Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
LA SALUD DE LOS TRABAJADORES

Cien millones de personas son más pobres por gastar en salud

Por Luis M. Casado Ledo

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 24/02/06 .- Meses atrás, expertos de 40 países se reunieron en Berlín en un encuentro organizado por la OMS, la OIT y la Agencia de Cooperación alemana para estudiar las implicancias de los gastos en salud por parte de los trabajadores. Un tema que no tiene solución fácil, ya que, para impulsar una protección social, los países deben empezar a realizar planes y los donantes internacionales también deberán implicarse.

Assane Diop, director ejecutivo responsable de Protección Social de la OIT apuntó: "La mentalidad cambia, pero desafortunadamente todavía hay gobiernos que consideran la salud, e incluso la educación, como inversiones no productivas. La relación entre el acceso a la asistencia sanitaria y el desarrollo económico es indiscutible" y añadió: "además de imprescindible para que la atención sanitaria sea accesible a todo el mundo y para liberar a millones de personas de la pobreza, la protección social contra la enfermedad también representa una inversión en salud, productividad y desarrollo indispensable para la competitividad internacional".

Por otra parte, en un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se detalla que la falta de protección social contra las enfermedades o la carencia de servicios de salud financiados por los gobiernos, obliga a 150 millones de personas, de diversos países, a gastar por lo menos la mitad de sus ingresos en sus necesidades sanitarias.

La OMS calcula que los costos de la asistencia médica llevan anualmente a la pobreza a 100 millones de personas, de acuerdo con un reporte de Canal Solidario en donde cita algunos casos, como ser el de Amos y Gloria Chinwuba, quienes vivían cómodamente de su pequeña tienda de materiales de construcción en Abakpa, Kenia, pero repentinamente Gloria tuvo que someterse a una cesárea urgente que les supuso un gasto de 200 dólares, una cifra superior a sus ingresos habituales de cuatro meses.

Como no podían pagar toda esta cantidad, Amos tuvo que dejar su motocicleta en el hospital como depósito. Sin ella, no podía recoger los materiales del mayorista, por lo que su negocio se estancó. Ante esta situación, los niños tuvieron que dejar de asistir a la escuela y en la actualidad la familia subsiste con una sola comida al día.

"Esto ocurre -señala el estudio de la OMS, porque los habitantes de muchos países carecen de protección social contra la enfermedad, esto es, de un seguro de enfermedad asequible o de servicios de salud financiados por el gobierno". El mismo comunicado de la OMS subraya que en la mayoría de países en desarrollo, sólo los trabajadores del sector formal y sus familias están cubiertos por los sistemas de salud nacionales. Aunque los gobiernos provean servicios básicos de asistencia a las personas que trabajan en el sector informal o a los pobres, los tratamientos y medicinas deben ser pagados por ellos. "Son estos los gastos que empobrecen a las familias; una tercera parte de los costos de la asistencia sanitaria se paga con recursos provenientes del bolsillo de las personas", confirmó un material difundido por la OIT.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones