Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Ashura

Por Isaac Bigio (*)
Información relacionada:
Notas de Isaac Bigio editadas en Rebanadas

Rebanadas de Realidad - Londres, 20/02/05.- Dos mezquitas chiítas en Iraq han sido explotadas por suicidas. Las matanzas se dan cuando los chiítas están por celebrar la Ashura: el martirologio del Imán Hussein. Este no ha sido el dictador depuesto sino el fundador de su secta, quien en el año 680 fue despedazado vivo por parte de los sunnitas.

Los atacantes buscan una guerra civil, que de darse, podría ser peor que la del Líbano. A diferencia de este pequeño país mediterráneo, Iraq tiene mucho petróleo, mucho más población y territorio, y la confrontación no sería entre bandos asentados en dos religiones distintas (mahometanos vs cristianos) sino entre las dos grandes ramas del Islam.

Este escenario es algo que convendría a Bin Laden. Sus huestes, que antes tenían poca influencia en Iraq, ahora se han beneficiado de la caída de Saddam, y su estrategia consiste en unir a los sunnitas del mundo contra Occidente y los 'herejes' chiítas.

(*) Isaac Bigio es un analista internacional formado en la London School of Economics & Political Sciences. En ésta, considerada la principal universidad internacional especializada en ciencias sociales, él ha obtenido grados y postgrados en Historia y Política Económica, y ha enseñando. Su especialidad son países en conflicto y transición entre distintos sistemas sociales. Ha pasado por las aulas del Instituto Europeo, la Escuela de estudios Asiáticos y Orientales, la escuela de Estudios Eslávicos y Europeo Orientales así como en otras dependencias de la Universidad de Londres. Sus artículos han sido publicados en unos 200 medios en 5 continentes. En 1998 obtuvo 2 Premios significativos: el de la Excelencia de Dillons-Waterstone (la mayor librería británica), y el E.H. Carr del Departamento de Política Internacional de la Universidad de Gales, Aberyswyth (el primer departamento de dicha disciplina en el mundo). Rebanadas de Realidad publica a Isaac Bigio, por gentileza del autor.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones