Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Reconstituyendo el tejido político
Prótesis de siliconas para viejas ideas
Por Luis M. Casado Ledo

El Semanario de Lomas, Nº 168, 30/11/02.- Es cierto que podrían existir los elefantes verdes con rayitas rosas; no menos verdadero que el miedo de estos grandilocuentes paquidermos ante la presencia diminuta de un ratón. Cosas de la naturaleza y de la lógica que en definitiva nos publican la realidad tras un vidrio esmerilado.

Flores robadas en los jardines de Lomas

El sábado 17 un grupo de mal actuantes, mediante una grácil artimaña entraron en la municipalidad de Lomas de Zamora en horas de la madrugada y robaron, en un primer momento, 95 mil pesos y documentación que las autoridades comunales debían presentar al Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires, según la primigenia versión del presidente del Concejo Deliberante, Jorge Ferreyra. También se habló, por única vez, de un presunto entregador.

Transcurridas las horas, abandonando su bajo perfil, el intendente Héctor Mensi aseguró que no faltaba la documentación aludida, aunque si dinerillos, sin precisar el monto.

Posteriormente el comisario Aguilar afirmó a los escuchas de FM Voces que los pesos sustraído por los manilargos, cinco masculinos, conformarían una cifra depreciada con relación a la anunciada.

Acontecidos unos días, los 95 mil pesos comenzaron a tener una apariencia de 380 mil y la duda se inclina sobre si se robaron, o no, la documentación sobre las magras finanzas lomenses, aniquilando de un plumazo al apotegma según el cual "la única verdad es la realidad".

Y si bien es verdad que podrían existir los elefantes verdes con rayitas rosas, no hay testigos aún de su voluminosa existencia; sin embargo podemos anticipar desde esta columna que en Lomas pronto veremos a uno corriendo por la calle principal y le preguntaremos: ¿Es usted un elefante? Y con rostro, orejas y trompa de elefante nos responderá: "No, no soy un elefante: ¡Guau!... ¡guau!".

El pájaro canta hasta morir

Cuando todo hacía suponer que la sangre llegaría a las pujantes napas freáticas, la sinceridad agotó en un final feliz el cuasi mayor escándalo ocurrido en nuestras comarcas, luego de la popularmente conocida "megacausa". Todo se originó cuando Jorge Castillo, titular del Paseo de Compras Punta Mogote, afirmó que el concejal Alberto Kahale le solicitó "una atención de 200 mil pesos", haciendo que el edil, ágil de reflejos, anunciara que su contestación sería a través de la Justicia.

Pero como en las novelas venezolanas, pulidas las diferencias, quienes esperaban ver cuerpos destrozados diseminados en la rúa deberán orientar su morbo para otro lado, o bien, esperar. Por el momento, se sancionaría una ordenanza para darle un marco legal -que se estudiaba desde hace más de diez meses- a las ferias internadas y los paseos de compra, lo cual añadiría luces al taciturno panorama político-fiscal.

Lo que el viento se llevará

Los grandes medios se hicieron eco del último gran descubrimiento argentino: en la provincia de Tucumán se detectó que hay pobres, indigentes y desnutridos, pronto descubrirán que también hay tucumanos.

Para conocerlos de cerca y desarrollar el "Operativo Rescate", Hilda "Chiche" Duhalde se trasladó al jardín de la república para buscarlos puerta por puerta y se afincó en la casa del recientemente afiliado peronista José Alperovich, quien se encuentra distanciado del gobernador Julio Miranda.

Actualmente el senador manifiesta dos preocupaciones: su carrera para transformarse en el primer mandatario tucumano y la precaria subsistencia de los desnutridos que él mismo ayudó a extraerles nutrientes durante su desempeño como ministro de Economía en la gestión Miranda.

Según el diario provincial La Gaceta: "El senador parece que aprendió algunas habilidades del gobernador, porque está pegado al poder nacional, pero las huestes que lo secundan en la provincia aparecen embanderadas con el menemismo". Alperovich es unidad, aseguran que será su lema de campaña.

Pelando la banana

En el tablado internacional, además de los preparativos para la guerra por el petróleo, la noticia desfiló por el triunfo en las presidenciales, en la segunda vuelta, del ex coronel Lucio Gutiérrez, quien se convirtió en el próximo presidente de Ecuador.

Gutiérrez, que lideró en enero de 2000 el derrocamiento del presidente Jamil Mahuad, derrotó el último domingo a Álvaro Noboa, el hombre más rico de Ecuador, empresario del banano, a quien no les fueron suficientes para el éxito ni sus dólares, ni sus buenas relaciones con Estados Unidos, ni su pertenencia al establishment autóctono.

Lucio Gutiérrez se suma de esta forma a lo que pareciera ser una nueva corriente del pensamiento que comenzó en la Venezuela de Chávez, siguió en el Brasil de Lula, en la Bolivia de Evo Morales y está prometiendo convertirse en una dona con crema pastelera en la oreja del petroadicto, Geroge W. Bush; quien ve con mucha preocupación la reticencia de Gutiérrez a que Ecuador ingrese al ALCA, como al mismísimo Plan Colombia, todo, mientras su delfín Álvaro Noboa, quedó contando dólares y pelando, sólo, la banana de la derrota.

Gentileza de El Semanario de Lomas
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones