Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
HISTORIAS DEL CAPITALISMO REAL - CENTROAMÉRICA

La mujer trabajadora todavía espera su día

Por Luis M. Casado Ledo

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 10/03/06 .- El miércoles 8 se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, aunque ello no implique un cambio sustancial en las condiciones de vida de las trabajadoras, que en Centroamérica y en República Dominicana representan el 42 por ciento de la fuerza laboral, aún sometido a diferencias en los ingresos y al acceso a los recursos productivos, en comparación con los varones.

Al respecto, la sede regional de Organización Internacional de Trabajo (OIT) emitió un comunicado según el cual "la participación de las mujeres se mantiene en niveles cercanos a la mitad de la participación de los hombres y las mayores brechas entre hombres y mujeres se presentan en Honduras y Costa Rica" pues "en estos países menos del 40 por ciento de las mujeres en edad activa se encuentran efectivamente incorporadas en el mercado de trabajo, para una media regional del 42 por ciento".

En el informe se destaca que en el contexto regional "las mujeres sufren en mayor proporción el desempleo", el cual alcanza el 10,5 por ciento, en contraste con el 6,7 por ciento que afecta a los hombres. Las diferencias se registran también "por razón del género en el acceso a los recursos productivos y el control de éstos, así como en las oportunidades de formación y readaptación profesional".

También se destaca que en Centroamérica y en República Dominicana persisten las diferencias de ingreso por sexo: "Los hombres ganan entre el 16 y el 50 por ciento más que las mujeres", tendencia en aumento al igual que la cantidad de mujeres que participan en el mercado del trabajo. Pero a esta participación cuantitativa "no le ha correspondido un aumento proporcional en la calidad de su empleo. Se han producido algunas mejoras, pero el avance ha sido desigual y limitado".

El estudio detalla que "Las mujeres siguen encontrándose predominantemente en ciertos tipos de ocupaciones en el sector de los servicios, en el comercio, en el sector informal y en la agricultura".

Para la región en su conjunto, un tercio de las mujeres trabaja en actividades de mayor productividad mientras que el 58 por ciento lo hace en actividades de baja productividad y en las cuales los ingresos obtenidos son insuficientes para cubrir los costos de la canasta básica, aseguró la OIT.

La otra problemática que aqueja a las trabajadores es el alto porcentaje "de niñas que laboran en oficios domésticos o que son víctimas de las redes que usufructúan de la prostitución infantil".

Las maquilas

La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) denunció que las empresas de maquila textil y de confección en Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua "violan" los derechos laborales de los 416.000 trabajadores que emplean, de los cuales, más del 80 por ciento son mujeres.

Estas anomalías constan en "una pluralidad de informes", sin embargo, ninguna acción significativa fue desarrollada por los gobiernos de estos países para contrarrestar dichas tendencias", señaló la FIDH.

Entre los derechos laborales "más violados" por las maquilas en los cuatro países centroamericanos se encuentran los bajos salarios, "que están por debajo del salario mínimo", no superan los 150 dólares mensuales. Además se denunció que a los trabajadores "se les viola el derecho a una estabilidad laboral", puesto que las industrias del sector los emplean bajo contratos anuales al cabo del cual son despedidos "a fin de evitar el pago de indemnizaciones". Además, se les coarta "el derecho de sindicalización", hecho conocido, pero que no puede ser modificado hasta el momento.

A todos estos datos, en el caso de las mujeres, debe añadirse que "La gran mayoría de los trabajadores de las maquilas son mujeres y un gran número de violaciones de derechos humanos se encuentran específicamente ligadas a su condición femenina. Las situaciones de acoso sexual son frecuentes y las víctimas se encuentran en la incapacidad de resistir por miedo a perder su trabajo", sostuvo en su denuncia la FIDH.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones