Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL AUTÓNOMA DE TRABAJADORES (CAT) - CHILE

La Central Autónoma de Trabajadores critica el Proyecto de ley de Reforma Provisional

Por Ignacio Arriagada F. (*)
Informaciones relacionadas:
Argentina: Durmiendo con el enemigo - AFJP - Por Jorge Rachid
Chile - Argentina. AFJP: la mentira tiene patas cortas y manos largas - Por Jorge Rachid
Argentina: El Estado prisionero de las AFJP y ART - Por Jorge Rachid
Argentina: Los trabajadores financian a las empresas - Por Jorge Rachid

Rebanadas de Realidad - Valparaiso, 09/03/07.- Para la Central Autónoma de Trabajadores CAT, este proyecto de reforma provisional firmado por la presidenta Bachelet el 15 de diciembre de 2006 pasará a la historia por NO entregar a las mujeres y hombres, trabajadores y trabajadoras del país la tan esperada seguridad de una vejez digna, como se les prometió en la campaña presidencial y al inicio de este gobierno, cuando se dijo hasta el cansancio que el sistema de pensiones estaba en crisis.

Era y es un sentir generalizado, que el actual sistema de pensiones, es impositivo, de carácter individualista, que sólo persigue el lucro de quienes lo administran y que entregará en el mejor de los casos una pensión superior a la mínima a un reducido numero (menos del 20%) de afiliados, por lo tanto los trabajadores(as) del país esperan una reforma de fondo al sistema impuesto en 1981 en plena dictadura militar y sin el debido debate público.

Esperábamos un proyecto que reflejara lo dicho en la campaña presidencial y que realmente recogiera el sentir de las personas, ni lo uno ni lo otro se ha dado hasta el momento, esperamos que en el Parlamento se de el verdadero debate y se alcance la verdadera reforma "estrella", esperamos que en el Parlamento se discuta la libre elección, que se discuta el sentido de lucro del actual sistema, que se discuta el verdadero sentido solidario de un sistema de pensiones, que se debata sobre la discriminación a las mujeres, sobre el daño provisional causado a miles de trabajadores, sobre el sistema de las FF.AA., etc., no queremos que la gran y única discusión sea si los $ 75.000 de pensión básica son el 2008, el 2009 o el 2025, o si el sistema necesita mayor o menor competencia en su administración privada.

Principales críticas de la CAT al Proyecto de Reforma Previsional

1. Pensión Básica Solidaria

La Pensión Básica Solidaria será de 75 mil pesos mensuales, con un techo de 200 mil pesos.

Para la CAT esto es un subsidio del Estado a las AFP, para mejorar las actuales pensiones mínimas que estas administradoras pagan a sus afiliados, es cierto que aquellos afiliados de menores fondos de pensiones se verán beneficiados, pero este será un beneficio que entregará el Estado, no las AFP que continuarán lucrándose con las cotizaciones y cobro de administración que ellas hacen a estos trabajadores. El Estado paga, los privados ganan.

2. Nueva institucionalidad

Se establecerá una nueva institucionalidad que permita otorgar eficientemente los nuevos beneficios del sistema: Instituto Previsión Social, Centro de Atención Provisional, Superintendencia de Pensiones.

Si se cuenta con el INP, con la Superintendencia de AFP, con la Subsecretaría de Seguridad Social, ¿es necesaria tanta institucionalidad nueva?

3. Mayor cobertura para los trabajadores independientes

Los trabajadores independientes accederán a todos los beneficios del Sistema de Pensiones Solidarias, a la Asignación Familiar y podrán afiliarse a las Cajas de Compensación.

La incorporación de este segmento al sistema, tanto en derechos como en deberes, se realizará en forma gradual:

Mientras los beneficios del sistema no superen ese subsidio estatal de un mínimo de $ 75.000.-, la motivación a cotizar es nula y la obligación de cotizar ahora o en 10 años más, está sólo orientada a generar nuevos ingresos para el Fondo de Pensiones que administran y del cual se lucran los privados.

4. Mayor cobertura para los trabajadores jóvenes

Se creará un subsidio a las cotizaciones de los trabajadores de bajos ingresos y se entregará un aporte similar a su cuenta de capitalización individual.

Este es otro subsidio del Estado en beneficio de las AFP, para lo único que sirve es para ocultar las malas pensiones que este sistema entrega y para aumentar con aportes estatales el Fondo de Pensiones.

5. Mayor competencia en la industria previsional

Se aplicará un conjunto de medidas destinadas a aumentar la competencia en el mercado de las AFP. Las administradoras deberán competir, a través del cobro de una menor comisión, para incorporar a los trabajadores que ingresen al sistema.

Esto es sólo una competencia entre pares que conforman un oligopolio, donde todos tienen la misma misión y persiguen los mismos objetivos, por lo tanto poco les costará ponerse de acuerdo en el cobro de comisiones.

6. Mayor rentabilidad de los fondos de pensiones

Se propone aumentar las alternativas de inversión de los fondos de pensiones, en el exterior. Con ello se busca aumentar la rentabilidad y alcanzar de ese modo, mejores pensiones a los afiliados de AFP.

Qué seguridad tendrán los trabajadores(as) dueños de los Fondos de Pensiones, cuando se plantea llegar hasta un 80% de inversión en el extranjero de nuestros fondos. Esta es la manera de llevarse nuestro dinero.

7. Fomento al ahorro previsional voluntario

Este proyecto fortalece aún más lo que ya venían haciendo las AFP desde que implementaron el ahorro previsional voluntario (APV), ahora el "proyecto estrella" lo consolida con el ahorro provisional voluntario colectivo (APVC), donde el empleador haría aportes voluntarios a los fondos individuales de sus trabajadores vía negociación colectiva.

Otra vez estamos ante la mejor demostración de un sistema de Pensiones en crisis, que no satisface las necesidades de sus afiliados; por lo tanto hay que buscar otros aportes de los trabajadores, quienes deben cotizar cada día más para que las AFP les otorguen una pensión miserable más un subsidio del Estado.

Por otro lado, nuevamente se libera a los empleadores de su responsabilidad en las pensiones de sus trabajadores, dejando la redistribución de la riqueza a la voluntad de la negociación.

Finalmente, la Central Autónoma de Trabajadores CAT, rechaza este proyecto, por no dar respuesta a las promesas realizadas durante la campaña presidencial ni en los 100 primeros días de este gobierno; por no recoger el sentir de la mayoría de las Organizaciones que concurrieron a la Comisión Marcel, pero principalmente porque este proyecto no da respuesta a un sistema que después de 25 años y con los datos entregados por el mismo gobierno, sólo beneficia a un reducido número de afiliados y a sus administradores entes privados principalmente internacionales.

Elogiamos el esfuerzo que hace el gobierno por inyectarle más recursos al actual sistema de pensiones, pero debemos ser claros, el Estado hace el gasto y los privados se llevan las utilidades, ¿cuanto tiempo más deberá pasar para volver a apoyar con recursos estatales este sistema de pensiones administrado por privados?

Otras áreas sociales perfectamente podrían recibir estos aportes estatales que hoy van a ocultar las fallas de un sistema que hace tiempo está en crisis; salud, educación y vivienda son algunas de las áreas que esperan más recursos.

A partir de hoy es el parlamento el que tiene la palabra, es ahí donde debe darse la discusión sobre que sistema de pensiones queremos, donde se respete la libertad de elegir y la solidaridad, si hoy podemos elegir entre salud privada y salud pública (Isapre v/s Fonasa), cual es el temor de elegir entre un pensiones privadas y pensiones públicas (AFP v/s Fonape: Fondo Nacional de Pensiones).

A partir de hoy el Parlamento debe plantearse si desea un debate de fondo (sistema de pensiones y los magros resultados de un sistema privado) o un debate de maquillaje (qué año se pagan los $75.000.- o la implementación de la competencia dentro del sistema).

La CAT insiste en que después de 25 años, a la luz de los resultados y con los datos proporcionados por el mismo gobierno a través de la Superintendencia de AFP, se hace necesario una reforma de fondo, donde las pensiones no sólo sean un fin de lucro para sus administradores y un esfuerzo financiero de los trabajadores y el Estado. El esfuerzo debe ser de todos en forma solidaria y la redistribución de la riqueza debe estar presente en todo sistema de pensiones.

 
 
 
 
(*) Area Acción Social CAT.
Gentileza de Osvaldo Herbach Álvarez, Vice Presidente de la CAT y Secretario General Adjunto de la CLAT. / Web - Correo
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones