Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Tweet OPINION - REINO UNIDO

¿Nazismo pro-judío?

Por Isaac Bigio (*)

Rebanadas de Realidad - Londres, 25/07/11.- Hasta la matanza noruega del 22 de julio Europa no había visto desde la época los nazis a un rubio germánico disparando indiscriminadamente a más de cien adolescentes y jóvenes indefensos.

Por ello, muchos hablan de que esta matanza fue hecha por el neo-nazismo. No obstante, Breivik, el autor de la masacre, se considera enemigo de Hitler, reivindica a quienes le resistieron en su natal Noruega y ha escrito que los nazis fueron genocidas. Encima él se considera amigo de Israel y condena a los sacerdotes protestantes que apoyan a Palestina.

El ultraderechista Partido Progresista, en cuyas filas se educó durante la mayor parte de su vida política, es tan pro-sionista que pide que la embajada noruega pase de Tel-Aviv a Jerusalén, para indicar apoyar la anexión hebrea de esta ciudad milenaria.

Uno de los movimientos a los cuales Brevik admira es a la Liga de Defensa de Inglaterra, cuya mayor manifestación (a la cual pude observar directamente en Luton) estaba llena de banderas israelíes siendo un rabino californiano quien fuese el orador final llamando a la unión de cristianos y judíos contra el Islam.

En Europa y EEUU vienen surgiendo una nueva extrema derecha unida en torno al odio contra los musulmanes.

Si el partido de Hitler se llamó ‘obrero nacional socialista’ de Alemania e hizo una dictadura uni-partidaria que quiso exterminar a todos los judíos, gays y gitanos, esta nueva ultraderecha no surge como reacción a las revoluciones comunistas, sino después de la descomposición del bloque soviético, no se proclama ni ‘obrera’ ni ‘socialista’, no plantea estatizaciones o el unipartidismo, y se proclama anti-estatista, libertaria, pro-democracia, pro-Israel y a veces hasta pro-gay (el primer gobernante abiertamente homosexual de la historia fue el ultraderechista holandés Pim Fortyn).

El eje de esta nueva ultraderecha es luchar contra la multi-culturalidad que han traído los liberales y las izquierdas para desterrar al Islam.

En los treintas y cuarentas los judíos eran la principal minoría religiosa y étnica de Alemania y de sus vecinos, y Hitler logró asesinar a 6 millones de ellos. Empero, la Europa post-holocausto nazi ya no concentra a la mayoría de los judíos del mundo, sino solo a poco más de un millón de ellos (quienes representan el 0.1% de sus habitantes). En cambio, desde la postguerra han arribado tantos musulmanes a Europa que éstos ya superan los 50 millones y el 7.5% de su población. Los 75 millones de turcos, además, quieren entrar a la Unión Europea.

Para exterminar al que era el principal pueblo semita de su tierra (los judíos) Hitler reclutó al Mufti de Jerusalén y a miles de musulmanes bosnios y albaneses. Hoy la nueva ultraderecha considera que el principal enemigo interno que tienen es la mayor nueva minoría religiosa de Europa, la cual reza en otra lengua semita (el árabe), ante la cual busca utilizar a los judíos y a Israel como su punta de lanza.

La nueva ultraderecha no será nazi pero repite la misma táctica de empujar a semitas contra semitas.

(*) Analista internacional formado en la London School of Economics & Political Sciences. En ésta, considerada la principal universidad internacional especializada en ciencias sociales, él ha obtenido grados y postgrados en Historia y Política Económica, y ha enseñando. Su especialidad son países en conflicto y transición entre distintos sistemas sociales. Ha pasado por las aulas del Instituto Europeo, la Escuela de estudios Asiáticos y Orientales, la escuela de Estudios Eslávicos y Europeo Orientales así como en otras dependencias de la Universidad de Londres. Sus artículos han sido publicados en unos 200 medios en 5 continentes. En 1998 obtuvo 2 Premios significativos: el de la Excelencia de Dillons-Waterstone (la mayor librería británica), y el E.H. Carr del Departamento de Política Internacional de la Universidad de Gales, Aberyswyth (el primer departamento de dicha disciplina en el mundo). Rebanadas edita a Isaac Bigio, por gentileza del autor.