Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
HISTORIAS DEL CAPITALISMO REAL - HONDURAS

Por formar un sindicato, despiden a trabajadores maquileros

Por Luis M. Casado Ledo

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 14/09/07.- Durante el mes de junio, trabajadores de ALCOA Fujikura Limitada, de capitales norteamericanos, organizaron el sindicato SITAFLH en concordancia con lo establecido por la ley. Sin embargo, bajo la argumentación de "rebaja de personal", los ejecutivos de la maquiladora despidieron a sus organizadores y luego a gran parte de los afiliados.

ALCOA se dedica a la manufactura de arneses y autopartes para la Crysler y la Ford Motor Co. y a pesar que en su guía de conducta, que entregan a los trabajadores en el primer día de trabajo, especifica que "ALCOA respetará la libertad de la que gozan todos sus empleados de unirse, o no unirse a asociaciones u organizaciones legales.", la respuesta empresarial no se hizo esperar ante la formación del SITAFLH y desde el tercer día de creado el sindicato comenzaron los despidos que hoy superan los mil, contabilizando los últimos ocurridos el 17 de agosto, ante la miranda impasible del Ministerio de Trabajo.

Según los medios locales, ante la mencionada "rebaja de personal", no se descarta ni el cese definitivo de la planta en Honduras, como que las medidas tomadas obedecen a un posible cambio de clientes. ALCOA abandonaría a la Ford y pasaría a trabajar directamente con Toyota, quien le habría recomendado una reestructuración cuantitativa del personal.

Por otra parte, los trabajadores damnificados denunciaron la existencia de "listas negras", donde se incluyen a todos aquellos que participaron en la creación del SITAFLH, las cuales son distribuidas en todas las maquilas del país, dificultado la reinserción laboral de los ex empleados.

Distinto salario por igual trabajo

Un dato significativo de ALCOA es que paga 44 dólares semanales a cada trabajador, mientras que en otras empresas de la zona los montos varían de los 55 a 60 dólares y esto es posible gracias a un decreto presidencial que garantiza un salario mínimo diferenciado en los 5 departamentos más pobres del país: Choluteca, Olancho, El Paraíso, Santa Bárbara y Valle.

Justamente, durante las jornadas de protesta realizadas los días 27 y 28 de agosto ese decreto fue ampliamente cuestionado, porque además de violar normas que regulan el trabajo en el orden internacional, ahonda las diferencias entre los propios trabajadores, facilitando una tendencia a la baja de los salarios, principalmente, en las una vez más cuestionadas maquilas.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones