Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
HISTORIAS DEL CAPITALISMO REAL - COSTA RICA

Fue detenido un dirigente sindical de la construcción por su calidad de migrante

Por Luis M. Casado Ledo

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 09/05/08.- Esta semana la Confederación Sindical Internacional (CSI) y la Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera (ICM) se hicieron eco de la detención de Rónald Fuentes, oriundo de Nicaragua, detenido por las autoridades de la Dirección Nacional de Migraciones y Extranjería de Costa Rica, al presentarse pasa saber sobre el fallo de su solicitud de cédula de residencia, trámite iniciado tres años atrás.

La detención se produjo el 30 de abril y Fuentes, quien según las organizaciones internacionales "…siempre tuvo una buena conducta y demostró dedicación al trabajo y a su familia", fue recluído en la cárcel de migrantes en Hatillo de San José, Costa Rica, cuyas instalaciones poseen altos índices de insalubridad y condiciones inhumanas para los detenidos.

Oportunamente se recordó que en marzo de 2007, se firmó un acuerdo para establecer un Centro Sindical de Atención a los Migrantes (CSM) entre CTRN Costa Rica y CST Nicaragua a fin de organizar a los trabajadores migrantes. El CSM ha tenido varios contactos con las autoridades de Costa Rica desde su creación y con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Por su parte, en una carta a las autoridades de Costa Rica, la CSI, se sumó a la demanda del Centro Sindical de Migrantes, de la Confederación de Trabajadores Rerum Novarum, CTRN, de Costa Rica y de la Central Sandinista de Trabajadores de Nicaragua (CST), para instar al Presidente Oscar Arias que haga lo necesario a fin de lograr la libertad inmediata de Rónald.

Trabajador de la construcción y buen ser humano, sin embargo cuenta con un antecedente que poco lo favorece y es la causal de su situación actual: Fuentes es un destacado organizador de los trabajadores/as migrantes dentro del sindicato de la construcción, lo cual incide notablemente en su encarcelamiento.

Al respecto, Guy Ryder, Secretario General de la CSI afirmó que "es necesario respetar el derecho de los trabajadores migrantes de formar un sindicato o de afiliarse al sindicato que elijan, como así también el derecho de llevar a cabo negociaciones colectivas", argumentos no compartidos por las autoridades costarricenses y el caso Fuentes, es un ejemplo de ello.

Publicado en la revista Nueva Epoca