Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
HISTORIAS DEL CAPITALISMO REAL - ARGENTINA

Conflicto en el sector neumático

Por Luis M. Casado Ledo

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 01/08/08.- Con el dictado de la conciliación obligatoria por parte el Ministerio de Trabajo en la tarde del miércoles 30 julio, comenzó una nueva etapa para los trabajadores del sector neumático que desde el mes de abril reclaman mejoras salariales.

Efectivamente, en abril comenzaron las negociaciones con las empresas Fate, Pirelli y Firestone-Bridgestone, cuyas instalaciones se encuentran ubicadas en la provincia de Buenos Aires, en las cuales los trabajadores demandaban un incremento salarial del 35 por ciento. Por su parte, los directivos de las tres empresas hicieron contrapropuestas muy por debajo de ese porcentaje.

Estancadas las negociaciones, el jueves 24 de julio se da comienzo a un paro de 48 horas en Fate, Pirelli y Firestone-Bridgestone en el que se registra un alto acatamiento y en donde no se registraron desordenes. Sin embargo, en la noche del viernes fuentes sindicales informaron que "las empresas implementaron una serie de provocaciones que incluyeron la prohibición del ingreso de los delegados a la planta y el armado de un dispositivo policial con cientos de efectivos en las entradas".

El paro de 48 horas que estaba llegando a su culminación se transformó en total y por tiempo indeterminado en las tres fábricas cuando se verificó el despido de 150 trabajadores. A partir de ese momento, al reclamo de un aumento del 35 por ciento se sumó el de la "reincorporación de todos los trabajadores injustamente despedidos por realizar un reclamo salarial", destacaba un comunicado de los trabajadores donde además explicaban que "Este es un sector en que el costo laboral salarial incide del 4 al 6 por ciento, con lo cual dar un aumento salarial del orden 35% no afectaría el precio final de la producción, ni debería verse reflejado en los consumidores".

El día lunes 28 se realizaron manifestaciones de protesta en las zonas donde se afincan los complejos industriales y el miércoles 30 los trabajadores de las tres empresas convergieron en una multitudinaria concentración frente al Ministerio de Trabajo para reclamar por la reincorporación de los trabajadores despedidos.

En horas de la tarde de ese mismo día, tras intensas negociaciones, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria por diez días, por lo cual las empresas deben reincorporar a los trabajadores despedidos de Pirelli, Fate y Firestone-Bridgestone.

Dejados sin efecto los despidos queda aún por resolver el origen central del conflicto: el incremento del 35 por ciento exigido por los trabajadores y denegado por las empresas. Para ello, deberán transcurrir 10 días más, como lo establece la resolución ministerial, de un problema que no logra destrabarse desde hace cinco meses. Todo un desafío, ahora, para las tres partes.

Publicado en la revista Nueva Epoca