Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
HISTORIAS DEL CAPITALISMO REAL / COLOMBIA

Derecho y revés de las privatizaciones

Por Luis M. Casado Ledo

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 08/09/06.- En el día de ayer, el presidente colombiano, Álvaro Uribe Vélez inauguró la asamblea anual del Consejo Empresario de América Latina (CEAL), realizada en Cartagena. En su disertación explicó: "Manejamos los patrimonios públicos con el criterio que se sustenta en tres puntos: primero, no pueden ser obstáculo a la inversión privada. Segundo, no se pueden desmantelar, como sucedió en muchos países de América Latina. Tercero, hay que reformarlos, para que no les ocurra lo que en otras partes se padeció: por negarse a reformarlos los llevaron a la ruina" y añadió seguidamente: "Por eso hemos reformado 280 empresas del Estado. Y pacientemente, salvando toda clase de obstáculos, nos proponemos reformar todo lo que falta del Estado".

La versión de Uribe difiere con la información brindada a Rebanadas por los compañeros del Sindicato de Trabajadores de COLOMBIT, quienes alertan sobre el cierre de la Administración Postal Nacional, Adpostal, "privando del sustento a muchas familias y sin definir cuál será su futuro". Además explicaron la modalidad que están implementando algunas de las empresas multinacionales, entre ellas Grupo Etex, consistente en la contratación de trabajadores a través de empresas mercerizadas, "las cuales no están pagando ni siquiera el mínimo que garantizas las leyes del Estado, como se registra en el caso de los trabajadores Reparadores y Constructores de Estibas de Madera de la empresa COLOMBIT.

Adpostal

El 27 de agosto la administración Uribe procedió a dar el último paso en la liquidación de la Administración Postal Nacional, Adpostal. A las 18,20 horas, unos 200 miembros de la Fuerza Pública ESMAD y Seguridad del Estado SIJIN ingresaron en tanquetas antimotines y allanaron la sede regional de Adpostal en Bogotá, justo en el momento en que los trabajadores del segundo turno estaban haciendo uso de su descanso. A partir de ese día "950 trabajadores nos hemos quedado sin empleo y las organizaciones sindicales también dejaron de funcionar con la desaparición de la empresa", así se reflejó en la prensa local las palabras de los trabajadores que aún hoy no recibieron comunicación oficial sobre la problemática planteada.

En 1963 se conformó la Administración Postal, Adpostal, encargada de la correspondencia de todos los colombianos, aún los establecidos en las zonas más alejadas del país. En 1994, cuando contaba con una nómina de 4.560 trabajadores de planta, bajo los argumentos de que no eran rentables, fueron cerradas 100 oficinas, limitándose el alcance del servicio y sufriendo su primer transformación al convertirse en una empresa industrial y comercial del Estado.

En aquel momento el Estado no asumió el pasivo, tampoco legisló para controlar la prestación del servicio por parte de los sectores privados, hasta el punto que hoy funcionan alrededor de 1.000 correos particulares; pues el decreto 229 de 1995, dejó en desventaja a la entidad porque no existen requisitos para explotar el servicio de correos.

Enrique Vargas, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Administración Postal Nacional (SINTRADPOSTAL) comentó: "Desde 1994 se han nombrado directores sin perspectivas de gerencia, exclusivamente para pagar favores políticos" y en tal sentido añadió que el manejo sin planeación se evidencia al ver que en 1997 hubo cinco directores generales en el mes de diciembre.

Sin embargo, los administradores y el Gobierno señalaron a los trabajadores como responsables de la crisis, aunque más del 80 por ciento de los empleados no alcanzan a recibir dos salarios mínimos. Otro de los elementos que aceleró la crisis de Adpostal fue el soporte de la franquicia postal, que consiste en llevar gratis la correspondencia a un sector del Estado, a la Iglesia, las Fuerzas Armadas y al Congreso.

Luego de varios procesos de reestructuración -en el 2005 se llamó a un "plan de retiro voluntario", aceptado por 810 empleados- la cifra inicial se redujo a los 950 hoy desocupados y doblemente preocupados, ellos entiende de forma diferente las palabras de Uribe pronunciadas ante empresarios: "…nos proponemos reformar todo lo que falta del Estado".

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones