Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Tweet CLÍO, UN LUGAR PARA LA HISTORIA - ARGENTINA

Junio, mes de victorias y derrotas peronistas

A lo largo de 31 años -de 1943 a 1974- junio ha sido un mes de acontecimientos políticos decisivos en la historia política argentina. En esas tres décadas, se registran las dos primeras asunciones presidenciales de Juan Domingo Perón, además de insurrecciones cívico-militares, huelgas, bombardeos y fusilamientos.
Por Roberto Bardini

Rebanadas de Realidad - Bambú Press, México, 01/06/05.- Junio es un mes de grandes alegrías y enormes tristezas. Se brinda por los logros y también se recuerda con respeto a muchos que murieron por una patria justa, libre y soberana. En esos 30 días se conmemoran los hechos más sangrientos del peronismo, como el bombardeo a la Plaza de Mayo en 1955 y los fusilamientos clandestinos de 1956.

En junio de 1973, Perón retorna definitivamente a su país después de 18 años de exilio. En junio del año siguiente, el tres veces mandatario pronuncia su último discurso desde el histórico balcón de la Casa Rosada.

Leopoldo Marechal, uno de los principales intelectuales peronistas, nace un 11 de junio de 1900. Curiosamente, uno de los más irreductibles opositores al peronismo, Jorge Luis Borges, muere un 13 de junio de 1986 en Ginebra, Suiza.

El 25 de junio los católicos celebran el día de santa Eva monja, nombre que durante el año se conmemora otras cuatro veces. El 11 de febrero y el 30 de agosto se recuerda a Eva mártir. El 6 de septiembre se evoca el martirio de Eva virgen y mártir. El 19 de diciembre festejan su onomástica las mujeres que llevan el nombre de Eva, a quien la Iglesia considera madre de toda la humanidad.

A continuación, un recordatorio de algunas fechas peronistas de junio:

1943

4 de junio: Un alzamiento militar conducido por el Grupo de Oficiales Unidos (GOU), derroca al presidente Ramón Castillo. El general Arturo Rawson aparece como jefe del movimiento -en realidad fue el rostro visible sólo por antigüedad- pero cuando intenta formar un gabinete es destituido. En su reemplazo es elegido el ex ministro de Guerra, Pedro Pablo Ramírez, quien el 24 de febrero de 1944, también debe renunciar. El vicepresidente, general Edelmiro Farrel, se hace cargo de la Presidencia y nombra ministro de Guerra al entonces coronel Juan Domingo Perón. Luego, es designado titular de la secretaría de Trabajo y Previsión, además de director general de Aeronáutica Civil. Dos años después, Perón accede a la vicepresidencia de la república, con retención de sus otras funciones.

1945

16 de junio: Organizaciones empresariales demandan al presidente Farrell que ponga término a la actividad política del coronel Perón.

1946

4 de junio: Perón asume la Presidencia de la Nación. Un mes antes es ascendido a general. En las elecciones de febrero la fórmula Perón-Quijano había alcanzado más del 51 por ciento de los votos, mientras que la Unión Democrática no llegó al 42 por ciento. La importancia de este triunfo es mayor si se toma en cuenta que quienes resultaron vencedores se presentaban por primera vez a una contienda electoral en la que competían con una suma de partidos que tenían una larga trayectoria política.

6 de junio: La cancillería argentina anuncia la reanudación de relaciones con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), interrumpidas en 1917, cuando la Revolución Rusa derrocó al zar Nicolás II. El anuncio oficial se hace en coincidencia con la visita a Buenos Aires de una delegación estadounidense que recorre América Latina solicitando alimentos para calmar el hambre en la Europa de postguerra.

1952

4 de junio: Perón asume por segunda vez la Presidencia de la Nación. Ha ganado las elecciones con el 62 por ciento. Su principal oponente, la Unión Cívica Radical, apenas roza el 32 por ciento. En su campaña, el mandatario había dicho: "Cuando votábamos los hombres, ganábamos. Ahora que votan las mujeres, vamos a robar. ¡Dios me libre cuando voten los pibes!". No se equivocaba: la predicción se cumpliría dos décadas después.

