Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OPINIÓN - BOLIVIA

Bolivia 2010 con el tecnosocialismo productivo

Por Ricardo Ángel (Ran) Cardona / Escritor boliviano

Artículos de Ricardo Ángel (Ran) Cardona editados en Rebanadas:

Artículo relacionado:

Bolivia: Sin tecnosocialismo no hay desarrollo integral en Bolivia - Por Ricardo Angel (Ran) Cardona

Rebanadas de Realidad - La Paz, 29/07/09.- El proceso popular y antiimperialista actual en curso en Bolivia necesita a no dudarlo de un nuevo programa superior que alcance en corto plazo los objetivos de eliminar la miseria y el atraso cultural, elevar la inteligencia y tecnointeligencia de las masas y crear riqueza en abundancia para repartirla equitativamente. Para esto y para adentrarse en la revoluciòn del conocimiento del siglo XXI se necesita del programa tecnosocialista productivo.

En diciembre del 2009 habrà elecciones presidenciales en Bolivia y es muy probable que gane el actual presidente de la república Evo Morales para continuar con el actual programa de gobierno centrado en poner en pràctica la nueva Constituciòn Polìtica del Estado (NCPE), que es progresista, productora, socializante y pacifista.

Sin embargo de los logros actuales el pueblo boliviano necesita de más resultados concretos como la concresión real y completa de la seguridad alimenticia y energética.

Pese a tratarse de un gobierno campesino popular esencialmente (algunos prefieren llamarlo indìgena) no se produce suficientes alimentos como satisfacer a los 10 millones de bolivianos en dógenos y para exportar a los países ALBA (Alternativa Bolivariana de Integración) por ejemplo. O mejor al conjunto total de países UNASUR (Unión de Países de Suramérica) o mejor aún todavía de Latinoamérica toda.

Venezuela Boliviariana importa alimentos de los paìses del MERCOSUR (Integración de Países del Sur como Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay) pero muy poco de Bolivia, cuando es completamente posible satisfacer las necesidades de este paìs hermano en leche, carnes, cereales, quinua y quiwicha andinos, maiz, yuca y soya tropicales, frutas, almendras, habas, cañahua, pescados de rio, y otros alimentos procesados también.

Lo mismo pasa con Cuba - otro país perteneciente a ALBA - que tiene problemas con la producción de alimentos pese a 40 años de planificación y revolución socialista y hasta se permite el lujo de comprar justificada o injustificadamente alimentos de EE.UU. de Norteamérica en lugar de hacerlo de Bolivia, como corresponde a la filosofía de ALBA

El tecnosocialismo no solamente es productivo sino también planificador en base a las potencialidades de cada país. Bolivia debiera darse la meta de producir 10 millones de toneladas de quinua para su venta en Europa, China comunista y Japón, otra cantidad similar de maiz, yuca y soya, tanto para consumo interno como para su industrialización y venta externa. Los ingresos con este plan de exportación pudieran sobrepasar los 20 mil millones de dólares. Cifra muy superior a los hidrocarburos. Y hasta a la misma coca.

Los niños del altiplano no comen soya y tampoco toman leche o carne de soya. Los niños del trópico no comen quinua ni quiwicha o habas pese a su contenido proteínico elevado. El maiz de los valles no lega a todos los rincones del país tampoco. La yuca y maiz se conoce poco en los andes. Las frutas de la amazonía son desconocidas en el Chaco. Y así sucesivamente. El vino tarijeño no se conoce en el resto del país.

Se comprueba de esta manera que el paìs no está todavía completamente integrado desde el punto de vista alimenticio y energético. Y tampoco culturalmente en base a la ciencia, tecnología, investigación, innovación o incubación de nuevas empresas.

No se debe esperar todo de la generación eléctrica en base a hidro- o termoeléctricas a cargo de ENDE (Empresa Nacional de Electricidad) o YPFB (Yacimientos Petrolíferos de Bolivia), sino que los 328 municipios debieran generar su propia energía en base a fuentes renovables como solar, eólica, biomasa, biogas, biocombustibles de origen no alimenticio, geotermal y micro centrales eléctricas como se está haciedo ya mismo en Potosì en el rìo Yura. O como se pretende hacer en la provincia Vaca Diez con la mini central hidroeléctrica en el río Yata o más grande aún en el río Beni con Cachuela Esperanza. Con capacidad de hasta 50 mil KW (50 megavatios MW de potencia)

En Riberalta se quema la cáscara de almendra para generar electricidad porque el diesel es caro y no està integrada esta región amazónica al sistema eléctrico nacional. Pero mucho mejor fuera para todos instalar una planta de LNG (gas natural criogénico) en el Chapare y en lugar de GLP (gas líquido propano-butano) escaso en garrafas proveer a las 112 provincias del país con gas en estado criogénico y cisternas especiales de frío.

Los 328 municipios en este caso debieran instalar paralelamente a los esfuerzos de YPFB plantas de deslicuefacción para expandir nuevamente el gas criógenico en sus municipios a su estado natural y temperatura normal, para posteriormente desde aquí distribuirlo en cañerías a domicilios, transporte, industrias y pequeñas termoeléctricas incluso.

Las 600 mil toneladas de GLP que Brasil se lleva gratis con el gas metano seco exportado, recién será separado en 2011 con la construcción de la planta respectiva de separación y fraccionamiento en Santa Rosa, cuando esta debiera haber sido terminada llave en mano en 2009. Las 700 mil toneldas de GLP en garrafas que actualmente se consume no son suficientes ante el crecimento del mercado interno y la demanda agregada consecuencia de la demanda agregada. Indicador que habla bien del Gobierno popular y sus medidas para aumentar el poder adquisitivo de las masas.

La corrupción ya conocida y ya castigada con la cárcel de Santos Ramirez no sólo ha perjudicado el prestigio del MAS (Movimiento al Socialismo) y del mismo Evo, sino que ha evitado que estas 600 mil toneladas adicionales de GLP y gasolinas naturales con valor de hasta 700 millones de dólares deje de ingresar al tesoro de la nación.

Por eso en alternativa se debe ya mismo instalar plantas criogénicas de gas natural metano en Chapare, Chaco y Chiquitania ya que este existe en abundancia en el país y pudiera ser fácilmente criogenizado. Es una solución tecnointeligente y por tanto tecnosocialista. Es decir algo que falta en el Gobierno popular actual. Este proyecto de inversión y transferencia de tecnología criogénica de varias enmpresas rusas duerme en los escritorios de la burocracia y tecnocracia de YPFB y del Ministerio de Energía e Hidrocarburos.

Respeto al avance de la integración con países ALBA, Bolivia debiera pedir a sus pares, comenzando con Venezuela Bolivariana, la instalación de una planta de refinación del petróleo venezolano en la ciudad de El Alto, tal como ya se hace en Ecuador, Cuba y Brasil.

La finalidad es refinar el petróleo venezolano que de otra manera se vende desde siempre sin valor agregado alguno y convertirlo por esta via en gasolinas, diesel, aceites, grasas y asfalto. O sea que el valor agregado pueda quedar en la región y no en las refinerías de Texas o Lousiana como actualemnte suicede. Este es un déficit de la revolución bolivariana tanto en Bolivia como en Venezuela que se debiera corregir en base al programa del tecnosocialismo planteado

Creemos firmemente que con estas medidas y otras emergentes de la revolución de la inteligencia y del conocimiento que son parte del programa tecnosocislista productivo, Evo Morales pudiera ganar las elecciones en frente amplio y único de izquierda y con la filosofía digna y optimista de todos somos bolivianos progresistas (menos las oligarquias por supuesto) , con porcentajes mayores al 75% de la población boliviana.

De lo contrario la victoria con 51% pudiera ser pírrica, insuficiente para las condiciones actuales de polarización, sin perspectivas programáticas productivas e inestable. La solución programática existe desde el campo tecnosocialista productivo e integrador.