Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
HISTORIAS DEL CAPITALISMO REAL - MEXICO

Mina 8: Las leyes neoliberales son como las salchichas

Por Luis M. Casado Ledo, Director de Rebanadas de Realidad

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 21/03/06 .- El accidente en la mina Nº 8, Pasta de Conchos, estado Coahuila se convirtió en una circunstancia que va perdiendo elasticidad y amenaza con romperse entre la administración del presidente Vicente Fox Quesada y los sindicatos mexicanos.

A grandes rasgos, Fox entabló una cruzada contra el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (STMMRM), acusando a su secretario general, Napoleón Gómez Urrutia, de corrupto y luego destituyéndolo de la conducción sindical, retirándole la "Toma de Nota" y entregándosela a Elías Morales Hernández, zigzagueando los mecanismos democráticos del propio sindicato, apuntando a su independencia como organización de los trabajadores.

Según la ley, para ser dirección de un sindicato no es suficiente contar con los votos de los afiliados, en algunos casos, como veremos, se puede prescindir de ellos si se cuenta con el apoyo del gobierno, el cual le deberá extender la "Toma de Nota", un mecanismo burocrático que transfiere el poder real, autoriza a ser secretario general o no. "Con las leyes pasa como con las salchichas, es mejor no ver como se hacen", sentenció Otto von Bismark, que sabía de leyes, de poder y de salchichas.

Las denuncias

El 10 de marzo Napoleón Gómez Urrutia informa a la prensa nacional e internacional que el comité integrado por el sindicato para investigar las causas de la tragedia en Pasta de Conchos, cuenta con importantes datos relacionados con las pésimas condiciones de seguridad en que laboraba la mina. Entre las anomalías se destacan:

  • 1. Presencia de gran cantidad de polvo de carbón en las galerías principales de los lugares de trabajo. Esta circunstancia fue reportada oportunamente a la empresa y nunca tomó medidas.
  • 2. Existencia de altos porcentajes de gas metano en las áreas de trabajo de la mina, por arriba de la norma, considerados de alto riesgo para trabajar.
  • 3. La empresa ordenaba trabajos de soldadura en el interior de la mina, con lo que se exponía a todo el personal.
  • 4. Fallas eléctricas recurrentes en el carro transportador que se corregían al vapor con arreglos provisionales. Justamente el día de la explosión, el domingo 19 de febrero, se reportó una falla eléctrica en dicho carro a la que la empresa no dio importancia.
  • 5. Las cajas eléctricas instaladas al interior de la mina no se calzaron ni subieron más arriba del cableado eléctrico como se solicitó en varias ocasiones por el sindicato para evitar un corto circuito al contacto con el agua.
  • 6. Nunca se hicieron los trabajos de rehabilitación del cañón de arrastre, entre la polea 26 y 34, como lo solicitó reiteradamente el sindicato.
  • 7. Falta de ventilación adecuada en los lugares de trabajo de preparación de los frentes largos.

Además, el dirigente sindical explicó que "Las anteriores irregularidades que la empresa nunca quiso corregir constituyeron sin lugar a dudas una de las principales causas del accidente" y añadió que "El Sindicato minero acusa a las autoridades de la Secretaría del Trabajo en complicidad con la empresa Grupo México, por no acelerar la investigación oficial que permita fincar responsabilidades. En lugar de asumir sus funciones de autoridad se han dedicado a fabricar culpas e instrumentar acciones ilegales contra la autonomía sindical independiente, con el objetivo de desviar la atención del problema principal que es relativo a la seguridad en las minas y a la vida de miles de trabajadores mineros".

Lo legal, lo legítimo, lo oculto

Ante las críticas del STMMRM por la postura gubernamental antes, durante y luego del accidente en Pasta de Conchos, el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Francisco Javier Salazar Sáenz conduce una arremetida contra el sindicato y su secretario general, destituyéndolo de su cargo y promulgando una toma de nota a favor de Elías Morales Hernández, quien fuera reconocido inmediatamente por la Secretaría de Trabajo.

Según fuentes del STMMRM consultadas por Rebanadas: "Elias Morales es un ex-sindicalista que fue expulsado del sindicato hace 5 años por cargos de traición y corrupción". De esta forma, sin que medie elección alguna, Morales se transforma en el nuevo secretario general del STMMRM.

Napoleón Gómez Urrutia se había transformado en un dirigente no confiable para la administración Fox, "El año pasado -nos comenta una fuente no oficial del sindicato-, luchó junto con otros sindicatos progresistas (UNT, CROC, SME, etc...) en contra de la gravación de prestaciones, ya que el ingreso promedio del trabajador es demasiado bajo para además gravarle sus prestaciones. Además de lo anterior, ha peleado constantemente por mejorar las condiciones de seguridad y de ingreso de sus agremiados logrando incrementos de mas del 50 por ciento sobre el promedio nacional. Cuestión que incomoda mucho al empresariado".

Otro de los temas en discusión consiste en que la Secretaría de Trabajo le otorgó a Víctor Flores "un año más como presidente del Congreso del Trabajo (cúpula laboral que agrupa a la mayoría de los sindicatos, entre ellos el Minero) cuando éste había terminado su último periodo y por estatutos no puede tener otro periodo y menos cuando un grupo (el de los mineros y la CROC) ya había presentado su propuesta. Nuevamente se desconoce un proceso democrático interno de acuerdo a los estatutos del Congreso del Trabajo y en forma por demás interesada, el secretario del Trabajo ratifica para un periodo adicional a Víctor Flores quién tiene la peor reputación como golpeador, gangster, entreguista a los intereses económicos del gobierno federal. Es hasta conveniente ratificarlo si lo que se pretende es que el Congreso del Trabajo además se comprometa a apoyar al partido del Gobierno actual en las elecciones presidenciales en julio de este año".

Apoyos internos

Las jornadas del sábado 18 y domingo 19 fueron muy ricas en novedades. El STMMRM realizó la II Convención Extraordinaria en Monclava ante notario público, en la cual fue ratificado en su puesto Napoleón Gómez Urrutia por el 95 por ciento de las 120 secciones de su gremio y se acordó la expulsión del supuesto secretario general reconocido por la Secretaría del Trabajo, Elías Morales Hernández y la de varios de sus seguidores.

Además, la mayoría de los sindicatos mexicanos explicitaron su solidaridad con el STMMRM y su secretario general. Entre ellos el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) que planteó que el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Francisco Javier Salazar Sáenz, "confronta y golpea" a las organizaciones sindicales "que no puede controlar, en lugar de desmantelar los contratos de protección, que perjudican a la mayoría de los empleados del país, y dirige sus fuerzas a entrometerse en la vida interna de los sindicatos independientes, con el propósito de desestabilizarlos" y adelantó que ante la actitud "autoritaria" del gobierno, "sigue en pie la decisión de realizar un "paro nacional" en junio próximo.

Apoyos externos

El 18 del corriente mes la poderosa American Federation of Labour and Congress of Industrial Organizations (AFL-CIO), demandó al gobierno mexicano la restitución inmediata del Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, Napoleón Gómez Urrutia.

En tal sentido, Linda Chávez-Thompson, vicepresidenta ejecutiva de AFL-CIO, luego de entregar en el consulado mexicano de Filadelfia un mensaje al presidente Vicente Fox Quesada y a todos los intereses corporativos que representa, afirmó que a los mineros mexicanos "les daremos todo el apoyo y ayuda que podamos cuando presenten su caso ante la Organización Internacional del Trabajo" y añadió que Gómez Urrutia "ha sido víctima de una campaña de desprestigio y daño moral impulsada por el consorcio minero Grupo México y la siderúrgica Grupo Villacero en complicidad con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS)" y deploró que dicha secretaría "se atribuya facultades que no le corresponden al reconocer a una persona ajena a la organización nacional como secretario general", a quien le asignó una Toma de Nota "sin el respaldo de la convención de los mineros".

Anunció además que los miembros de la AFL-CIO se manifestarán en más de 12 ciudades de Estados Unidos para apoyar a Napoleón Gómez Urrutia y en contra de las violaciones a la ley, por la autonomía del Sindicato Minero y por los acuerdos laborales internacionales que México firmó.

Por su parte, Gerald D. Fernández, Director de Relaciones Internacionales de la United Steelworkers (USW), también expresó el reconocimiento de Gómez Urrutia como líder indiscutible de los mineros mexicanos y anunció un programa de protestas en contra de la administración Fox en edificios, oficinas o lugares que tengan relación con el gobierno mexicano en Estados Unidos y Canadá ante su intromisión en los asuntos internos del Sindicato Minero.

El mismo paso dio el Consejo Legislativo Latino de Arizona y la United Steelworkers al reconocer también a Gómez Urrutia como Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, "ya que fue electo democráticamente en Convención General Ordinaria, por los mineros" e informó que ejercerán medidas de presión contra el gobierno federal mexicano a nivel mundial. Otras organizaciones, como la Federación Internacional de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas (FITIM), a través Jorge Campos Miranda, representante Regional para América Latina y el Caribe, ya habían expresado su apoyo al sindicato y a su secretario general.

Ahora el gobierno deberá modificar su estrategia si quiere terminar bien su sexenio: intentó encorsetar a un sindicato y se ganó la oposición del resto de las organizaciones de los trabajadores, entre los cuales muchos añoran aquellos tiempos en que Fidel Velázquez anunciaba, desde la poderosa CTM, quien sería el próximo presidente de los mexicanos.