Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OPINIÓN - BOLIVIA

ALBA tiene 60% del PIB brasileño

Por Ricardo Ángel (Ran) Cardona / Escritor boliviano

Artículos de Ricardo Ángel (Ran) Cardona editados en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - La Paz, 17/10/09.- Según últimos informes de la reunión de países ALBA (Alternativa Bolivariana de Integración ) en Cochabamba estos tienen o poseen en conjunto 540.000 millones de dólares de PIB ( Producto Interno Bruro), es decir aproximadamente 60% del Brasil.

Por tanto los países ALBA pueden sentirse orgullosos de ser y constituir la segunda potencia económica más grande de Latinoindoamérica, muy por encima de Argentina, Chile, Perú y Colombia considerados en forma individual.

Los países ALBA al integrarse y realizar nuevas formas de comportamiento y complementación económica seguramente lograrán incrementar este PIB ALBA al doble en el curso de los próximos diez años, con lo que se estaría hablando de tres núcleos económicos dentro de Latinoindoamérica que habrían sobrepasado el billón de dólares en su PIB en el año 2020, a saber: México, Brasil (Mercosur) y ALBA.

Las fortalezas y potencialidades de los países ALBA son inmensas en todo sentido, es decir económicas, sociales, intelectuales, profesionales, técnicas y científicas. Además de contar con un pasado histórico y revolucionario y cultural muy conocido a nivel mundial y considerado con mucha admiración y simpatía.

Las reservas hidrocarburíferas fósiles posiblemente estén en el cuarto lugar mundial.Las reservas de hierro y manganeso representan al menos 10% de las reservas mundiales. Minerales no ferrosos y no metálicos ( incluyendo oro, platino, aluminio, litio, plata, cobre, boro, sal, azufre, fósforo, etc ) estàn muy por encima de sus propias necesidades y pudieran satisfacer sus propias necesidade por al menos dos centurias.

Lo mismo se puede mencionar de los recursos naturales claves para el sostenimiento de la vida con calidad como reservas de agua dulce, biodiversidad, bosques, llanuras de pastoreo y agricultura, etc, en cantidades apreciables y ampliables.

Estos países ALBA ahora en este VII Encuentro de Cochabamba han decidido crear sus propias reglas para el comercio compensado, y de esta manera existe la posibilidad por ejemplo de que Cuba y Venezuela compren a Nicaragua, Bolivia y Ecuador alimentos básicos en grandes cantidades como cereales y carnes a cambio de nuevas tecnologías para incubación de nuevas empresas de base tecnológica en alimentos, farmacia, medicamentos, salud pública, energías renovables e infraestructura.

Nadie pudiera desmerecer el hecho de que Cuba tiene toda la capacidad para elevar el nivel de salud pública y nutrición de las masas de los países ALBA, tanto con medidas de prevención como con medicamentos de nueva generación creados en la Isla.

De Venezuela Bolivariana, Ecuador y Bolivia se espera su aporte para consolidar el Banco ALBA (complementario al Banco Sur ya creado por los países UNASUR) con un capital inicial de al menos tres mil millones de dólares, destinado a financiar a PYMES y obras sociales con perspectiva económica sostenible. En este sentido se menciona que solamente en Bolivia existen casi un millón de micro y pequeñas empresas individuales y familiares que están esperando créditos, asistencia técnica, mercados y capacitación.

Se pueden inscribir los logros del ALBA dentro de la filosofía TCP ( Tratado de Comercio de los Pueblos ), con el que los cubanos y países caribeños del ALBA ( Antigua y Barbuda, San Vicente y Granadinas ) podrán consumir los cereales andinos y soya ( soja ) boliviana, por ejemplo O los nicas podrán implementar un megaproyecto alimentario con agua de sus lagos gigantescos de hasta 3 millones de toneladas de alimentos por año con apoyo crediticio del Banco ALBA.

El petróleo venezolano puede y debe ser refinado y tratado en petroquímicas de los países ALBA que debieran instalar las respectivas refinerías antes de exportar petróleo al mundo en forma directa sin valor agregado. Lo dijo Evo Morales en la VII Cumbnre ALBA que el valor agregado puede alcanzar hasta 43 veces más del valor unitario.

O sea que si Venezuela Bolivarina indusrializara verdadera y totalmente sus hidrocarburos antes de ser exportados sin valor agregado alguno, se pudiera tener ingresos en PDVSA multiplicados por 43 veces, según lo manifestado por los técnicos venezolanos.

Este es un desafío para los países ALBA con reservas hidrocarburíferas en abundancia y concretamente para Venezuela, Bolivia y Ecuador. De hecho ya PDVSA instala actualmente una refinería de petróleo en Ecuador y deberá continuar con otra en la ciudad de El Alto en Bolivia. Y otras refinerías a construirse en Nicaragua, Cuba y Honduras ( esto será realidad cuando regrese Manuel Zelaya al poder, o sea pronto ) y también en los países ALBA caribeños, muy cercanos a la costa venezolana.

Los desafíos en siderurgia y producción de aceros son muy grandes. Entre Venezuela y Bolivia se pudiera producir al menos 50 millones de toneladas de aceros de diversas cualidades en pocos años. Las ciudades del acero de Guayana y Mutún ( esta en Bolivia y en cosnstrucción actualmente ) están llamadas a ser líderes en su rubro y las más grandes ciudades del acero y fabricación de maquinarias en Suramérica, por las reservas casi ilimitadas para este fin y los mercados abiertos en Asia y Africa.

Las relaciones de los países ALBA con China, Rusia, India, Suráfrica, Árabes y en general con los continentes de Asia y Africa son inmenos para abrir y ampliar mercados de ida y venida. Con compensación mediante la filosofía denominada SUCRE Y esto ya está siendo considerado en forma particular por el sistema ALBA.

Bolivia es el único país ALBA que no tiene acceso directo a los oceanos, pero en forma indirecta está presente en ambos océanos Atlántico y Pacífico mediante sus ríos platendes, amazónicos y la zona boliviana Boliviamar cerca de Ilo en Perú. Nada podrá impedir pues que las exportaciones bolivianas lleguen baratas, confiables y seguras a los otrsos países ALBA y que Bolivia reciba también manufacturas y empresas de base tecnológica de sus socios.

Esperamos en consecuencia que esta nueva forma de integración de países con espíritu amplio y filosofía bolivariana , es decir de corte pacifista y de unidad, se amplíe constante y planificadamente a otros países de la región y de África y Asia. Y que se convierta en un ejemplo sano y valedero para consolidar la integración UNASUR en Suramérica y también poco a poco y en forma planificada de todo el llamado Tercer Mundo.