1947

6 de junio: Eva Perón parte rumbo a Europa como embajadora de buena voluntad del pueblo argentino. Visita España, Italia, Portugal, Francia y Suiza. En Ginebra, la comitiva prepara una gira por Gran Bretaña pero Evita, al enterarse que los reyes no estarían para darle la bienvenida, decide no ir.

1954

11 de junio: La tradicional procesión de Corpus Christi -que hasta entonces congregaba a un reducido número de beatos- se transforma en un acto político antiperonista. Cuando la manifestación termina, una bandera del Vaticano flamea en el Congreso mientras una enseña argentina aparece quemada en las escalinatas. Hasta el día de hoy los viejos justicialistas recuerdan esta afrenta al pabellón nacional, mientras los antiperonistas juran que se trató de "una provocación de la policía".

1955

16 de junio: Fracasa una operación de la marina de guerra y "comandos civiles" para copar la Casa Rosada y tomar prisionero a Perón. A mediodía, aviones de la marina bombardean y ametrallan la sede del gobierno y la Plaza de Mayo. Una bomba le pega a un trolebús lleno de pasajeros y mueren todos. Los aviadores subversivos lanzan, en total, nueve toneladas y media de explosivos. Hay 350 muertos y 2 mil heridos. Setenta y nueve personas quedan lisiadas en forma permanente.

1956

9 de junio: Los generales Juan José Valle y Raúl Tanco, junto con el teniente coronel Oscar Lorenzo Cogorno, encabezan una rebelión cívico-militar peronista en Buenos Aires, La Plata y Santa Rosa, capital de La Pampa. Los insurrectos están mal armados y carecen de armas pesadas y vehículos. Sus planes habían sido descubiertos desde semanas antes por el servicio de inteligencia militar. El régimen de la Revolución Libertadora los deja actuar para poder aplicarles una medida "ejemplificadora". El intento es abortado en unas cuantas horas y concluye en un baño de sangre.

10 de junio: A menos de 24 horas del levantamiento peronista y cuando ya no existen focos de resistencia, el gobierno de facto de Aramburu y Rojas lanza el decreto Nº 10.364, que impone la ley marcial. La pena de muerte debía hacerse efectiva a partir de entonces. Sin embargo, se aplica reatroactivamente a quienes se habían sublevado el 9, ya se han rendido y están prisioneros. El artículo 18 de la Constitución vigente hasta ese momento aseguraba: "Queda abolida para siempre la pena de muerte por motivos políticos". No obstante, con una velocidad sorprendente el régimen de la Revolución Libertadora ordena que en menos de 72 horas se efectúen 27 fusilamientos de militares y civiles en seis lugares distintos. Los pelotones de ejecución gastan más cartuchos que los que alcanzaron a disparar los rebeldes condenados.

En un barrio obrero de Boulogne, la policía detiene a 17 hombres reunidos en una casa para escuchar las noticias del levantamiento militar del general Valle en un domicilio. Todos son peronistas. Cinco son liberados pero el jefe de la policía bonaerense, coronel Desiderio Fernández Suárez, ordena verbalmente la ejecución de los 12 restantes. Llevados a un basural de José León Suárez, siete de ellos -algunos gravemente heridos- sobreviven al fusilamiento. En el lugar quedan cinco cadáveres: Mario Brión, Nicolás Carranza, Francisco Garibotti, Carlos Alberto Lizazo y Vicente Rodríguez.

11 de junio: El general Juan José Valle, que se había sublevado contra la dictadura del general Eugenio Aramburu, es fusilado tras en la Penitenciaría Nacional ser entregarse para evitar mas derramamiento de sangre.

1957

9 de junio: Algunos estudiantes, entre los que están Jorge Rulli, Osvaldo Agosto y un solidario grupo trotskista, realizan un acto relámpago en la Facultad de Ciencias Económicas en recuerdo a los militares y civiles peronistas fusilados el año anterior. Los organizadores del homenaje son agredidos por numerosos universitarios que salen de clases. Igual que en años anteriores, la Universidad continúa siendo una de las instituciones más antiperonistas de Argentina.

1958

12 de junio: varios diarios aseguran que en febrero se acordó un pacto secreto entre Juan Perón y el presidente Arturo Frondizi, que le permitió ganar al candidato de la Unión Cívica Radical Intransigente con más de 44 por ciento de los votos. El gobierno lo desmiente. Lo cierto es que en enero el emisario de Frondizi, Rogelio Frigerio, y el delegado de Perón, John W. Cooke, se habían entrevistado en Venezuela. Frondizi se comprometía a restablecer, en los primeros 90 días de su mandato, las conquistas obtenidas por el pueblo en el campo social, económico y político, en particular la normalización de los sindicatos y de la Confederación General del Trabajo (CGT). Además, otorgaría una amnistía general y reconocería al partido peronista.

24 de junio: El presidente Arturo Frondizi entrega los despachos de teniente general y de almirante a Aramburu y Rojas.

1959

22 de junio: Se revela que el pacto Perón-Frondizi incluye, entre otros asuntos, una convención constituyente con convocatoria de elecciones en las que participará el peronismo.

1961

9 de junio: Se crea el Movimiento Nueva Argentina (MNA). La fecha elegida conmemora el levantamiento del general Juan José Valle, cinco años antes. Los fundadores del MNA son siete: Américo Rial, Rodolfo Pfaffendorf, Dardo Cabo, Andrés Castillo, Edmundo Calabró, López Vargas y Antonio Arroyo.

1962

12 de junio: El dirigente textil Andrés Framini, que encabeza al sector más rebelde del peronismo, llama a "la lucha total". Se producen ocupaciones de fábricas y atentados con explosivos. En los primeros meses del año se habían suprimido 250 mil empleos. A principios de mayo la Unión Obrera Metalúrgica denunció 40 mil cesantías.

1964

21 de mayo-24 de junio: Ejecución del Plan de Lucha de la CGT. Se ocupan 11 mil fábricas y, en algunos casos, los huelguistas toman como rehenes a empresarios, ejecutivos o miembros de las juntas directivas.

1966

4 de junio: Devuelven el sable de José de San Martín que integrantes de la Juventud Peronista habían sustraído por segunda vez en agosto de 1965.

28 de junio: Derrocamiento del presidente Arturo Umberto Illia. A las cinco de la mañana, el general Julio Alsogaray, hermano de Álvaro, el economista, entra a la Casa Rosada y le anuncia al mandatario su destitución. "Soy el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y usted un vulgar faccioso que usa sus armas y sus soldados desleales para violar la ley", le dijo Illia. Después de dos horas de discusiones, a las 7.25, tuvo que abandonar la casa de gobierno. Para su desalojo bastó un pelotón de la Guardia de Infantería de la Policía Federal.

1973

20 de junio: retorno definitivo de Perón a Argentina, luego de 18 años de exilio. Lo esperan más de tres millones de personas en Ezeiza para darle la bienvenida. Este día también marca uno de los más violentos enfrentamientos a tiros entre seguidores del líder, en los alrededores del palco preparado para recibirlo. Se habla de 365 heridos y un número no determinado de muertos. En avión que conduce al líder debe aterrizar en la base aérea de Morón. Perón gobernará durante siete meses.

1974

12 de junio: desde el balcón de la Casa Rosada, Perón se dirige última vez al pueblo reunido en la Plaza de Mayo. Finaliza su discurso con las siguientes palabras: "Llevo en mis oídos la más maravillosa música, que para mí es la palabra del pueblo argentino".

22 de junio: mientras guarda cama, se da la noticia de que sufre de "un ligero resfrío". Sigue una semana de incertidumbre en la que la población sospecha que la información sobre su real estado físico no es verdadera.

29 de junio: Perón delega el mando.

A las 14:05 del lunes 1 de julio, la vicepresidenta María Estela Martínez de Perón habla en cadena nacional radio y televisión para anunciar la muerte del estadista de 78 años: "Con gran dolor debo transmitir al pueblo el fallecimiento de un verdadero apóstol de la paz...".

Rodolfo Pandolfi publica en la revista Redacción un artículo titulado "Quiénes van a gobernar ahora", donde indica: "El peronismo irá perdiendo, un poco, su categoría de movimiento, como lo fue perdiendo el radicalismo a la muerte de Hipólito Yrigoyen. Sus diferentes fracciones tienen que buscar la manera de convivir, porque ya no está Perón para que todo confluya en una persona. Y cuando se habla sobre las diferentes fracciones del peronismo, no está en juego solamente la lucha de los ortodoxos con el ala izquierda, sino las querellas de la misma ortodoxia e, inclusive, las meras cuestiones personales".