Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Jornada de paro y movilización de los trabajadores marítimos, portuarios y navales

Por Luis M. Casado Ledo
Información relacionada

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 25/03/05.- Los trabajadores marítimos, portuarios y navales realizaron, el 10 del corriente, una jornada de paro y movilización en reclamo de una "economía de producción con pleno empleo.

En una declaración emitida por la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FEMPINRA), integrada entre otros sindicatos por el SAON, afiliado a la FLATIC; la postura sindical indica: "La voluntad política y la orientación que impulsó el Presidente Kirchner a partir del Decreto 1010/04 de Retorno a la Bandera Nacional (*), en nuestra Marina Mercante, corren el riesgo de ser desvirtuados si nuestra nación no aplica en el área Portuaria, Marítima y Naval, las políticas, e3 implementa las Normativas adecuadas, que den muestras de conocer la problemática más acuciante, las necesidades de los trabajadores y la composición del Capital en el Sector y su Concentración".

Desde el Decreto 1010/04 "… no sólo no han retornado buques a nuestro pabellón, sino que los que ingresan lo hacen con bandera boliviana o paraguaya" y ello se debe, siguiendo el comunicado del FEMPINRA, al cuadro impositivo que pesa sobre el sector: "En nuestro país nacionalizar un buque, teniendo en cuenta la totalidad de los gastos o tasas, asciende en promedio al 40% del valor del mismo, si tomamos como ejemplo el valor de una barcaza fluvial de u$s 400.000 (debemos recordar que los que se ingresan en nuestro país en la actualidad son de mayor valor de costo) para su nacionalización en nuestro pabellón es de aproximadamente u$s 160.000, contra los u$s 7.500 que costaría nacionalizar el mismo buque en bandera boliviana y u$s 5.000 en la paraguaya, sin tener en cuenta las tasas y derechos anuales sensiblemente inferiores de estas dos banderas".

Por lo indicado, si no se eliminan o limitan a términos razonables las asimetrías tributarias, el Decreto 1010/04 no pasará de ser un anuncio sin aplicación práctica. Del mismo modo el FEMPINRA destaca las trabas existentes en la industria naval para el acceso al crédito; la carencia de una política que ponga en pie a gran cantidad de astilleros existentes en el país y la ausencia de políticas de articulación con los demás países suscriptores e integrantes de la Hidrovía.

Propuestas

El comunicado en cuestión afirma que los "problemas de dragado hacen insostenible el sistema y la estructura de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, ente carente de reacción en tiempo real". "Para eso promovimos la creación de una Empresa Nacional Mixta de Dragado y Balizamiento, entre el Estado, los Trabajadores y los Empleadores; o madurar un proceso de transformación con plena participación de los trabajadores, paso insoslayable para evitar el colapso del sector de las exportacio9nes y el sistema portuario en su conjunto, con el grave impacto en la pérdida de fuentes de trabajo y de divisas para la nación en su conjunto".

Otro de los reclamos de los trabajadores es un control más activo, por parte del Estado, sobre las Terminales Portuarias. "En el caso de las terminales de Puerto Nuevo de la Ciudad de Buenos Aires, las tres empresas que operan las distintas terminales son grandes multinacionales que controlan en su conjunto casi el 70% del movimientos de contenedores en el mundo. En el resto del país los operadores son grupos nacionales y/o internacionales de gran fortaleza, que operan en el comercio exterior, vale decir, con tarifa dolarizada".

A través de una Audiencia Pública, desarrollada en la Ciudad de Buenos Aires quedó demostrado que las terminales del Puerto Nuevo, luego de la devaluación, redujeron sus costos en un 46% y aumentaron su rentabilidad de manera extraordinaria. Como lo señaló el Defensor del Pueblo de la Nación, las terminales pasaron de tener sueldos y cargas por 7,2 millones de dólares, en 2003, contra 17 millones abonados en 2001; lo cual significa una caída del 58%.

Trabajo en negro, exceso de jornada laboral y la tercerización son otros aspectos de la problemática que presenta el esquema Portuario. "Por eso es necesario volver a regular y logra que reingrese la Ley a algunos territorios -continúa el comunicado-, que podríamos llamar "liberados", o puertos de conveniencia, como Exxolgan, que además de incumplir toda legislación e impedir lo resuelto por el Ministerio de Trabajo en relación con ingreso de los gremios de la actividad, violenta la vida y la salud de los Trabajadores, quienes manipulan diariamente carga tóxica sin control".

Nota

(*) Fin de la bandera de conveniencia o de complacencia

Publicada en Nueva Época Semanal
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones