Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ARGENTINA / Tierra del Fuego estuvo al borde de una crisis energética

Hubo acuerdo y se levantó el paro petrolero

Los trabajadores petroleros cobrarán $ 11.000 en tres o cuatro cuotas durante 2007 y volverán a negociar con las compañías un nuevo acuerdo en marzo de 2008. Así se puso fin al paro por tiempo indeterminado del sector que estaba cobrando dramatismo regional. Durante dos horas, Tierra del Fuego dejó de insuflar gas a los gasoductos San Martín y Ushuaia. La solución llegó cuando la presión en la red troncal había empezado a descender y se esperaba un registro crítico a la medianoche. Hubo preocupación en Chile.

Rebanadas de Realidad - Botella al Mar, Tierra del Fuego, 27/02/07.- Los trabajadores del Sindicato de Trabajadores de Petróleo y Gas Privados y las empresas Total Austral, Roch y Apache Corporation llegaron a un acuerdo este martes que puso fin al paro por tiempo indeterminado que puso a Tierra del Fuego en riesgo de desabastecimiento de los servicios de gas, energía y agua.

La intervención de la secretaria de Trabajo de la Nación, Noemí Rial terminó en un acuerdo de partes en el momento más tenso del conflicto, cuando la presión en los gasoductos San Martín, que abastece al continente, y Ushuaia, que provee de combustible a la las tres ciudades de la isla, había caído de 61 a 58 kilos por centímetro cuadrado en menos de dos horas, cuando el registro crítico es de 40 kilos por centímetro cuadrado.

El acuerdo consiste en que las petroleras pagarán a cada uno de los 550 trabajadores del sector una suma no remunerativa de $ 11.000 en “tres a cuatro cuotas” y volverán a reunirse en marzo de 2008 para negociar un nuevo acuerdo, informó el delegado de personal Luis Rufino.

A raíz del conflicto, Tierra del Fuego estuvo anoche al borde del desabastecimiento y del colapso energético. Ninguna de las tres plantas gasíferas de la isla inyectaron fluido al gasoducto durante un lapso de casi dos horas.

En Tierra del Fuego, la usina de la Cooperativa eléctrica de Río Grande estaba en estado de alerta. El jefe de la usina, Roberto Tomas estaba preparado para una emergencia pero aclaró que “mantener el sistema con gasoil es imposible porque se necesitan 100.000 litros para tres días y eso tiene un costo imposible de absorber”.

El presidente de la Dirección Provincial de Energía, Rubén Lorenzatti había informado la situación al secretario de Energía de la nación, Daniel Cameron y esperaba una señal de la transportadora Camuzzi Gas del Sur para convertir de gas a gasoil la alimentación de los generadores de las usinas.

Sin embargo, la usina de Ushuaia tiene combustible a mano para enfrentar unas 4 horas sin gas y luego debe ordenar una compra extraordinaria de combustible líquido.

Por su parte, autoridades de la empresa canadiense Methanex, que produce metano en las cuatro plantas radicadas en las afueras de Punta Arenas mostraron su “preocupación” ante el posible corte de abastecimiento de la principal materia prima que emplean.

Los trabajadores habían declarado un paro “por tiempo indeterminado” el domingo pasado. La medida sorprendió a la francesa Total Austral con el yacimiento Cañadón Alfa desactivado por tareas de mantenimiento.

Este martes, la presión del gremio forzó la paralización de la planta de Apache y la isla se quedó sin generación de gas. Pero llegó el arreglo cuando la situación empezaba a tornarse crítica.

Gentileza de Silvio Bocchicchio de Botella al Mar / Web
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones