Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
HISTORIAS DEL CAPITALISMO REAL - MÉXICO

En América latina, la competitividad enferma o mata a los trabajadores mineros

Por Luis M. Casado Ledo, Director de Rebanadas de Realidad

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 26/02/06 .- El domingo 19 de febrero, a las dos de la mañana, una explosión en la mina número 8, conocida como Pasta de Conchos, localizada en el estado Coahuila, en el norte de México (1), sepultaba a 65 trabajadores que hoy fueron declarados oficialmente muertos. En ese mismo estado, en 1969, un hecho similar terminaba con la vida de 150 mineros del carbón.

La explosión de la mina, perteneciente al Grupo México, propietario de Industrial Minera México, dejó al descubierto que de los 65 mineros, sólo 25 eran sindicalizados; el resto era contratado por la empresa General D'Hulla S. A. de C. V., propiedad de Javier Alberto de la Fuente Cepeda, con quien Grupo México trabaja desde hace algunos meses. Desde luego, esos trabajadores no contaban con los beneficios de la seguridad social o las prestaciones conforme a la Ley Federal del Trabajo.

Por otra parte, la empresa contratista, a través de su titular afirmó que esos trabajadores ganaban 300 pesos diarios, mientras sus compañeros de Pasta de Conchos denunciaron que sus ingresos se aproximan a los 600 pesos semanales. No transcendió el moto percibido por los trabajadores de planta. En este punto podemos traer como ejemplo los trabajadores chilenos subcontratados por CODELCO, mientras un operario de la empresa estatal cobra entre 1 millón y 1 millón doscientos mil pesos, (alrededor de 2000 dólares), un trabajador de una empresa tercerizada gana aproximadamente 600 a 700 mil pesos (unos 1200 dólares). Pero además, las condiciones laborales son mucho mejores para los mineros de la Corporación que para los operarios de las empresas contratistas, desprotegidos por la legislación laboral. (2)

Declaración oficial

El domingo 26 el secretario de Trabajo y Previsión social, Francisco Javier Salazar Sáenz; el gobernador, Humberto Moreira y el presidente del Grupo México, García de Quevedo, confirmaron la muerte de los 65 trabajadores que el domingo pasado habían quedado sepultados a 150 de profundidad.

Durante una conferencia de prensa se comprometieron a apoyar a las familias, a deslindar responsabilidades y aplicar las sanciones a que haya lugar por el siniestro.

Además señalaron que la explosión en la mina Pasta de Conchos fue mixta y simultánea afectando la totalidad de las instalaciones subterráneas, donde se registraron temperaturas superiores a los 600 grados.

También dieron a conocer que la mina permanecerá cerrada en tanto no sea extraído el último cadáver, y anunciaron que antes se procederá a la desgasificación de la caverna para evitar "una segunda tragedia". Comprometiéndose la empresa a indemnizar a las familias y a otorgar los beneficios que requieran los afectados; como si fueran sindicalizados.

Los trabajadores

Por su parte, el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (STMMRM), afiliados a la FITIM, informó, a través de su secretario general, Napoleón Gómez Urrutia, que no se conformarán "con una versión oficial de lo ocurrido en la mina 8" y advirtió que todo hace prever que no existe voluntad para "llegar al fondo de las cosas", debido a que "se tomaron medidas erradas y tardías", además de que se hizo un manejo "equivocado e insensible de la interlocución con los familiares de las víctimas y la opinión pública".

Conocida la noticia sobre la finalización de los trabajos de búsqueda de los 65 mineros atrapados, Urrutia afirmó que los ejecutivos del Grupo México "deben estar buscando ya un chivo expiatorio para desaparecer y dejar en el abandono y el desamparo a las familias" y añadió que "esta no es una opinión vertida al azar o motivada por la situación, sino que es algo que el gremio ha venido comprobando desde hace mucho y como muestra de ello están la serie de conflictos que solo hemos resuelto con huelgas, pero aún así no cambian".

Finalmente subrayó que el sindicato "no sólo apoyará a las familias de los 25 trabajadores sindicalizados, sino de todos los mineros caídos, con el ánimo de solidaridad moral y económica que adoptamos siempre para enfrentar los retos, los conflictos, las penas y, por supuesto, vigilando a Grupo México y al contratista para que cumplan su responsabilidad íntegramente".

Perfiles peligrosos

La actividad minera, caracterizada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), como "una de las más peligrosas", emplea en el orden mundial a más de 30 millones de trabajadores, muchos de los cuales contraen enfermedades como las neumoconiosis, sordera, secuelas por las vibraciones e invalidez. Además provoca la muerte de 15 mil de ellos.

Para aminorar los daños humanos, la OIT pergeño dos convenios, el número 31, adoptado en 1931, referido a la regulación de las horas de trabajo y el 176, sobre seguridad y salud en las minas, adoptado en 1995.

Pero más allá de las normas adoptadas y ratificadas por los países miembros, el citado organismo internacional advierte que la competencia, el aumento de costos, la privatización y la restructuración hacen que las empresas mineras quieran reducir costos y aumentar la productividad, lo cual va en desmedro de las condiciones de trabajo del sector.

En este sentido, lo ocurrido en la mina 8 puede ser todo un ejemplo. En declaraciones realizadas a la prensa mexicana, Jaime Ruda Gaxiola, catedrático e investigador de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura del Instituto Politécnico Nacional, apuntó que cuando el gas grisú (compuesto por metano, nitrógeno, etano, bióxido y monóxido de carbono) tiene una concentración en la mina de más de 5 por ciento, cualquier chispa puede provocar una explosión. En el caso de la mina 8, "el carbón que se explota es de tipo bituminoso limpio, el cual contiene alrededor de 25 por ciento de materias volátiles, como el metano". Sólo restaba el paso del tiempo, para que sucediera esta catástrofe anunciada.

Notas:
(1) Explosión en mina de Grupo México deja cerca de 65 mineros atrapados (Leer)
(2) Luis M. Casado Ledo, Chile: Huelga de los 28.000 trabajadores subcontratados de CODELCO. (Leer)