Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
HISTORIAS DEL CAPITALISMO REAL

Panamá: Resistencia al proyecto de reforma de la Ley de la Caja del Seguro Social

Por Luis M. Casado Ledo
Información relacionada

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 10/06/05.- En su edición de junio, el Boletín de la Federación Latinoamericana de Trabajadores de la Educación y la Cultura - FLATEC- y del Instituto Pedagógico Latinoamericano y del Caribe - IPLAC informa que el 30 de mayo, con 142 modificaciones a sus 180 artículos, resultó aprobado en segundo debate, el polémico proyecto de reforma a la Ley de la Caja del Seguro Social (CSS) de Panamá.

La propuesta gubernamental buscaba aumentar gradualmente la edad de jubilación, de 57 a 62 años en las mujeres y de 62 a 65 años en los hombres, entre 2007 y 2015. Además eleva las cuotas que aportarán trabajadores y empresas entre 2006 y 2010, la primera del 7,25 a un 9 por ciento de sus salarios y la segunda del 10,75 al 13,25 por ciento. Debido a la constante lucha que mantienen los trabajadores panameños hace semanas se logró que el proyecto baje de 62 a 60 la propuesta de tope para la jubilación de las mujeres. Pero, se ratificó que la edad de retiro del hombre, que actualmente es a los 62 años, aumente a 65 años, como prevé el texto original del proyecto de ley de reformas. Asimismo, también se aumentó el número de cuotas obrero patronal de 180 a 360.

Rechazos a la reforma

Frente a una reforma que perjudicará a la mayoría de los trabajadores, tanto la empresa privada como los partidos políticos de oposición y los sindicatos siguen rechazando la propuesta del Ejecutivo.

Andrés Rodríguez, coordinador del Frente Nacional por la Defensa de la Seguridad Social, que agrupa a medio centenar de sindicatos y organizaciones sociales, dijo que la huelga y las protestas continuarán hasta que el Gobierno retire el proyecto del Parlamento, sea discutido ampliamente con todos los sectores y luego sometido a un referendo. La propuesta de las agrupaciones que convergen en el Frente busca que se eleven los ingresos de la caja del seguro social, para así no afectar a los trabajadores que recargan sobre sus hombros una responsabilidad que le corresponde a la CSS. La reforma también afecta de manera significativa el Plan de Retiro Anticipado Autofinanciable (PRAA), conquista de los trabajadores docentes luego de que le quitaran sus jubilaciones especiales.

La huelga, que fue convocada el jueves 26 de mayo, es secundada mayoritariamente por los trabajadores de la construcción y los maestros y también recibe el apoyo de médicos de la sanidad pública y de empleados de la Caja de Seguro Social (CSS).

A la huelga también se han sumado los empleados de algunas empresas como los de la Cervecera Barú, en Chiriquí, y los de Cementos Panamá, mientras que los trabajadores del banano, en la provincia de Bocas del Toro, realizan el 1º de junio un paro de dos horas, aseguró Saúl Méndez, del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción (SUNTRACS).

Otros sectores, como el del transporte y empleados públicos no secundan el paro, mientras las clases en la Universidad de Panamá y en los colegios públicos siguen suspendidas de manera indefinida.

Finalmente, Mariano Mena, de la CGTP, afirmó: "Es necesario asumir el reto de perfeccionar la seguridad social panameña, con el concurso de todos los actores sociales, que conduzca a la sociedad hacia un régimen solidario en lo económico, viable en lo financiero, público, eficiente en lo administrativo y autónomo en su plena dimensión".

Publicada en Nueva Época Semanal
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones