Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
HISTORIAS DEL CAPITALISMO REAL - DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Una jornada con las novedades de siempre

Por Luis M. Casado Ledo

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 09/03/07.- Ayer fue 8 de marzo y más allá de los actos de "festejo" o "conmemoración" realizados en la fecha establecida por Naciones Unidas, en 1975, como el Día Internacional de la Mujer, la jornada sirvió para reactualizar un magro panorama que se repite desde 1908, cuando 129 obreras perdieron la vida durante un incendio provocado en la fábrica en que trabajaban y mientras realizaban medidas de fuerza en pro de conquistas sociales.

Según un balance realizado por al Organización Internacional del Trabajo (OIT), el número de mujeres en el mundo que tienen un empleo nunca fue tan elevado, pero la mayoría de ellas desempeñan trabajos poco remunerados y ganan menos que los hombres que hacen el mismo trabajo.

Las mujeres siguen sufriendo perjuicios en materia laboral, salarial, de estatuto y de seguridad respecto a los hombres y, aunque se observa una reducción esta se presenta de "manera muy lenta".

En 2006 aproximadamente mil 200 millones de mujeres trabajaban o buscaban empleo, lo cual representa 100 millones más que en 1996. Pero incluso las mujeres que tienen empleos con un alto salario ganan en promedio 12 por ciento menos que los varones en el mismo puesto o similar.

En el orden mundial, las mujeres trabajan sobre todo en el sector servicios, mientras que los hombres continúan ocupando la mayoría de puestos en los sectores financieros e inmobiliarios. Además, el número de mujeres con empleos de baja remuneración sigue siendo muy elevado y desempeñan sus tareas, principalmente, en cinco sectores: trabajo social, ventas, hostelería, limpieza y secretariado.

Expectativa no cumplida

En el informa aludido se observa que no se ha cumplido la suposición según la cual el proceso de desarrollo socioeconómico permitiría un mayor acceso de las mujeres al sector moderno, con trabajo asalariado, permanente y a tiempo completo.

Juan Sovamavía, Director General de la OIT, reiteró en la jornada de ayer que los efectos de la globalización y las altas tasas de crecimiento económico internacional de los últimos años no se han reflejado en el empleo y en la situación de los trabajadores y trabajadoras. Y seguidamente subrayó que aún hay demasiadas mujeres atrapadas en trabajos mal retribuidos, con frecuencia en la economía informal, sin amparo legal suficiente, con poca o ninguna protección social y con un alto grado de inseguridad.

Los guarismos que brinda el estudio también debería encender las alarmas: demuestran que la participación femenina en el empleo total se ha mantenido casi sin alteraciones. En 2006 llegó a 40 por ciento, comparado con 39,7 por ciento una década atrás. A su vez, la tasa de desempleo de las mujeres asciende a 6,6 por ciento de la activas, superior a la de los hombres, que llega a 6,1 por ciento.

La mujer en la política

También en el día de ayer la Unión Interparlamentaria, organismo creado en 1889 y que reúne a representantes de los parlamentos del mundo, explicó que en ese orden las legisladoras ocupan el 16,9 por ciento de los escaños en 188 países.

Ruanda sigue ocupando el primer lugar con 48,8 por ciento de mujeres en la cámara baja. Pero sólo otros tres países lograron batir la marca del 30 por ciento: Suecia, con 47,3 por ciento, Costa Rica, 38,6, y Holanda, 36,7.

La vicesecretaria general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la tanzana Asha-Rose Migiro también reconoció esa desalentadora tendencia en la 51 sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, que comenzó el lunes y concluirá en el día hoy.

"Gracias a la Convención sobre Eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres y a la Plataforma de Acción de Beijing, tenemos una clara hoja de ruta para todos los actores, gobiernos, sociedad civil y la familias de la ONU para terminar con la discriminación de mujeres y niñas y para acelerar el progreso hacia la equidad de género", destacó Migiro, sin embargo, la Unión Interparlamentaria indicó que al ritmo actual de la integración de las mujeres a los parlamentos, para alcanzar una cierta equidad habría que esperar 70 años. Un plazo que la mujer y especialmente la mujer trabajadora no puede esperar.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones