Cuentos infantiles para recortar, pegar y pintar

Del 5 x 1 a la 4 x 4, o el mito del eterno retorno

Por Luis M. Casado Ledo

Ir a Sección Lomas de Zamora

El Semanario de Lomas, Nº 165, 12/10/02.- Con el librito "Los Usurpadores del Poder" me fui a tomar un cafecito a El Infinito, bar donde me esperaba la mesa de siempre con su pata eternamente chueca. Con satisfacción observé que los parroquianos empuñaban El Semanario de Lomas y el dueño de la pocilga se negaba a bajar el volumen de la radio: "Cuando el viejo Dómine conferencia, ni para servir moscato me molesten", mascullaba con el pucho apagado en la boca y enredando sus manos en el delantal que una vez fue blanco. "Va a pasar un tanguito... escuchen, escuchen...", la entrada de un reconocido topo me llamó la atención.

Puse mi mejor cara de ciudadano y me sumergí en el libro. "... para aclarar aún más este punto de las pérdidas de los valores nacionales, recurramos al libro 'Nacionalismo y Liberación' de Juan José Hernández Arregui, en donde se pregunta: '¿qué es, pues, un escritor nacional?' y a modo de ejemplificar sus argumentos anota: 'Un escritor nacional tipo es Raúl Scalabrini Ortiz. Un escritor colonial -más perfecto que una esfera musical en la mente de Pitágoras- es Jorge Luis Borges. De un Pitágoras que nunca existió. Y en esto se parece a Borges' y así...", la discusión sobre si silenciaban al viejo Dómine, o no, me apartó de las páginas y decidí dejar para otro momento el siguiente capítulo "Concejalocracia, un intento de gobernabilidad".

Atravesé el tablero de ajedrez de baldosas gastadas y fui a conseguir unos kilitos de información, ya que es de eso y del aire viven los juglares.

"La vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser"

A pesar que la guerra mundial se juega en pequeñas guerritas locales, ocultando a los muertos bajo las alfombras de la diplomacia internacional y que los cosméticos aumentaron en demasía, en la Argentina, un país "condenado al éxito", queda lugar para la jarana y las conmemoraciones. Las figuras de Perón y del Che fueron higiénicamente recordadas: si tenían buenas relaciones con sus respectivas madres, o no; si sufrían de acné juvenil, o no; o si, distanciándose de sus destinos de efigies, tuvieron la petulancia de tirar penales con tachos de basura a altas horas de la noche.

Los unos y los otros, desde sus trincheras posmodernas, no ahorraron en despliegues cinematográficos y ostentaron sus mejores frases, lágrimas y sonrisas. En uno de los actos un Fulano finalizó su arenga, sin suerte de calendario, enfatizando: "El año 2000 nos encontrará unidos o dominados", las sonrisas en el auditorio dieron a entender que hasta el próximo ciclo no se hablaría más de eso, que "liberación o dependencia", que "justicia social", que "hasta la victoria siempre", etcétera, etcétera retornarían a las vitrinas de los museos particulares de todos aquellos que fueron, dejaron de ser y hoy sin ser, se empeñan en hacernos creer que siguen siendo.

Las aventuras de Scooby Doo

Para gracia o desgracia, Gardel murió, el Titanic se hundió y el nonato Fondo Fiduciario (FF) se encuentra a la espera que un Dr. Frankenstein, en una noche de tormentas eléctricas le insufle un hálito de vida. Si así sucede, ¿terminará como en la novela, donde el milagro se produce, el monstruo adquiere vida pero finalmente él mata a su creador y los aldeanos al monstruo?

Funcionarios y clase diligente en general le estaban tejiendo escarpines, batitas y acumulaban grande cantidades de pañales descartables. Sin embargo cuando llegó la hora, cuando la dilatación y las contracciones eran las ideales, al mejor estilo de Reutemann desilusionó a los padres, tíos, hermanos y primos.

Uno de los familiares del nonato FF, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Lomas de Zamora, desgarrado por la noticia llamó a conspirar contra la tranquilidad del vecino-compañero-presidente Eduardo Duhalde. Luego de un intento fallido, arrió a sus huestes hasta el domicilio del primer mandatario, donde no pudieron llegar debido a un combo de seguridad, defensa e inteligencia que no los dejó aproximarse. A unos 30 metros del objetivo, los reclamantes entonaron cánticos guerreros durante unos 15 minutos hasta que uno de los secretarios presidenciales salió a recibir el petitorio elaborado por el STMLZ. Paso seguido, metieron bombo en bolsa y "en su medida y armoniosamente" le devolvieron a la zona la tranquilidad cotidiana: los pobres continuaron siendo pobres y sus dirigentes, luego de mostrar sus oxidadas armas, escudriñaban futuras negociaciones.

Artes marciales: bifes y rotura de bloques

Luego de tantas desilusiones, lluvias y pronósticos de empeoramiento de las condiciones climáticas, los concejales lomenses experimentaron en carne propia el cambio que introdujo George W. Bush a la estrategia de seguridad de EE.UU., la cual pasó de la disuasión a los ataques preventivos. Así fue como haciendo gala a su destreza en el arte oriental No-me Kedo, la concejal Graciela Alvariza azotó a la francesa, ida y vuelta, los cachetes del también concejal, también peronista, Luis Schuster, quien al igual que el agente 007, sobrepasó la golpiza con una sola preocupación: que sus rubios cabellos no fueran despeinados.

La gesta se habría originado cuando Alvariza lo trató de sofista a Schuster, quien sin pelos en la legua, ni miramientos le habría alegado que ella, ella era una ecléctica, palabras más, palabras menos. Y si bien hasta el momento no podemos confirmar este diálogo, sí es seguro que en el terreno albarizo del establishment lugareño, la concejal será condenada al destierro del bloque del PJ. ¿Será suficiente el destierro para que Alvariza, al igual que Empédocles, se arroje a las fauces del Etna? ¿O simplemente se trató de la corporización, una vez más, del mito del eterno retorno?

Gentileza de El Semanario de Lomas
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones