Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
HISTORIAS DEL CAPITALISMO REAL - PERÚ

Finalizó la huelga de los metalúrgicos de la Doe Run

Por Luis M. Casado Ledo

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 06/04/07.- En el día de ayer finalizó la huelga en la minera estadounidense Doe Run, que opera la fundición La Oroya, a unos 174 kilómetros al este de Lima, luego que los trabajadores decidieron levantar la huelga que mantenían desde el lunes 2, tras llegar a un acuerdo económico con la firma.

La huelga se había decidido en una asamblea realizada el 20 de marzo, en la que participaron los cuatro sindicatos vinculados al Complejo Metalúrgico de La Oroya, administrado por al transnacional Doe Run, que opera en suelo peruano desde 1997.

En esa oportunidad los trabajadores habían explicado que la medida era adoptada debido a la entrega cada vez más reducida de las utilidades, sin una explicación consistente por parte de su empleadora. Además los gremios exigían la entrega de la documentación económica financiera y contable no auditada correspondientes al ejercicio 2006 y se demandaba el pago de utilidades a los trabajadores de las contratas y services, su incorporación a planilla y la reposición de los despedidos.

En declaraciones a la prensa local, Víctor Andrés Belaunde, Secretario General del sindicato de los trabajadores metalúrgicos de la Doe Run explicó que se llegó a un acuerdo porque la empresa accedió a otorgarles a los trabajadores, obreros y empleados estables de la firma una "bonificación al esfuerzo desempeñado en el 2006" de alrededor de 2.000 soles (unos 628,5 dólares).

Belaunde mencionó que además del acuerdo económico con sus trabajadores, la firma "realizará su mejor esfuerzo" para que las empresas de intermediación laboral también otorguen bonificaciones a sus empleados.

Doe Run produjo el año pasado 120.000 toneladas de plomo, 41.000 toneladas de zinc, y 59.000 toneladas de cobre refinado. Según datos propios de la firma, produjo además 1.100 toneladas de plata y 2.300 kilos de oro.

Problemas ambientales

La compañía adquirió en 1997 el complejo metalúrgico de La Oroya de manos de la estatal Centromín y afrontó reclamos por un plan ambiental pendiente de ejecución por varios años. En aquella oportunidad, la mayoría de los trabajadores de Doe Run en Perú defendió a la firma ante peticiones de cierre del complejo metalúrgico por un tema ambiental, ya que es su principal fuente de trabajo.

Según estudios del Ministerio de Salud de Perú, publicados el año pasado, un 99,9 por ciento de los niños menores de seis años de La Oroya tiene altos niveles de plomo en la sangre, lo que puede causar enfermedades como cáncer o parálisis.

Sin embargo, el gobierno prorrogó en mayo del año pasado hasta el 2009 el cumplimiento del programa en el pueblo de La Oroya, considerado el más contaminado por la minería en Perú.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones