la infantería del ejército y su lucha era contra los dueños del capital.

Elpidio Torres, dirección del SMATA, uno de los dirigentes del Cordobazo, en el año 1970 y dentro de un plan de lucha por más de un mes, ocupa todas las plantas automotrices tomando de rehenes a los directivos e instala tanques de nafta para defenderse de cualquier incursión policial. La huelga es derrotada y Elpidio Torres renuncia a la dirección del SMATA y a la dirección de la CGT de Córdoba. A partir de aquí pierde cohesión la CGT local quedando ésta en manos de “legalistas”, “auténticos” e “Independientes”.

En Marzo de 1971, la CGT organiza un Plan de Lucha al que fueron invitados los sindicatos SITRAC y SITRAM. El Plan de Lucha para el día 12 de marzo, por cuatro horas, incluye la toma de fábricas y toma de establecimientos.

El propósito es conseguir unas paritarias sin tope salarial y fundamentalmente contra el nuevo interventor de la gobernación Dr. Uriburu. Ese día como consecuencia de la represión policial, muere el obrero Cepeda. Esto conduce a un movimiento de protesta que se desenvuelve el día 15, donde los sindicatos SITRAC y SITRAM se desvinculan del Comité de Lucha, que seguía con el paro y la movilización, y deciden hacer un acto con concentración en la Plaza Vélez Sársfield donde recibieron la adhesión del SMATA y de otros gremios los que fueron expulsados por peronistas.

Evidentemente el “Vivorazo” estuvo determinado por una lucha ideológica, la que permitió que no se pueda unificar la lucha desde la clase obrera. Esta es la distancia con el Cordobazo. Sin embargo, paralelamente, y por las condiciones políticas generales, se creó la posibilidad de un ensayo general de barricadas, asaltos y enfrentamientos con la policía, de grupos armados del campo del pueblo.

Es importante prestar atención al Vivorazo para poder entender el Navarrazo ya que en ese hecho, se produce la fractura del movimiento obrero cordobés y la lucha penetra al interior del movimiento. Esta lucha en 1974(Navarrazo) penetra en el sistema institucional.

La particularidad del Navarrazo es que se desenvuelve durante un gobierno electoral parlamentario surgido en las elecciones del 11 de marzo de 1973. Primero el gobierno de Cámpora-Solano Lima y con su renuncia, en setiembre gana las elecciones el General Perón e Isabel Perón. En el medio y como torsión se produce un hecho llamado Ezeiza (Junio de 1973). Durante el gobierno de Perón se intenta institucionalizar las luchas y para este caso en el marco de la CGT y, cohesionar al Movimiento Peronista y su partido.

En este medio se encuentra el desalojo y detención del gobierno de Córdoba y algunos dirigentes sindicales. Además de la iniciativa del Coronel Navarro, se encuentra también la del sector “ortodoxo” o”auténtico” de la CGT en su intento de recuperar esa central. Dentro de este propósito, en relación a lo nacional, se produce este hecho cuyo objetivo es recuperar las instituciones estatales cordobesas para la política del gobierno nacional. No hubo lucha de calles porque no hubo resistencia y la forma que tomó este hecho es el de un golpe de mano, basado en el descabezamiento de cuadros del campo popular, dentro de una estrategia político militar.

Es interesante este método para entender no solo la lucha librada durante este gobierno, sino también la técnica aplicada a partir de aquí por las Fuerzas Armadas 1976-1982 y los gobiernos democráticos a partir de 1983.

Respecto al cambio de frente de sindicatos entre el Cordobazo y el Navarrazo, tomemos por ejemplo, el comportamiento de algunos sindicatos que actuaron en el Cordobazo y en el Vivorazo: UOM, Unión Ferroviaria (Belgrano y Mitre), La Fraternidad (Mitre y Belgrano), Construcción, UPCN, Comercio, Molineros, entre otros. Una parte de estos sindicatos tuvo activa participación en el Cordobazo y otros en el Vivorazo y también en el Navarrazo formando parte de la fuerza navarrista que desalojó al gobierno de Cano-López.

Ahora bien. Siendo que la fuerza desalojada del gobierno en 1974 es producto de las luchas sociales, a partir del Cordobazo, la pregunta sería ¿Qué es lo que sucedió para que sindicatos que en 1969 y en 1971 eran considerados combativos o rojos, en 1974 cambien de frente y apoyen el Navarrazo?

El comportamiento de los dirigentes sindicales peronistas sigue la lógica del doble frente de lucha aplicado a partir de 1955 es decir, luchan contra la fracción de burguesía que se enfrenta al peronismo y al interior del movimiento que le da albergue por constituirse en clase dirigente. Por lo tanto desde esta estrategia proletaria su alineamiento en Córdoba,1974, es congruente ya que lo que pretende es fortalecer el gobierno del General Perón.

Y para finalizar una digresión. Durante el gobierno de la Revolución Argentina (1966-1973) se trazaron dos grandes consignas: “Ni golpe ni elección:Revolución” fundamentalmente de sectores marxistas y la Juventud Peronista contra la Dictadura Militar. Esta última consigna trazó la meta incorporando al peronismo fracciones de pequeña burguesía acomodada, institucionalista, suponiéndose que entrábamos a la democracia sin conflictos sociales y políticos. Una meta también trazada por la fórmula triunfante tanto en las elecciones de marzo como en setiembre de 1973.

Argentina es un país capitalista y el sistema institucional político y de partidos se corresponde con el dominio de la burguesía como clase.

Dejando de lado la paradoja argentina de ese período debemos introducir, desde el punto de vista teórico y metodológico, el problema acerca de los dos caminos de desarrollo capitalista y las dos vías de realización: desde el gobierno o desde las masas.

La explicación del Navarrazo reside, en que el gobierno de Obregón Cano y Atilio López estaba determinado por la presión de la lucha de los asalariados en Córdoba y su disposición a las movilizaciones y el gobierno nacional en institucionalizar las luchas dentro del sistema institucional. Es decir, todos compartían el camino del capitalismo de estado pero había una división acerca de la vía a realizarlo. Desde el Estado o desde las masas. Y resulta ser que el gobierno nacional era la expresión de una fuerza mayoritariamente expresada en las urnas. Por lo tanto podía ser una revolución nacional pero no socialista- salvo como tendencia- la que para ser tal debe modificar todo el sistema institucional político y social. Es decir, otro Estado.

Observando todo este proceso desde la lucha de clase del proletariado, lo que expresó el Cordobazo es que en su movilización los sindicatos fueron desbordados por las masas, es decir, la lucha se descorporativizó –al igual que en Rosario de mayo y Rosario de setiembre-, emergiendo el interés de clase. En este caso, la acción directa estaba en este ámbito de la lucha. En el Vivorazo, hubo acción directa de grupos armados, pero no como desprendimiento de masas como en el Cordobazo y los dos Rosariazos, prima lo ideológico y, en el Navarrazo se realiza lo corporativo mismo. En el Vivorazo se intenta actualizar la antinomia peronismo-antiperonismo que se resuelve en 1974: todos peronistas.

Desde el punto de vista metodológico se deben analizar los hechos concatenados en un período -1969-1971-1974- (Córdoba). Pero ¿qué es lo que tiene el Cordobazo? Hay dos miradas. Una es que sigue la forma histórica en que se organizaron y lucharon los obreros industriales por medio de las huelgas generales nacionales decretadas por la CGT, en 1961 por el conflicto ferroviario y en 1963-1964 la huelga general con movilizaciones y toma masivas de fábricas por el Retorno de Perón a la Argentina.

Si lo vinculamos al proceso insurreccional en la Argentina,-Rosario-Córdoba-Rosario-(Nacional) vemos que la lucha se inicia en Corrientes en 1969, tomando forma de enfrentamiento social el 21 de mayo en Rosario, donde la ocupación del territorio por parte de las masas llevó a la ocupación militar por parte del Segundo Cuerpo de Ejército, y sus 13 bandos militares. En este hecho el protagonismo es de la pequeña burguesía y los obreros. El 29 de mayo, en Córdoba, los protagonistas son el proletariado industrial acompañado por los estudiantes, los que también fueron reprimidos por las Fuerzas Armadas, con la detención de dirigentes sindicales.

El ciclo se cierra en setiembre de 1969 en Rosario con la insurrección proletaria, en la que intervienen todos los obreros y la familia obrera en una lucha de cinco días y en donde las Fuerzas Armadas no pudieron entrar a los barrios para reprimir.

En una declaración de la CGT convocando al paro, esta rompe su alianza con la burguesía industrial y las Fuerzas Armadas y ante este hecho éstas, conceptualizan por primera vez al enemigo: el enemigo subversivo, que es la clase obrera.

El ascenso de masas tiene su punto de partida en los tres combates sociales de 1969, logrando tomar forma de insurrección proletaria. A partir de allí, se desarrolla y profundiza la tendencia de la hegemonía proletaria. Cuando una lucha parte de obreros con sus sindicatos y entra en relación con fuerzas de seguridad toma forma de lucha de masas, habida cuenta que no hay espacio para la represión porque se está librando un combate. Esas masas tienen la capacidad de movilizar a sectores de trabajadores no institucionalizados, estableciendo la unidad de clase. Este proceso lo permite la desinstitucionalización de las masas por medio de la lucha. La contradicción se establece entre masas y lo corporativo, que en este caso no refiere a la presencia de sindicatos que cumplen la función inicial de organizador, sino a la ruptura de la dependencia ideológica con la burguesía es decir, hace a los grados de conciencia de clase adquiridos.

Según como uno se posicione ante los dos procesos de lucha que hemos descripto, será la capacidad que tenga para observar los procesos sociales y sobre todo las contradicciones y podrá percibir la distancia entre ellos. El primero determinado contra política de gobierno y el segundo contra el régimen mismo. Por ello allí surge el enemigo subversivo.

De la descripción y análisis de todos los hechos aquí expuestos se desprende que el ciclo de luchas, Cordobazo-Vivorazo-Navarrazo, ilustra la conformación de una fuerza social en formación, su descomposición y finalmente su derrota. El otro ciclo, Rosariazo-Cordobazo-Rosariazo y que culmina en las jornadas de junio-julio de 1975, muestra la correlación de fuerza de un proceso insurreccional donde la meta es el poder, efectivamente subversivo ya que intenta subvertir el orden establecido.

La tendencia continúa. Ahora bajo la meta de una revolución democrática.

Notas:

(*) CICSO. Centro de Investigaciones en Ciencias Sociales. Argentina 2009. Web / E-mail

(8) El Dr. Camilo Uriburu de origen conservador católico, en 1946 dio su apoyó al gobierno de Perón. El 7 de Marzo de 1971 en ocasión de la Fiesta Nacional del Trigo en la ciudad de Leones, con la presencia del Presidente Levingston y dirigiéndose a él, Uriburu le manifiesta: “…Creo de mi deber salir al paso de la conjura conceptual de la contrarrevolución que procura orquestar la avaricia contenida, la ineficacia desplazada y la bandera roja por medio de un intento fraticida (…) en estas circunstancias, no puedo limitarme a una académica o lírica enunciación de principios o de números; declaro sí que confundida entre la múltiple masa de valores que es Córdoba por definición, se anida una venenosa serpiente cuya cabeza, pido Dios, me depare el honor histórico de cortar de un solo tajo”.

…"La tradición conservadora del nuevo gobernador y hasta su mismo apellido no sonaban bien: un molesto bichito de las sierras era, desde hace cuarenta años, conocido por “uriburu”….El 15 de marzo en las marchas y hacia la concentración en la Plaza Vélez Sársfield consignas contra el gobernador Uriburu se coreaban masivamente. “Ya todos saben que sos un caradura Uriburu hijo de una…”…”La viborita, la viborita, a Uriburu le rompe la colita “ Extractado del libro: Lucha de calles. Lucha de clases. Elementos para su análisis (Córdoba 1971-1969). Beba C.Balvé y otros. Editorial La Rosa Blindada, 1973, Buenos Aires. Reeditado por Razón y Revolución-CICSO, Segunda Edición, Pág.31-50. Buenos Aires 2005.

(9) En mayo de 1969 “Los empleados (públicos, bancarios,judiciales, municipales, comercio,etc.) tuvieron cierto papel, aunque secundario; sólo participaron aquellos que por su cuenta decidieron permanecer en el centro”. En 1971 en cambio…”Los empleados públicos, gremio tradicionalmente inactivo, comienzan a movilizarse en demanda de un aumento de sueldos. Realizan numerosas asambleas, ocupaciones, etc.” Op.cit. Lucha de calles. Lucha de clases.

(10) Los censos nacionales de población en el interregno 1960-1970 muestran una tendencia en la estructura económica en donde comenzaban a pesar más los asalariados de aparatos burocráticos y servicios (comercio, bancos, estado) sobre los industriales. Conviene aclarar que la fuerza política no está dada por el número, sino la función.

(11) Cfr. Crisis institucional, experiencia y conciencia de poder. Notas sobre la crisis de la legalidad burguesa. Beba C.Balvé.En: Estudios Sociales Centroamericanos.mayo-agosto1978. Año VII, Número 20, San José Costa Rica.

Bibliografía completa

Crisis institucional, experiencia y conciencia de poder. Notas sobre la crisis de la legalidad burguesa. Beba C.Balvé. En: Estudios Sociales Centroamericanos. Universidad de Costa Rica, mayo-agosto 1978. AñoVII. Número 20, San José de Costa Rica.

La función de la huelga en el proceso de formación de fuerza social. Beba C.Balvé y equipo. María Rosa Berberián, Claudia Guerrero, Patricia Feliú, Carlos Fernández, Walter Formento, Rubén Garrido, Guillermo Mayer, Héctor Santella. Cuadernos de CICSO. Serie Estudios N°65, Buenos Aires 1990.

Los asalariados. Composición social y orientaciones organizativas (Materiales para su estudio). Beba C.Balvé, Elida Marconi, Enrique Lubliner, Margarita Wit. Cuadernos de CICSO. Serie Estudios N° 25. Buenos Aires 1975.

Los nucleamientos político-ideológicos de la clase obrera. Composición interna y alineamientos sindicales en relación a gobiernos y partidos. Argentina. 1955-1974. Beatriz S.Balvé. Cuadernos de CICSO. Serie Estudios N°51.

Acerca de la distinción entre los movimientos de carácter orgánico y los fenómenos de coyuntura. El movimiento obrero organizado sindicalmente. Argentina 1955-1976. Beatriz S.Balvé, Cuadernos de CICSO, Serie Estudios N° 72, Buenos Aires 1994.

El ´69. Huelga política de masas. Rosariazo-Cordobazo-Rosariazo. Beba C.Balvé y Beatriz S.Balvé. Editorial Contrapunto (1989). Reeditado por Razón y Revolución-CICSO, 2°edición, Buenos Aires 2005.

Lucha de calles.Lucha de clases. Elementos para su análisis (Córdoba 1971-1969) Beba C.Balvé, et/al. Editorial La Rosa Blindada (1973). Reeditado por Razón Revolución-CICSO, 2° edición, Buenos Aires 2005.

Capitalismo de Estado y Socialismo de Estado. Formación ideológica de la clase obrera. Argentina 1930-1955. Beatriz S.Balvé. Cuadernos de CICSO, Serie Estudios N°71,Vol.1, Buenos Aires 1995.

Sindicatos y protesta social en la Argentina. Un estudio de caso. El Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba (1969-1974). Iris Martha Roldán. En: CEDLA. Incidentelle Publicaties N°11, Amsterdam 1978.

V.l.Lenin. La catástrofe que nos amenaza y cómo combatirla; Obras Escogidas, Tomo II, Ediciones en Lenguas Extranjeras, Moscú 1960.

V.I.Lenin. Sobre las huelgas: Obras Completas,Tomo IV, Editorial Cartago, Buenos Aires 1959.

V.I. Lenin. Tomo XXIV, Obras Completas, Editorial Cartago, Buenos Aires 1957

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Juan de Dios Romero.