Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

El riesgo laboral no depende del desarrollo de las economías

Por Luis M. Casado Ledo
Notas de Luis M. Casado Ledo editadas en Rebanadas

Rebanadas de Realidad -Buenos Aires, 02/04/04.- En lo referido a las condiciones sociales del trabajo las singularidades no están puestas en si se observa un país desarrollado o en desarrollo; un país con escasos recursos tecnológicos u otro, generador justamente de las nuevas tecnología.

En un estudio realizado por The Associated Press (AP), publicado el 15 de marzo, arroja luz sobre las condiciones en que viven los trabajadores mexicanos que debieron salir en busca de empleos, en este caso, en los Estados Unidos, donde según el estudio mencionado, "Aunque los mexicanos suelen ocupar los puestos de trabajo más arriesgados, corren mayor riesgo de morir que otros que realizan tareas similares. En varios estados del sur y el oeste, la probabilidad de muerte en el trabajo de un mexicano es cuatro veces mayor que la de un trabajador nacido en EU".

Mano de obra barata

Hoy en día los trabajadores mexicanos en EU representan una proporción de 1 cada 24, pero en cuanto a muertes en accidentes de trabajo el guarismo es establecido en 1 de cada 14 muertes. Además, subraya el informe, en su mayoría estas muertes -una por día- podrían ser evitables: "los trabajadores mueren atravesados por rejas, destrozados por máquinas, enterrados", sin embargo, la tendencia es al empeoramiento de la mencionada situación laboral.

Según los funcionarios de seguridad pública, "los mexicanos son contratados como mano de obra barata, y cuantas menos preguntas, mejor". Se les asignan tareas sin entrenarlos ni proveerlos de equipo de seguridad. Algunos tratan de protestar, pero no saben inglés. Los que se encuentran en el país ilegalmente tratan de no llamar la atención.

Algunas conclusiones del informe

" La tasa de mortalidad de los mexicanos aumenta al mismo tiempo que mejora la seguridad laboral general. A mediados de los años 90, la probabilidad de muerte en el trabajo de un mexicano era 30% mayor que la de un estadounidense; ahora es del 80%.

" Las muertes de mexicanos aumentaron más rápidamente que su población en EU. Entre 1996 y el 2002, el número de trabajadores mexicanos aumentó de 4 millones a 5 millones, alrededor del 50%; las muertes aumentaron de 241 a 387, un 66%. El peor año fue el 2001, con 420 muertes.

" Aunque las probabilidades de morir en el sudeste y partes del oeste superan de lejos el promedio nacional, las muertes se producen en todas partes: murieron mexicanos en los tabacales de Carolina del Norte y los mataderos de Nebraska, talando árboles en Colorado y soldando un balcón en Florida, cortando el césped en un campo de golf en Las Vegas y cayéndose de un andamio en Georgia. Incluso en comparación con otros inmigrantes -que históricamente son los que realizan las tareas más duras en EU- el caso mexicano es singular por su envergadura y escala. La probabilidad de muerte de un mexicano es casi el doble de la de cualquier otro inmigrante.

Los datos brindados en el informe de la AP recopila información de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, correspondientes al período 1996-2002. En esos años, el auge económico atrajo a alrededor de un millón de mexicanos más allá de los estados fronterizos, según cálculos del gobierno. Sin embargo, estas cifras podrían ser inferiores a la realidad, dada la dificultad para hacer el recuento de los indocumentados. Lo que huelga en el estudio es la mención de las causas por las cuales los trabajadores de países empobrecidos deban trasladarse a países enriquecidos para ganarse el sustento diario. Causas en conexión directa con las políticas neoliberales pergeñadas desde los centros de poder mundial y su consecuencia de deterioro de las restantes economías nacionales.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones