Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
COMUNICADO DE LA EMBAJADA DE BOLIVIA EN ARGENTINA / Web

Gobierno insta a obreros aceptar aumento salarial

El vocero presidencial recordó que se crearon bonos como el Juancito Pinto, Juana Azurduy y la Renta Dignidad.

Informaciones relacionadas:

La Paz: Cuatro conflictos sociales en Bolivia
Bolivia: Paro parcial, desorden y 17 detenidos
Bolivia: COB realiza primera huelga nacional en el mandato de Evo Morales
Bolivia: Expropiaciones de Morales no frenan protestas - Por Mabel Azcui

Rebanadas de Realidad - Diario Cambio, La Paz, 07/05/10.- El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Wálter Delgadillo, convocó ayer a los trabajadores del país a diseñar una política económica salarial de forma conjunta con el objetivo de favorecer al sector.

Aseguró que el Gobierno hace todos los esfuerzos para incorporar de una manera más consistente a todos los trabajadores en el diseño y la construcción del futuro del Estado boliviano, marcado por la industrialización de sus recursos naturales.

Las declaraciones surgieron después del rechazo de algunos sectores, como los fabriles, trabajadores de salud y policías al incremento salarial del 5 por ciento dispuesto por el Órgano Ejecutivo en pasados días.

La autoridad recordó que "éste es un gobierno de los trabajadores" porque durante la presente administración los sectores laborales fueron favorecidos con los incrementos más altos de los últimos tiempos.

Insistió en que el Órgano Ejecutivo tiene la intención de profundizar su relación con los trabajadores, no sólo en el tema salarial, sino también en la elaboración de leyes en favor de este sector de la sociedad.

Con referencia a los proyectos como la nueva Ley de Pensiones, el Código Laboral, explicó que las negociaciones entre los delegados de la Central Obrera Boliviana (COB) y el Órgano Ejecutivo están en curso.

El Ministro de Obras Públicas aseguró que el Gobierno está dispuesto a discutir otra serie de reivindicaciones colaterales de quienes están movilizados.

En tanto, el vocero de Gobierno, Iván Canelas, calificó de "injusto" el reclamo de los sectores laborales del país que reclaman un incremento salarial mayor al 5 por ciento a través de medidas de presión.

Explicó que, a diferencia de otras gestiones, en estos últimos cuatro años (2006-2009) el gobierno incrementó los salarios más allá del 40 por ciento, lo que no ocurrió en gestiones pasadas.

Canelas ponderó también las políticas socio-económicas como el pago de los bonos Juana Azurduy, Juancito Pinto y la Renta Dignidad que benefician a mujeres, niños y personas de la tercera edad.

"Esas otras políticas sociales también apoyan a la economía familiar, por eso nos parece injusta la actitud de los dirigentes, no son todos por supuesto, que asumen medidas de presión como si realmente el gobierno nunca los hubiera atendido. Qué trabajador fabril no tiene un hijo que recibe el bono Juancito Pinto, qué trabajador no tiene un papá o un abuelo que recibe Renta Dignidad, qué trabajador no tiene una esposa hijos que reciben el bono Juana Azurduy", insistió la autoridad.

Aclaró que el gobierno no concederá un mayor presupuesto a las universidades del país porque, en muchos casos, ganan más que el Presidente del Estado.

La COB declara paro indefinido desde el lunes 10

El ampliado de emergencia de la Central Obrera Boliviana (COB) declaró ayer un paro general indefinido a partir del 10 de mayo y una marcha que partirá de Caracollo (Oruro) a La Paz en rechazo al incremento salarial del 5 por ciento ordenado por el Órgano Ejecutivo.

Las medidas de presión se tomaron pese a la oposición de algunos sectores, como la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia Bartolina Sisa y otros que exigen que se inicie un diálogo con el gobierno presidido por Evo Morales.

Los fabriles, trabajadores de salud y los profesores fueron los principales sectores que empujaron a la COB a radicalizar las protestas pese a que el Ejecutivo expresó su disposición a dialogar.

La ejecutiva de las 'Bartolinas', Leonida Zurita, anunció que en los próximos días los campesinos convocarán un ampliado de emergencia e instalarán un diálogo con las autoridades gubernamentales.

Mencionó que espera que los dirigentes de la COB asistan al diálogo convocado por el Poder Ejecutivo para encontrar una solución a las demandas planteadas por los diferentes sectores sociales.

En tanto, el dirigente de la CSUTCB Julián Salas adelantó que los agrarios no acatarán ninguna de las disposiciones de la COB porque hay una negativa de acudir al diálogo con las autoridades.

Dijo que en próximos días la organización convocará un ampliado para analizar las medidas de presión de la COB, las que consideró apresuradas porque se desechó un acercamiento con el gobierno.

Varios sectores movilizados

Trabajadores de algunos sectores continúan con sus medidas de presión. Ayer, docentes, administrativos y estudiantes de la Universidad Mayor de San Andrés (UMAS), y los choferes que cubren la ruta La Paz-Alto Beni, protagonizaron marchas que colapsaron el centro de La Paz. Los fabriles amenazan con radicalizar sus protestas.

Los transportistas marcharon por las calles de la ciudad en demanda de que el Gobierno solucione de forma inmediata el conflicto en la población de Caranavi. Los choferes señalan que cada día pierden un promedio de 10 mil dólares.

En tanto, los tres estamentos de la casa de estudios superiores pidieron que el Órgano Ejecutivo respete la autonomía universitaria, otorgue un mayor presupuesto, y rechazaron su inclusión en el Estatuto del funcionario público.

Por su lado, los fabriles masificarán el piquete de huelga de hambre -que lleva 11 días- porque se incorporarán los secretarios ejecutivos de 70 sindicatos afiliados a la Confederación. Sus familiares también se sumarán a la protesta.

El secretario de Conflictos de la Federación de Trabajadores Fabriles de La Paz, Hugo Torres, informó que a la fecha hay 55 obreros que permanecen en huelga de hambre, de los cuales nueve fueron dados de baja en el piquete en la sede de gobierno. Los fabriles de Cochabamba amenazan con bloquear las carreteras.

Las esposas de policías ingresaron al cuarto día de huelga de hambre en rechazo al incremento salarial del tres por ciento dispuesto por el gobierno. Amenazan con radicalizar sus protestas.

En tanto, el Juez Constancio Alcón ordenó la libertad de nueve trabajadores fabriles que fueron detenidos el pasado martes cuando intentaban tomar el Ministerio de Trabajo.

Los obreros deben presentar garantes personales, firmar un libro en la Fiscalía todos los lunes y no pueden participar en manifestaciones.

El presente material se publica en Rebanadas por gentileza de la Embajada de Bolivia en la República Argentina / Web