Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN SINDICAL DE COMISIONES OBRERAS - ESPAÑA / Web

"El paro baja porque las personas desempleadas dejan de buscar trabajo"

Informaciones de la CCOO editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - CCOO, Madrid, 03/12/15.- CCOO denuncia que la reducción del paro en el mes de noviembre no se corresponde con la creación de empleo: hay más personas inscritas en las oficinas públicas de empleo (SEPE), 3.401 más que el mes anterior, aunque la cifra de los que se contabilizan como parados se reduzca

Los datos del mercado de trabajo del mes de noviembre son malos y contradictorios: el paro registrado baja en 27 mil personas pero el empleo -medido a través de la afiliación a la Seguridad Social- apenas varía en 1.610 personas, una cifra que equivale al 0,01%. Por lo tanto, la pequeña reducción del paro registrado no se debe al aumento del empleo, a que los desempleados encuentren un trabajo, sino a que dejan de buscarlo.

Hay un dato que puede resultar sorprendente y contradictorio pero que demuestra que esta reducción del paro registrado no se corresponde con la creación de empleo: en noviembre de 2015 el número de inscritos en las oficinas del SEPE buscando empleo aumentó en 3.401 personas en comparación con el mes anterior. Es decir, hay más personas inscritas en las oficinas públicas de empleo aunque la cifra de los que se contabilizan como parados se reduzca.

Los datos de noviembre permiten realizar el balance cuantitativo del mercado de trabajo de los cuatro años de gobierno: en noviembre de 2015 hay 25.000 afiliados a la seguridad social menos que en noviembre de 2011, cuando empezó a gobernar el PP, lo que permite evaluar este periodo como una legislatura perdida para el empleo.

Las variables del mercado de trabajo, el paro registrado y la afiliación, empiezan a ir peor que en 2014 y eso supone una ruptura muy preocupante en la evolución del mercado de trabajo que demuestra la fragilidad de la recuperación. En noviembre la afiliación en el Régimen General -esto es el de los asalariados- cayó en más de 17.000 personas y solo el aumento del régimen agrario en casi 18.000, por el empleo temporal vinculado a las campañas agrícolas de la estación, hacen que la cifra total de la afiliación se mantenga.

Para CCOO, hay otro dato parcial que hace más negativo el resultado. En concreto, en el último día del mes se dieron de baja a 219.695 personas en la seguridad social, una cifra muy superior a la media del mes y que refleja la enorme estacionalidad de parte del empleo creado en los últimos meses. Es otra vez el ciclo estacional de la economía española que demuestra la enorme dependencia de nuestro mercado de trabajo de las actividades de temporada, especialmente las vinculadas al turismo.

A juicio de CCOO, el mercado de trabajo en España no va por buen camino: el desempleo se reduce muy lentamente, aumenta de forma insoportable la desprotección de las personas desempleadas y crece la precariedad. En nuestro país, un contrato no es un empleo: en noviembre se han formalizado 1.604.843 contratos de trabajo a pesar de que se ha reducido el número de asalariados afiliados a la seguridad social. Es la precariedad, la rotación laboral extrema, la inestabilidad en el empleo en su máxima expresión.

El gasto en prestaciones se ha reducido en 7.700 millones desde 2010 a 2014 y en lo que va de 2015 ha vuelto a caer el 17% en comparación con el mismo periodo de 2014, de tal forma que si se mantiene este recorte el gasto se volverá a reducir en otros 4.000 millones adicionales. En 2010 el gasto en prestaciones fue de 32.234 millones de euros y en 2015 es probable que no llegue a los 20.000 millones, a pesar de que hay más parados registrados que en 2010.

El resultado de este brutal recorte es que la tasa de cobertura ha caído en más del 37% de forma que dos millones de personas desempleadas según los datos del SEPE y más de tres millones y medio según la EPA, están excluidas de la protección. Con estos datos se hace más necesaria la implantación de una prestación de ingresos mínimos para corregir la enorme y creciente desprotección de las personas desempleadas en la línea de la propuesta de la iniciativa legislativa popular promovida por CCOO y UGT.

Por otro lado, menos del 5% de los contratos firmados en septiembre fueron indefinidos a tiempo completo y el 95% restante fueron temporales o a tiempo parcial y lo que es peor, en el último mes se estanca el número de contratos indefinidos y solo suben los temporales. Más de la mitad de los afiliados en el régimen general de la seguridad social, el 52%, ya sufren algún tipo de precariedad porque tienen un contrato temporal o un contrato a tiempo parcial.

"La recuperación de la actividad económica no se realiza sobre bases sólidas: el empleo solo crece en los sectores de bajo valor añadido y ahora en la construcción al calor de las campañas electorales", subraya CCOO.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de la Secretaría de Comunicación e Imagen de la Federación de Servicios Financieros y Administrativos de CC.OO.