Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

¿Cuál es el precio del trabajo?

Por Luis M. Casado Ledo
Tasas de crecimiento según la CEPAL
Venezuela 12%
Uruguay 9,5%
Argentina 7,1%
Ecuador 5,5%
Panamá 5%
Chile 4,8%
Perú 4,2%
México 3,9%
Brasil 3,7%
Colombia 3,7%
Costa Rica 3,7%
Haití se contraerá 2%
República Dominicana, en un 1%.

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 06/08/04.- El jueves 5 de agosto la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) presentó desde Chile su "Estudio Económico de América Latina y el Caribe, 2003-2004" en el que asegura que la región crecerá un 4,5 por ciento y que esta recuperación se observa en casi todos los países, con lo cual se registraría el segundo año consecutivo de crecimiento.

Sin embargo, en el mismo estudio el organismo internacional destaca que posteriormente del "severo empeoramiento de la situación laboral" suscitada a partir de 1998, en el año 2003 " la incipiente recuperación de las economías tuvo un leve impacto positivo en el mercado laboral y se generaron nuevos puestos de trabajo".

Según la CEPAL, "pese a que la tasa de ocupación aumentó de 51,6% a 52,0%, el desempleo se ubicó en un elevado 10,5%" y se estima que durante el primer semestre de 2004, la tasa de desempleo regional bajó al 10,3%, desde un 10,7% registrado en igual período del año anterior.

Los índices presentados establecen de por sí un grave problema, la recuperación de las economías de América Latina y el Caribe no implica necesariamente un avance contra la desocupación y pobreza, situación en la cual viven "casi la mitad de los habitantes de la región", unos 230 millones de personas, aproximadamente.

Mujeres, el sector más afectado

A fines de julio un seminario sobre "Género, Pobreza y Empleo", organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) dio cuenta que "Hay más mujeres que hombres en los segmentos sociales más vulnerables a la pobreza de la región. Las mujeres son la cabeza de una importante proporción de los hogares, pero menos de la mitad de las que están en edad de trabajar lo hacen, y las pobres lo son por otras causas que los hombres, y de manera distinta.

"Cerca de 30 por ciento de los hogares latinoamericanos tiene jefatura femenina, lo que implica que, en estos casos, ellas son sus proveedoras principales y probablemente exclusivas", explicó la socióloga Lais Abramo, especialista regional en género de la OIT a la agencia IPS. (1)

"En el 25 por ciento de los hogares biparentales, ellas aportan 50 por ciento o más del ingreso familiar. Asimismo, las mujeres destinan un mayor porcentaje de sus ingresos que los hombres a la salud, educación y nutrición de los hijos, todos factores fundamentales para la ruptura del ciclo intergeneracional de reproducción de la pobreza", agregó.

Deslocalizaciones, un factor a tener en cuenta

La tendencia hacia la deslocalización de las empresas transnacionales (2) afecta al mercado laboral como a la misma situación de los trabajadores, tanto de los países de origen de las empresas deslocalizadas como de los países a donde se trasladan las mismas en busca de bajar los costos de producción.

En Guatemala durante el presente año cerraron 21 fábricas de maquila pretextando tres problemas principales, el tema fiscal, salarios mínimos y electricidad. A fines de julio la empresa Multitex, de capital guatemalteco, decidió trasladar sus operaciones a Nicaragua.

Según las declaraciones de su generente general, "la no devolución del crédito fiscal por el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el tipo de cambio manipulado, alzas en el salario mínimo y la electricidad tornaron negativos los márgenes para operar en el país".

Multitex es la empresa número 21 que clausura operaciones este año en Guatemala, según la Comisión de la Industria de Vestuario y Textiles de Guatemala (VESTEX), cuyo presidente, Alejandro Ceballos, indicó, además, que los argumentos para el cierre de Multitex son aplicables a todo el sector de textiles y confecciones, por lo que el futuro se torna incierto.

Ceballos también explicó que la migración de las empresas a otros países de Centroamérica "es frecuente" y que además "miles de personas se quedan sin empleo, porque varias empresas que tenían 20 líneas de producción, ahora tienen cinco, para rebajar sus costos de operación". El incremento en "más del 60 por ciento de los salarios mínimo en menos de un año", fue otro de los argumentos esgrimidos por el directivo. (3)

Pero lo significativo es que la tendencia hacia la deslocalizaciones comienza a afectar a los países de origen de las mismas, a los propios países desarrollados, lo que debería encender una alarma aún más preocupante al momento de las evaluaciones macro y micro económicas. Nos referimos exactamente a lo ocurrido en Alemania, donde las discusiones entre el sindicato IG Metall y Siemens se saldaron con un acuerdo entre las partes, por el que la empresa garantizó la continuidad de los 2.000 empleos amenazados en el estado de Renania del Norte-Westfalia (NRW). Recordemos que la empresa había presionado con el traslado de las factorías de Bocholt y Kamp-Lintfort a Hungría, donde los costes laborales son menores.

Finalmente Siemens aseguró la continuidad de las fábricas en Alemania a condición de recudir los costes de producción, para lo cual los sindicatos aceptaron las 40 horas semanales, frente a las 35 vigentes hasta ese momento, sin un aumento de sueldo compensatorio. Además la empresa redujo las bonificaciones por vacaciones y el aguinaldo de Navidad, sustituidas por una prima determinada en función del rendimiento.

Guatemala y Alemania pueden ser tomados como ejemplo de la necesidad de establecer códigos de conducta a las transnacionales, regularlas en defensa, sobre todo, de las condiciones dignas de trabajo y de la lucha cierta contra la desocupación, subocupación y el trabajo infantil y en esto el acento debe estar puesto por las organizaciones sindicales. De no ser así, tan sólo restará esperar el efecto dominó tan temido.

 
Notas:
(1) Daniela Hecht, "América Latina: Empleo y pobreza en perspectiva de género", Agencia IPS, agosto 2004.
(2)"Los efectos ambivalentes de las deslocalizaciones"; Revista Nueva Época, Año XVIII, Nº 90.
(3)Para más información, "Guatemala: Maquila, una industria donde se pierde de vista el factor humano" (Nota 3); Nueva Época Semanal, Nº 11, 14-05-04.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones