Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
HISTORIAS DEL CAPITALISMO REAL / MÉXICO - MINERÍA

La huelga "inexistente" amenaza con extenderse

Por Luis M. Casado Ledo
Información relacionada

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 17/08/05.- Acorde con lo anunciado por fuentes sindicales, el lunes 15 más de 1.000 trabajadores del gigante minero mexicano realizaron paros escalonados en apoyo a la huelga generada por el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM) en las empresas Sicartsa y Atibsa de la Sección 271, de Lázaro Cárdenas, Michoacán, pertenecientes al Grupo Villacero. La huelga, iniciada el 1º de agosto, fue declarada "inexistente" por las autoridades federales, aunque la realidad manifiesta lo contrario.

La resolución

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) declaró inexistente la huelga realizada en las empresas Sicartsa y Atibsa, del Grupo Villacero. Además, la autoridad señaló, el día 10, que por esa determinación, los trabajadores cuentan con un plazo de 24 horas para regresar a sus labores, como marca la ley.

La suspensión de actividades de la siderúrgica involucra a 2 mil trabajadores y a más de 10 mil familias que habitan en Lázaro Cárdenas y las cuales dependen prácticamente en su totalidad de la actividad de la siderúrgica.

De acuerdo con información proporcionada por la empresa, por cada día de huelga hay una pérdida de 3 millones de dólares. Con esa cantidad, señalaron los dirigentes sindicales, se podría resolver el conflicto y reparar las violaciones contractuales.

La Secretaría del Trabajo, la Junta Especial número 10 de la Federal de Conciliación y Arbitraje encontró procedente la solicitud hecha por los apoderados legales del Grupo Villacero, el pasado 2 de agosto, mediante escritos que basaron en seis causales de inexistencia.

Planteadas así las cosas, el tribunal determinó que el argumento presentado por las empresas en el sentido de que la huelga no fue iniciada a la hora anunciada y señalada por el sindicato, constituye una evidencia grave y jurídicamente transcendentes; puesto que el sindicato había establecido que la huelga se iniciaría a las 00:00 horas del primero de agosto, pero comenzó a las 23:30 horas de día anterior.

La otra causal de inexistencia se basa jurídicamente en que cuando el sindicato inició la huelga, el Contrato Colectivo de Trabajo ya se había prorrogado. Argumentando, además, que la vigencia de los contratos colectivos de trabajo de las dos empresas concluyeron a las 23.59 del día 31 de julio y el sindicato anunció su huelga a las 00.00 horas del 1º de agosto.

"En consecuencia -añadieron las autoridades federales-, considerando la procedencia jurídica de las dos causales analizadas, la JFCA resolvió y declaró inexistentes las huelgas estalladas, con fundamento en el artículo 549 fracción III y 920 de la Ley Federal del Trabajo".

Voces sindicales

Juan Linares Montúfar, presidente del Consejo General de Vigilancia y Justicia del sindicato, manifestó, luego de conocida la resolución judicial, que la misma "afecta el derecho constitucional de los trabajadores a la huelga para defenderse de la explotación y los abusos, y sienta un precedente negativo en la lucha sindical, ya que se argumenta que la huelga en Sicartsa estalló un minuto más tarde y en Atibsa, 30 minutos después de los horarios marcados".

Además, aclaró que lo anterior fue declarado por el inspector de la Secretaría del Trabajo, no así en el documento notarial legal al que no le dieron la validez que tiene, por lo que el SNTMMSRM recurrirá a las instancias legales correspondientes.

Linares Montufar condenó también la actitud imparcial, pasiva y traicionera de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que no ha cumplido con su responsabilidad como conciliador laboral y, mucho menos, como el vigilante de los intereses y conquistas de los trabajadores mineros.

Días antes de la resolución los trabajadores habían afirmado: "Lo que ocurre es que los hermanos Julio y Sergio Villarreal Guajardo, dueños del complejo siderúrgico Sicartsa-Sericartsa, no tienen interés en resolver las violaciones al contrato colectivo de trabajo y, en cambio, pretenden desconocer el derecho de representación del SNTMMSRM en todas las unidades que forman parte de la empresa, como es el caso de la nueva unidad de Apodaca, Nuevo León, donde según el organismo tendrían que acordar un contrato colectivo de trabajo".

Paros escalonados y huelga solidaria

Constantino Romero González, asesor de la secretaría general del gremio, destacó que durante la reunión nacional de los seis Bloques de Unidad Minera se resolvió la realización de un paro escalonado a partir el lunes 15 de agosto en reacción a la resolución de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) de declarar inexistente la huelga realizada en las empresas del Grupo Villacero, donde laboran los agremiados de la sección 271, de Lázaro Cárdenas, Michoacán, perteneciente al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM).

"Durante la reunión nacional de trabajo -añadió Romero González-, los representantes mineros dieron a conocer, por separado, que los sindicalizados decidieron, inclusive, estallar una huelga por solidaridad y un paro nacional en una fecha que acordarán con el comité ejecutivo nacional, y reiteraron el total apoyo económico y moral a los huelguistas".

La determinación de los Bloques de Unidad Minera, surgió "ante las calumnias y la actitud dolosa del Grupo Villacero con el movimiento de huelga de la sección 271, y como parte de las acciones de lucha en las que participarán más de 250 mil agremiados que integran las 130 secciones y fracciones mineras del país", expresó finalmente Romero González.

Antes las estancadas negociaciones, el lunes 15 los trabajadores del tercer productor mundial de cobre recibieron el apoyo de otros miles de trabajadores mineros y metalúrgicos de México, quienes paralizaron por una hora sus labores en el turno matutino y confirmaron que las paralizaciones se extenderán en una hora, cada día, hasta culminar en un paro de actividades por 24 horas. Tal vez entonces, la huelga readquiera su denostada existencia.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones