Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OPINIÓN - ARGENTINA

Cuando la imbecilidad es gloria

Por Alberto Buela, Filósofo (mejor arkagueuta) Correo

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 06/05/09.- En estos días un amigo mío, secretario general de un gremio, me acaba de atribuir un artículo que no es de mi autoría, que no escribí, pero que lleva un título excepcional: El acto de la CGT fue impolítco.

Esto me da pie para las siguientes observaciones, no para mal de ninguno sino para bien de todos.

1) Impolítico es todo acto político que logra su efecto contrario. Mi amigo Américo Ricco me decía anoche en la milonga del Saraza Tango Club del bajo Flores: Me hizo acordar al acto de Luder, qué cantidad de gente. Claro está, pero Luder perdió a lo perro, los sociólogos y le echaron la culpa a Herminio Iglesias y a la quema del cajón. Luder perdió porque no había asumido como propio el proyecto de la Artgentina Potencia de Juan Perón.

2) Moyano al realizar un acto masivo solo para chupar las medias de los Kirchner solo logró su desprestigio político personal, pasó del Lula argentino al che pibe de los Krichner y en eso arrastró a la CGT.

3) ¿Cuál es el modelo de los Kirchner? El de la concentración monopólica de los Eltztain, Midlin y Grobocopatel considerados "empresarios bolivarianos". El de la inseguridad social como política de Estado (el crimen no se combate formalmente) para tenernos entretenidos en ello. El de los prostíbulos de Río Gallegos denunciados por el obispo donde la justicia persigue a las víctimas. El de la instigación del juego popular compulsivo con la instalación de casinos y casas de juego por doquier. El de la liquidación de los chacareros o el de la venta popular de cocinas y bicicletas que nadie pudo comprar. El de la resolución de la Corte Suprema contra el modelo sindical peronista. El de los candidatos kirchneristas que vienen del PC como Heller en lugar de auténticos peronistas como Piumato. El de Alperovich que cambió la constitución del Tucumán para que puedan ser elegidos los judíos o los contratos petroleros renovados por veinte años por Das Neves, diez años antes de fenecer. El que fabrica más pobres en nombre de los pobres o el que no prevee el dengue y fumiga con productos vencidos como el kirchnerista Capitanich.

Al pobre Moyano el mundo abogadil que lo rodea, tanto dirigentes sindicales abogados como abogados profesionales, le hizo confundir el mundo simbólico con el mundo real y así habló de la bandera de conveniencia pero las empresas siguen siendo monopólicas, de los convenios colectivos de trabajo, pero que son pactados antes de la deliberación en las mesas de convenio. Le hicieron creer que "que prometer es realizar" que es lo que han venido haciendo los Krichner, mientras que Perón decía "mejor que prometer es realizar".

4) El acto sindical de la CGT fue imponente y nadie lo puede negar, lo que se equivocaron fue en el objeto del acto. Porque la cantidad no puede nunca transformarse en cualidad como sostuviera erróneamente Hegel y así los obreros no pueden transformarse en votantes por un pedido que se haga. Si se ignoran estos principios el resto es al ñudo. Lo más trágico es que esto Kirchner lo sabe y por eso no les hace lugar y nombra luego de semejante acto a Heller del Partido Comunista como primer candidato peronista de la Capital Federal. Dejando a los peronistas postergados.

5) En los gremios como en los gallineros manda uno, el secretario general, y el resto obedece o se va. De modo tal que lo seguro es que la decisión de la CGT en este acto la cumplan los secretarios generales del los sindicatos que concurrieron y los miembros de las respectivas comisiones directivas. El resto es una pura eventualidad. Y Kirchner eso lo sabe.

6) Hace unos días hemos escrito un artículo, como siempre firmado de puño y letra: Aut Perón, aut nihil = O Perón o nada y allí sosteníamos que: Desde la derrota innecesaria con el desmanejo en el enfrentamiento estéril con el campo el kirchnerismo se ha quedado en la práctica sin "oficialistas", no lo son ni algunos de los propios ministros del gabinete nacional, y sus primeras espadas abandonaron el discurso progresista de la transformación social para defender la formalidad democrática y terminar conformándose con ello (ver últimas declaraciones del diputado Kunkel). Ante la falsa disyuntiva "O Krichner o nada; O Kirchner o De Narváez" , la verdadera disyuntiva es entre "Dependencia o Liberación", entre aquellos compañeros deben ser los miembros más genuinos y convencidos, para que sean éstos finalmente los que lleven adelante el ideario peronista aun no realizado. Aquellos candidatos que se puedan llegar a presentar bajo el lema: "O Perón o nada" son los únicos que podrán decir que llegan a las instancias de poder para llevar a cabo la revolución inconclusa, la revolución pendiente que el peronismo le debe aun a Argentina y a América".

7) El peronismo (el PJ) está penetrado hasta el tuétano por la imbecilidad que ha sido transformada en gloria.

Integrante del Centro de Estudios Estratégicos Suramericanos. Federación del papel. Escuela de Gobierno Pcia. de Bs.As.