Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Diálogo gobierno-cocaleros: ¿último encuentro antes de la ruptura?
Resumen hemerográfico de 12 periódicos de circulación nacional
Los hechos
Información relacionada:
Guía de artículos sobre coca, drogas, narcotráfico y lavado de dinero
Rebanadas de Realidad - COCAPRESS, Bolivia, No 14, 5/12/02.- Finalmente, el día 2 de diciembre 2002, en el hotel más elegante de Cochabamba. se realizó el quinto encuentro gobierno-cocaleros. Esta reunión debía llevarse a cabo el 29 de noviembre, pero fue postergada a solicitud del Presidente de la República que arguyó "preparativos para viajar a Estados Unidos". (El Deber, 28 de noviembre)

Los cultivadores de coca recibieron esta postergación con desagrado. "Un ampliado ha determinado agotar este espacio hasta que el gobierno definitivamente diga si es posible o no la pausa en la erradicación. De no ser posible significa que es el gobierno quien rompe el diálogo, pese a que nosotros hemos mostrado toda la predisposición y tolerancia del caso", declaró a Opinión Delfín Olivera, dirigente cocalero (Opinión 19 de noviembre) . Evo Morales no participó en esas expresiones de rechazo porque se ausentó a La Habana-Cuba a un encuentro anti-ALCA pero retornará para estar presente el 2 de diciembre.

Por su parte, Gonzalo Sánchez de Lozada partió a su primera visita oficial a Washington. Allí se entrevistó con George Bush. La prensa especuló que el Presidente boliviano solicitaría la flexibilización de las metas de la erradicación de cocales. Al cabo de esa entrevista, Sánchez de Lozada indicó que "nada está definido sobre la pausa en la erradicación de cultivos de coca y que no se comprometió ni en Bolivia ni en Estados Unidos a nada" (Opinión, 19 de noviembre). Pocos días después, el embajador estadounidense interino en Bolivia, Daniel Santos Jr., declaró que "existen varios requisitos y condiciones que el país tiene que cumplir para conquistar el mercado de los Estados Unidos y ello tiene que ver con la eliminación de cultivos de coca" (La Patria, 28 de noviembre)

Estas declaraciones hacían augurar que el encuentro gobierno-cocaleros del 2 de diciembre sería el último antes de la ruptura.

Sin embargo, la prensa creó un clima de optimismo: "Evo Morales se reunirá con Goni, pese a sus bases" (La Razón 29 de noviembre; "Cocaleros aceptan reunirse con Goni" (Opinión 30 de noviembre).

Esos y los publicados un día antes del encuentro, crearon un ambiente distendido en el Hotel Cochabamba. Ambos sectores compitieron en ocurrencias y carcajadas.

Sin embargo, el gobierno contradijo las expectativas que había levantado a través de la prensa y se rehusó a suspender la erradicación. Los cocaleros insistieron en la suspensión inmediata de la erradicación forzosa. La única propuesta nueva del sector fue la de aumentar la superficie que una familia campesina debería poder cultivar libremente. Anteriormente, los cocaleros habían pedido que cada familia pudiera cultivar una hectárea y ahora solicitaron media hectárea. Según la prensa, este endurecimiento de las demandas cocaleras podría reflejar la voluntad de algunos sectores a crear las condiciones para avanzar hacia la ruptura.

Durante las 6 horas de discusión no se llegó a ningún acuerdo. Sin embargo, Sánchez de Lozada no dejó de extender la "zanahoria" de una suspensión de la erradicación forzosa de los cocales. El gobierno propuso todo un largo proceso para llegar a la etapa en que se pueda considerar una pausa en la erradicación.

El gobierno presentó a los productores una propuesta de 10 puntos, Muchos de ellos no hacen más que repetir sus propuestas anteriores:

1. Estudio del mercado de la hoja de coca. Se realizará un estudio del mercado de la hoja de coca destinada a usos legales (acullico, usos tradicionales, medicinales, industriales y exportaciones permitidas).

2.Nuevo Régimen de la Coca Legal. Tomando en cuenta los resultados del estudio del mercado legal de la hoja de coca, se definirá un Nuevo Régimen de la Coca Legal, el cual determinará las áreas, zonas y volúmenes de producción necesaria para el consumo lícito y la exportación legal de la hoja de coca.

3.Pausa y desmilitarización de la erradicación de coca. Como resultado del estudio del mercado legal de la hoja de coca y en función al Nuevo Régimen de la Coca Legal, se definirá la nueva política de erradicación. Entre tanto, el Gobierno no puede actuar al margen de las disposiciones legales en vigencia.

4.Nuevo Desarrollo Alternativo participativo, integral y sostenible. Es preciso iniciar una nueva etapa en el Desarrollo Alternativo en la cual los proyectos tengan carácter participativo, integral y sostenible.

5.Fomento al consumo y exportación de los productos del Nuevo Desarrollo Alternativo. El Gobierno fomentará la adquisición de los bienes agropecuarios producidos por los proyectos del Nuevo Desarrollo Alternativo, para que sean destinados a los programas municipales de desayuno escolar, a la alimentación de centros hospitalarios, albergues, centros asistenciales y penitenciarios, a los refrigerios para la administración pública y a la alimentación de las Fuerzas Armadas y la Policía.

6.Zona Económica Especial. Paralelamente a la implementación del Nuevo Desarrollo Alternativo, es necesario impulsar el desarrollo económico en el Trópico de Cochabamba mediante el mantenimiento y fomento de la inversión privada, para ello el Gobierno dispondrá la creación y delimitación de una Zona Económica Especial ubicada en el Trópico de Cochabamba.

7.Titulación de tierras. El Gobierno implementará un programa de titulación masiva de tierras en el Trópico de Cochabamba con el propósito de consolidar y garantizar el derecho propietario de los productores, darles acceso al crédito y al desarrollo. Para esta tarea el Gobierno ha garantizado el financiamiento y acelerará el cumplimiento de los programas existentes.

8.Servicios básicos del Estado en el Trópico de Cochabamba. Se realizarán acciones de mejoramiento de la infraestructura y de la presentación de servicios en las áreas de salud, educación, vivienda, crédito y otros.

9.Justicia y derechos humanos. Con el propósito de mejorar la administración de justicia, garantizar la seguridad ciudadana y la vigencia plena de los derechos humanos en el trópico de Cochabamba, el Gobierno fortalecerá la oficina de defensa pública instalada en el trópico de cochabambino, con la incorporación de nuevos defensores públicos.

10.Modificación de la Ley 1008. En función a esta Nueva Política de la Coca expresada en los nueve puntos anteriores, el Gobierno propondrá al Congreso la modificación de la Ley 1008.

Una nueva fecha se ha establecido para continuar el diálogo (5 de diciembre). Evo Morales tiene ahora la tarea de consultar a sus bases.

Comentarios

Así, repitiendo sus propuestas, el Gobierno volvió a extender una zanahoria y logró evitar una ruptura intempestiva. Con una situación económica explosiva entre las manos, Sánchez de Lozada debe eludir todo enfrentamiento social. De ahí que el gobierno crea que el tiempo juega a su favor en su tira y afloja con Evo y sus cocaleros. Sin embargo, parece olvidar que un componente importante de la crisis económica del país es, precisamente, la pobreza campesina y ese problema no se resuelve combatiendo con Evo Morales.

Aunque la crisis del país apremia, el gobierno pide a los cocaleros paciencia para hoy y también paciencia para pasado mañana. Es verdad que en el tema coca, el margen de decisión del gobierno tiene límites impuestos por los EEUU. De ahí que el gobierno quizá sólo tenga la postergación y la astucia como recurso. Ambas están muy presentes en las propuestas que presenta ante los cocaleros. Lo novedoso en las propuestas de Sánchez de Lozada es que eluden soluciones para abrir nuevos problemas. Luego de haber sufrido bajo el "Plan Dignidad"de Banzer y Quiroga, los campesinos piensan que ya se ha erradicado suficiente y desearían poder conservar la coca que todavía les queda. Esa es, en última instancia, su estrategia para soportar la crisis. En vez de medir cuánto queda y negociar para estabilizar esa u otra cantidad, el gobierno propone realizar un complicado estudio de mercado que determine cuánta coca se consume legalmente en Bolivia, para luego determinar cuánta coca se puede cultivar y cuánta habría que erradicar. Eso significa pedirles paciencia a los cocaleros. Si aceptan esa propuesta, tendrán que tener nuevamente paciencia para negociar quién realizará el mentado estudio porque ellos no están en condiciones de vigilar ese estudio. Y luego tendrán que esperar que el estudio se realice y negociar sus resultados.

Por supuesto que los sectores de la población que no viven en el Chapare o los Yungas están también muy dispuestos a pedirles paciencia a los campesinos de esas regiones. En Bolivia existe una fatiga ante el horror.

De ahí que un elemento muy importante en la estrategia del gobierno sean los titulares de prensa. Hemos visto cómo la prensa devolvió optimismo al diálogo. Bastó para ello que el Ministro Justiniano dijera que "el gobierno está a punto de oficializar la salida d de los militares de la erradicación forzosa, pero esa decisión será probada por el presidente", respecto a la erradicación dijo "tenemos una ley y la ley se la cumple y si no se la quiere cumplir hay que cambiarla" (La Voz, 20 de noviembre). Ahora bien: Justiniano no participó en la reunión con los cocaleros y no tuvo que respaldar sus declaraciones con hechos. Así, para poner a la opinión pública a su favor, al gobierno le bastó crear una realidad virtual.

Por otra parte, continúa flotando el titular de prensa de que el gobierno encomendaría la erradicación a la policía y retiraría a las FFAA de esa tarea. En el diálogo no se tocó el tema. ¿Será ese el paso atrás que prepara el gobierno, en el caso de que tenga que enfrentar la emergencia de un conflicto? Si tomara ésa medida, no detendría formalmente la erradicación, pero la debilitaría considerablemente.

Otro indicio interesante es que la cobertura en prensa de situaciones atentatorias a los derechos humanos ha sido mínima. Esto, por supuesto, no quiere decir que no estén ocurriendo, simplemente disminuye el argumento de que los cocaleros son víctimas de la violencia estatal.

Todos estos elementos, que un análisis de la prensa permite reconocer, parecen indicar que la opinión pública tendrá en el futuro la tendencia a pensar que los cocaleros presentan demandas excesivas e irracionales y que si ocurriera una ruptura, ésta vendría por iniciativa de ellos. De ahí no hay más que un paso para legitimar la "mano dura".

El juego mediático presiona también a Evo Morales, que ya no es solamente un dirigente cocalero, sino que debe pensar en los ciudadanos de otros sectores que le dieron su voto. Esos otros sectores quizá no verían con agrado que Morales avance hacia el enfrentamiento con el gobierno, sobre todo si las demandas cocaleras aparecen como irracionales. El juicio a Evo Morales ya se está preparando: Varios comentarios de prensa insisten en afirmar que Evo Morales está ante el dilema de dejar de ser un dirigente sindical para convertirse en un "líder nacional".

Este dilema es puesto en evidencia cuando la prensa afirma que algunos sectores cocaleros han manifestado su molestia por la actitud de Evo, al que acusan de manejar un doble discurso declarando a veces la guerra al gobierno y validando otras veces sus propuestas. (Comentario de un reportero de Unitel, Telenoticias edición meridiana)

La prensa dice ahora que el poder de Morales entre los cocaleros está disminuyendo. De las 6 federaciones que lideriza Morales, sólo 5 estarían a favor de continuar el diálogo y seguir los pasos que propone el gobierno para alcanzar la suspensión de la erradicación. (La Razón, 3 de diciembre) ¿Se está construyendo así la imagen de un Evo Morales "razonable y paciente" pero "débil y rebasado por sus bases"?

Ahora bien: es hora de recordar que los verdaderos problemas del gobierno y del país son la ausencia de un desarrollo alternativo eficaz y los atentados a los derechos humanos y civiles que causa la erradicación de la hoja de coca. Sería lamentable que esos problemas sean enfrentados a través de un astuto juego político y mediático que postergue soluciones verdaderas. Esos problemas exigen soluciones reales, a las que se debe llegar a través de un diálogo de buena fe. Los sutiles juegos de poder podrán quizá dejar sin base social a Evo Morales y eventualmente derrotar las esperanzas de los campesinos; pero esos juegos sólo pueden ofrecer respuestas aparentes que crearán frustración y no desactivarán la violencia latente.

Fuentes: Diario, La Razón, La Prensa, El Deber, Opinión, Los Tiempos, La Voz, Gente, La Patria.
Las notas de Cocapress se publican por gentileza del Centro de Documentación e información Bolivia - CEDIB, área Recursos Naturales.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones