Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRO DE ESTUDIOS ESTRATÉGICOS (CEE) PANAMÁ / Web

"No sólo es una farsa de democracia. Lo que estamos viviendo es una verdadera Mafiocracia". Primera Parte, exposición de Julio Manduley

Artículos del CEE editados en Rebanadas

Información relacionada:

"No sólo es una farsa de democracia. Lo que estamos viviendo es una verdadera Mafiocracia". Segunda Parte, exposición de Saúl Méndez
Puede consultar:

Rebanadas de Realidad - CEE, Ciudad de Panamá. 12/07/10.- Las que siguen son las intervenciones de Julio Manduley, Director del Centro de Estudios Estratégicos (CEE - Panamá) y de Saúl Méndez, Miembro de la Dirección Nacional de FRENADESO y del SUNTRACS en la Mesa Coyuntura Nacional del XIII Congreso Nacional de Sociología, que se realizó el Viernes 18 de Junio de 2010 en el Salón de Profesores de la Facultad de Humanidades de Universidad de Panamá.

El texto que publicamos es el de las intervenciones desgrabadas por miembros del CEE-Panamá. Se han omitido giros, pausas y expresiones propios de las intervenciones orales.

La intervención de Julio Manduley se ofrece enriquecida con nuevos datos que se han adicionado al tema energético.

La intervención de Saúl Méndez se ofrece sin que el autor haya podido revisar el texto de su intervención.

Saúl Méndez está requerido" por delitos contra la seguridad Interna, apología del delito y contra la libertad y el sistema de justicia". Esos delitos - graves, absolutamente falsos y totalmente inventados por el Gobierno Martinelli - conllevan penas de 10 años de prisión. Hay denuncias expresas de que tanto él como Genaro López, Secretario General de la 'Mega-Central' obrera Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente (CO.NU.SI) de ser capturados serían trasladados al Centro Penitenciario 'La Joya' para ser asesinados por delincuentes comunes al servicio de los organismos represivos del Estado panameño.

Presentación.

Nilva Góngora M.
Socióloga. Secretaria Ejecutiva del Centro de Estudios Estratégicos (CEE - Panamá).

Buenos días a todos los presentes. Agradecemos al XIII Congreso de Nacional de Sociología y en especial al Profesor Iván Quintero, Presidente del Comité Organizador, la oportunidad que nos ha brindado para constituir esta 5ª Mesa del Congreso : Coyuntura Nacional y, en este encuentro académico, exponer, intercambiar y debatir algunas ideas acerca de ella.

El tema es apasionante y requeriría más tiempo del asignado. Atendiendo a lo cual hemos diseñado esta Mesa de la siguiente manera: en la primera parte Julio Manduley expondrá por 20 minutos algunos elementos significativos desde la óptica de los intereses de las clases dominantes; a continuación, Saúl Méndez hará lo propio desde la óptica de los intereses de las clases dominadas. Dispondremos de 10 minutos para preguntas a los expositores y de inmediato procederemos al debate en la hora restante. Así, pues, iniciemos de inmediato.

Exposición de Julio Manduley

Economista. Director del Centro de Estudios Estratégicos (CEE - Panamá)

Pretendemos, como ha dicho Nilva, entregar algunos elementos útiles para el debate. El tema es complejo y precisamente por ello exige precisiones respecto al contenido que otorgamos a ciertos conceptos: Coyuntura, Período, Contradicción Básica, Contradicción Principal y Mafiocracia. Empezamos por allí.

Concebimos un Análisis de Coyuntura como aquel que da cuenta de los cambios que se operan en las correlaciones de fuerzas en conflicto en un momento determinado; tanto al interior del bloque en el poder (fracciones y/o estratos de clase hegemónicos, subordinados, en desarrollo, en decadencia,…) como entre dichas clases dominantes y las clases dominadas. Por otra parte, concebimos un Período como aquel que está marcado por cambios que - aún tomando en cuenta las modificaciones que se operan en la base económica, por ejemplo, el tránsito desde una situación hegemónica del capital productivo a una en la cual lo es el capital bancario-financiero - nos permite fijarnos más en los aspectos superestructurales del mismo, por ejemplo, el tránsito de un régimen dictatorial a uno que no lo sea directamente, o a la inversa. Las coyunturas, pues, no definen un período sino que expresan la situación y las modificaciones de las correlaciones de fuerzas en conflicto en una sociedad determinada y en un momento histórico determinado.

Pero si bien coyunturas no definen un período sólo en ellas se puede acumular fuerza social y política de manera eficaz. De allí que sea dable, pues, analizar la correlación de fuerzas en cada coyuntura específica a través de las expresiones - conscientes o no - que tiene en las plataformas de lucha nacional, sectoriales, regionales, por áreas geográficas, etc. Bueno es precisar que entre las categorías de análisis de las cuales nos servimos para tratar de entender mejor el devenir social - formación social, modo de producción, base económica, superestructura…- y las categorías políticas - programa, estrategia, táctica, plataformas de lucha… no sólo existe alguna relación sino un estrecho correlato.

Somos de la opinión que en la medida que seamos capaces de dar cuenta de ello con rigurosidad y pertinencia seremos capaces de contribuir al quehacer y desarrollo del movimiento popular.

Debemos precisar también el sentido en que utilizamos dos términos que suelen llamar a confusión: contradicción básica (o fundamental) y contradicción principal. Por contradicción básica (o fundamental) entendemos - simplificando al extremo - la del Modo de Producción, vale decir, la que existe entre el carácter social de la producción y la apropiación privada del producto del trabajo, que se exacerba al límite en el Modo de Producción Capitalista y, más aún, en el Capitalismo Dependiente. Por contradicción principal - seguimos abusando de la simplificación - entendemos aquella que opera al nivel de una Formación Social concreta, histórica y en un momento determinado. La contradicción básica (o fundamental) y la contradicción principal sólo se identifican en momentos de ruptura del sistema, de crisis revolucionarias propiamente dichas. En Panamá, la contradicción básica es el carácter social de la producción y la crecientemente exacerbada apropiación privada del producto del trabajo. Por su parte, la contradicción principal - en estos momentos - es entre la Mafiocracia y el conjunto de los trabajadores, más aún, de los asalariados.

Precisemos el último término que hemos introducido: Mafiocracia.

La Mafiocracia no es un término peyorativo, ni un insulto ni un recurso de agitación y propaganda. Es un término que pretende dar cuenta, definir y sintetizar una situación precisa, una manera de hacer las cosas, un modo de funcionamiento económico, político, social, mediático, cultural, ideológico.

Fue un cineasta, Pino Solanas, quien primero intentó definirlo. En el Forum de Barcelona dijo: "la corrupción es un auténtico flagelo para la vida de nuestras sociedades" (pero) no es un fenómeno aislado, sino un sistema compuesto por funcionarios, jueces, bancos y auditorías, corporaciones y organismos internacionales. Nosotros llamamos a esta macro corrupción Mafiocracia".

Refiriéndose a su país - pero perfectamente aplicable al nuestro - agregó: "es un nuevo y silencioso genocidio social que ya se cobró 35,000 muertes por desnutrición o enfermedades curables como consecuencia de las políticas neoliberales…lo que pasó…no puede entenderse sin las millonarias campañas de la televisión en las que la sociedad veía al Estado como un enemigo y por tanto se toleraba la privatización"´

¿Qué características tiene la Mafiocracia, qué rasgos encontramos en esta forma de funcionamiento político-social?. En primer lugar, ausencia de instituciones democráticas propiamente dichas; ausencia de instituciones públicas respetables y respetadas por el conjunto de los ciudadanos; numerosas personas comprometidas con organizaciones criminales que se vinculan con los más elevados niveles de conducción de la economía y la política o que, directamente, forman parte de ella; funcionarios gubernamentales corruptos que son utilizados como instrumentos de las organizaciones criminales; control de los medios de comunicación; corrupción e ineficacia manifiestas de todo el sistema judicial.

La Mafiocracia es "un grupo estructurado, existente durante un período de tiempo y que tiene por fin, mediante la acción concertada, utilizando la intimidación, la violencia, la corrupción u otros medios, obtener, directa o indirectamente, un beneficio económico u otro beneficio de orden material".

En el párrafo anterior se retrata de cuerpo entero nuestra sociedad.

No está de más señalar que lo entrecomillado es la definición que ofrece el Comité Especial de las Naciones Unidas dedicado al estudio de la Delincuencia Organizada.

¿Alguno de los presentes encuentra diferencia entre lo descrito y la manera de operar de los llamados 100 Dueños en Panamá?. Yo no. Lo que estamos viviendo no es sólo una caricatura de democracia, ni siquiera una farsa de democracia, lo que estamos viviendo es una verdadera Mafiocracia.

Hablamos, pues, de Mafiocracia cuando la actividad delictiva es sistemática y permanente por parte de una oligarquía incontrolada y cuando la red de corrupción en las más altas esferas económicas, políticas y sociales del país forma un entramado que se extiende a los principales negocios públicos y a las grandes inversiones, abarca especialmente a los altos cargos de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, a los mandos de los organismos de policía y seguridad, a los medios de comunicación, pero también a las cúpulas de los sistemas de salud y educativo, a ciertas cúpulas sindicales al servicio de los patrones y a aquellas ONGs que sólo gracias a sus dineros y la presencia mediática que sus recursos les permiten, usurpan las verdaderas representaciones de los ciudadanos. Ante la Mafiocracia el ciudadano de a pie parece no tener posibilidad alguna de defenderse y se ve obligado a convivir y pactar con ella en su vida cotidiana.

Desde el punto de vista del accionar político, la Mafiocracia va eliminando casi todas las diferencias entre una dictadura y lo que era una farsa de democracia como la panameña: los ejercicios electorales son un ejercicio mediático, las candidaturas están sustentadas sólo por el dinero, las leyes electorales cercenan los derechos ciudadanos y las protestas, cada vez más, son reprimidas y criminalizadas policial, mediática y judicialmente.

En un trabajo reciente, que he visto aquí a la venta en este XIII Congreso, dice Adrián Sotelo: "Para recuperar la rentabilidad del capital mediante el aumento de la explotación del trabajo a través de la reducción del salario [real, JM]…y la flexibilización de la fuerza de trabajo en proporciones nunca antes vistas, el Estado ha devenido Mafia y ha puesto a la sociedad en Estado de Excepción". [Las negritas son mías / JM]

Esa, exactamente, es la situación actual en Panamá.

Aclaradas las connotaciones que estamos utilizando en esta breve exposición, pasemos a mencionar algunos elementos para el debate.

Como hemos dicho, lo importante para nosotros hoy aquí es tratar de identificar la contradicción principal en nuestra sociedad y, a partir de allí, avanzar sobre las formas de acumulación de fuerzas sociales y políticas más adecuadas en la coyuntura que vivimos.

Hace pocos días leía un artículo en Kaosenlared-Sección Panamá sobre el venezolano Pérez Jiménez (1952-1958). Con cinismo justificaba su gigantesco programa de inversiones con brutal sinceridad "la única manera de robar en grande, es invertir en grande". Podemos panameñizar la frase. Y ya que en las últimas cuatro décadas, desde José Mª Pinilla hasta Martín Torrijos, las personas vinculadas a lo que se conoce como el PRD han gobernado el 75.1% del tiempo, podemos ejercer justicia histórica, llamarle 'El Axioma del PRD' y formularlo así: "Para robar en grande, hay que invertir en grande".

El Gobierno Martinelli, en un solo año, hace reiterados y cotidianos méritos para apropiarse y superar - a niveles nunca antes vistos - los niveles del Axioma. Demostrémoslo.

El Gobierno Martinelli ha dicho que en los próximos cinco años (2009 - 2014), va a invertir entre US$ 13,000 y US$ 15,000 millones. El vicepresidente Varela en el exterior habla de US$ 20,000 millones. Son inversiones muy importantes para un país de 3.4 millones de habitantes, según el desastre de Censo que tuvimos hace poco. Pero quedémonos en las cifras oficiales que aparecen en el Plan Nacional de Desarrollo. Dicho sea de paso y como un detalle minúsculo pero decidor de la obsecuencia de los gobernantes y la tecnoburocracia a su servicio, el Cuadro # 1 del Plan Nacional de Desarrollo 2009 - 2014 de Panamá es un cuadro tomado del Anuario de la CIA.

Vamos a lo esencial.

¿Cuál es 'el Proyecto' de la clase dominante? ¿Cómo se financia una inversión de estas magnitudes si paralelamente a las grandes empresas se le bajan los impuestos a la mitad de lo que pagaban hace 20 años?. Endara bajó la tasa del 50% al 34%, Pérez Balladares del 34% al 30% y Martinelli del 30% al 25%.

¿Cómo se compensan los ingresos del Estado de tal manera que se pueda abordar un Programa de Inversiones Públicas del orden de los US$ 15,000 millones y poder, efectivamente, robar en grande?. ¿Qué se hace para compensar esta bajada de impuestos al conjunto de la clase dominante?.

Por una parte, se implementa una suerte de aspiradora tributaria aumentando el ITBMS un 40%: del 5 al 7% en un país donde los impuestos indirectos - los que pagamos por igual todos los ciudadanos independientemente de nuestro nivel de ingresos - son los más importantes. Por otra, se reduce el salario real del conjunto de los trabajadores aumentando el costo de la canasta básica y abaratando y flexibilizando el mercado laboral, especialmente en los sectores más organizados. Por otra más, abriendo el país a inversionistas extranjeros en condiciones tales que es necesario modificar las leyes para que la depredación de las riquezas nacionales sea posible. En estos caso la Mafiocracia cumple el papel de cicerones y socios nativos menores: a cambio de alguna participación accionaria en dichas inversiones (españolas, italianas, coreanas,…) viabilizan un tipo de inversiones a costos tales que en otros países serían absolutamente intolerables.

Pero no sólo se drenan ingresos desde los deciles inferiores hacia las cúpulas económicas de la Mafiocracia, las Famiglie. También se drenan recursos desde sectores menos organizados y muchas veces timoratos en la defensa de sus intereses: las capas medias y profesionales.

Por ejemplo, en menos de un año, el Gobierno Martinelli ha modificado al alza la tasa única de las sociedades, el impuesto de dividendos y complementarios, el impuesto de inmuebles, el impuesto de timbres y el papel sellado, el impuesto de aviso de operaciones; se han implementado nuevos y más costosos requisitos de facturación, nuevas tasas de agua y alcantarillados, nuevos costos para la recogida de la basura;…la publicitada rebaja del costo de la electricidad no ha sido para la población sino para las grandes empresas, por ejemplo, lo supermercados.

Para que se tenga idea de lo que es el tema de la electricidad concebido y orientado a favor de la Mafiocracia y sus socios extranjeros y no del conjunto de la población: sólo el Centro Comercial Multiplaza consume más electricidad que toda la Provincia de Herrera considerando todas sus instalaciones de todo tipo: públicas y privadas, estatales, comerciales, industriales, domésticas,…

Y ya que de electricidad hablamos (y sufrimos todos los meses), valgan algunos datos para situar órdenes de magnitud y desmentir las falacias de los Gobiernos de Torrijos y Martinelli: la capacidad de generación ya operativa en el país supera los 1,700 Megavatios. El mayor consumo que se ha registrado en toda nuestra historia está por debajo de los 1,200 Megavatios. Es decir, nos sobra una capacidad de 500 Megavatios. Sin embargo, se han otorgado concesiones para proyectos hidroeléctricos que generarían unos 1,700 Megavatios adicionales y están en trámites finales otros proyectos que adicionarían otros 4,500 Megavatios más.

En breve: a "grupos económicos" - es un eufemismo, claro - ampliamente conocidos (González Revilla, Lewis, Eleta, Virzi, Del Valle, Hanono, Saint Malo, Slim,…) se le han otorgado concesiones para producir y vender al exterior 5 veces más de lo que consumimos en el país.

Vivimos en una Mafiocracia: tenemos una oligarquía incontrolada, un capitalismo de bandidos donde lo que se opera es una suerte de 'acumulación originaria' sobre la base del robo descarado.

Datos porque si no cuantificamos toda ciencia social es un verso.

Primero, el gran negociado de la ampliación del canal, al cual no me voy a referir en estos momentos. Está clarísimamente demostrado y cuantificado en los 2 Informes al País que suscribió el que dio en llamarse Grupo Illueca y pueden encontrar los últimos detalles del Gran Negociado en curso - bajo ese mismo título - en el libro que publicamos recientemente con Pepe Valenzuela (Panamá: Estructura-Coyuntura, Conflicto, Clases y Política).

Las compras directas que ha hecho el Gobierno Martinelli suman US$ 156 M. a la fecha. Todos con la excusa de urgencias notorias y todas - o casi - otorgadas a personas directamente allegadas a funcionarios de Gobierno.

En proyectos públicos ya adjudicados podemos contar: la extensión de la Cinta Coimera (si lo era antes en boca del propio Martinelli, no encuentro razón alguna para no seguirle llamando así) a la firma brasileña Odebrecht por US$ 52 M - hasta ahora -; la Renovación de Curundú, también a Odebrecht, por US$ 94.3 M y algunos de los tramos de la Carretera a Colón, también a Odebrecht, por US$ 218.5 M; es decir, Odebrecht disfruta, en el primer año del Gobierno Martinelli, de negocios por un valor total de US$ 364.8 M.

También han sido adjudicados de forma directa la Carretera Divisa-Chitré por US$ 109.9 M y la Ampliación del Aeropuerto Enrique Malek por US$ 27.4 M. Las 2 adjudicaciones a firmas argentinas.

Vale decir, en proyectos de inversión pública (¡el Axioma!) ya el Gobierno Martinelli ha adjudicado US$ 502.1 M. Todos ellos - proyectos sencillos: carreteras, edificios, un aeropuerto provincial,…- han sido adjudicados a empresas brasileña y argentinas. ¿Será que es más fácil, más expedito o más discreto negociar con ellas?. Tendremos que investigar.

Pero los negocios en grande están por venir. Veamos. Las Licitaciones en curso son: Metro Bus : US$ 270 M; Metro : US$ 1,500 M; 5 Hospitales : US$ 386 M., Carretera David-Boquete : US$ 118 M; Cárcel Nueva Joya : US$ 140 M. Total : US$ 2,492 M. que, sumandos a los US$ 502.1 M ya adjudicados y a los US$ 156 M. en Compras Directas nos dan la bonita suma de US$ 3,150 M. en menos de un año. ¡Y eso que todavía no hemos empezado a cuantificar en serio!

¡Cuantificar!. Sociólogos, economistas, historiadores, cientistas sociales en general: es indispensable cuantificar. Datos, cifras, análisis numéricos, sino todo es verso.

Quizá el principal negociado de la Mafiocracia en estos momentos sea el tema de los corredores. Veámoslo en forma breve, sencilla y sumaria puesto que el CEE-Panamá está terminando un Informe al País sobre el tema de los Corredores Norte y Sur que publicaremos en las próximas semanas.

Para esta exposición aquí hemos tomado como parámetro referencial las tres carreteras más importantes que este gobierno ha licitado: Divisa - Chitré, David - Boquete, y La Villa - Las Tablas. El costo promedio de las tres es de US$ 2.9 M por Km. Si a esa cifra le aumentamos 25% por complejidad, por casetas, por imprevistos, porque inventamos salidas de alta velocidad o por lo que Uds. quieran, llegamos a un costo de US$ 3.7 M por Km.

Si nosotros quisiéramos en estos momentos construir un Corredor Sur nuevo lo podríamos hacer - exagerando al triple el supuesto costo del tramo marino - por US$ 223.3 M. La Mafiocracia está ofreciendo US$ 420 M. para comprarlo. Hay una diferencia de US$ 197 M a la cual no sólo podemos sino que tenemos que llamar coima presunta porque de otra manera no se explica.

Respecto al Corredor Norte. Si quisiéramos hacerlo hoy día considerando como parámetros las cifras a las cuales se están construyendo hoy las 3 principales carreteras licitadas en el país y, al igual que en el ejemplo anterior, incrementamos ese costo real en un 25%, estaríamos hablando de US$ 253 M por un Corredor Norte nuevo y bien hecho. La Mafiocracia quiere pagar por el Corredor Norte US$ 560 M. La diferencia es US$ 307 M.

Sumando los US$ 197 M de sobre-precio a pagar por el Corredor Sur y los US$ 307 M. de sobre-precio a pagar por el Corredor Norte, estamos hablando de una coima presunta para la Mafiocracia de US$ 504 M en la compra de los Corredores Norte y Sur.

Somos de la opinión que la Mafiocracia extremará - más aún - los mecanismos que ya ha puesto en marcha para apropiar cada vez más recursos a ser utilizados a su mejor beneficio. Es previsible que a corto plazo modifique aquellas leyes que le sean incómodas, por ejemplo, la que limita de alguna manera el uso de los fondos del Programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja de Seguro Social; la que pone ciertos límites y condiciones al uso de los recursos consignados en el llamado Fondo Fiduciario. Por otra parte, el recurso al endeudamiento externo sigue abierto : a la fecha ya supera los US$ 10,000 M.

Desde el punto de vista de la clase dominante hemos llegado a un país manejado personalmente por sus dueños y no a través de la ficción pluriclasista que les ofrecía el PRD haciendo creer por muchos años a sectores populares, capas medias y segmentos empobrecidos que 'los representaba a todos'. El PRD dejó de serles funcional y ahora 'la oligarquía pura y dura' asume directamente el control y la conducción del aparato del Estado.

La situación, como no podía ser de otra manera, tiende a una polarización creciente. Una sociedad en la cual una Mafiocracia de 100 Dueños, acudiendo al expediente del bandidaje, el despojo, la represión y la corrupción rampante se hace cada vez más y más rica y cada vez hay más sectores empobrecidos y más paupérrimos niveles de pobreza conduce inevitablemente al conflicto.

A mi juicio un análisis de coyuntura útil para el quehacer de los movimientos populares tiene que partir de la definición de dónde está la sumatoria, dónde buscamos, dónde y cómo aliamos, cómo somos capaces de construir fuerza social y fuerza política para oponernos a un modelo de desarrollo perverso que convierte a los seres humanos en población sobrante.

En ese sentido, creo que los Sociólogos y en general los científicos sociales tenemos un aporte que hacer. Creo que vivimos un momento muy importante y todo análisis de coyuntura debe llevarnos a conclusiones personales, sociales, políticas,…cada cual sacará las suyas.

Me voy a permitir leer, ya que estoy en un medio de intelectuales, cuál es mi idea sobre el rol de los intelectuales en esta coyuntura.

Cito: "La presencia recurrente en la historia del siglo XX panameño de sectores de la pequeña burguesía intelectual organizando, conduciendo y al frente de movimientos de masas y populares - Movimiento Inquilinario, Acción Comunal, Frente Patriótico de la Juventud - podríamos incluir aquí el movimiento por la Recuperación del Canal, etc, - lastra la conciencia del nuevo momento. Las nuevas tareas acordes a los que son roles útiles de los 'intelectuales' de hoy, en los laboriosos procesos de la organización y concientización de las fuerzas sociales y en las luchas políticas no se entienden con claridad.

Hoy, la desconfianza de los trabajadores y de los sectores populares de y en las bases frente a los 'intelectuales' que aspiran a conducirlos, a dirigirlos, a utilizarlos, es manifiesta y plenamente justificada. No es logrando espacios publicitarios, ni haciéndose espacios a codazos en las manifestaciones populares, ni intentando encaramarse en las olas de la protesta social como se sirve aquí y ahora al movimiento popular, a sus luchas y a su desarrollo organizativo, ideológico y eventualmente político, sino poniéndose a su disposición, a su servicio, aportando a sus demandas concretas y acompañando sus luchas. "La intelectualidad, apunta certeramente Aníbal Ponce, es levadura indispensable de la revolución". 'Levadura', pero la harina, la sal y el amasado corresponden a quienes son el sujeto histórico-social del cambio. Confundirlo en la teoría, es idealismo, en la práctica es oportunismo".

A propósito del rol de los intelectuales (ahora sin comillas) y su papel de subordinados a, al servicio de …vale la pena recordar un pasaje que a todos se nos quedó prendido en la memoria : "El 26 de Enero de 1848 el Comité Central de la Liga de los Comunistas, residente en Londres, envió al Comité Regional de Bruselas la siguiente enérgica advertencia: "El Comité Central, por la presente, encarga al Comité Regional de Bruselas, que comunique al ciudadano Marx que si el Manifiesto del Partido Comunista de cuya redacción se encargó en el último congreso no ha llegado a Londres antes del Martes 1º de Febrero del año en curso, se tomarán contra él las medidas consiguientes. En caso de que el ciudadano Marx no cumpliera su trabajo, el Comité Central pedirá la devolución inmediata de los documentos puestos a su disposición".

La nota lleva la firma del tipógrafo Carlos Schapper; del relojero José Moll y el zapatero Enrique Bauer.

Al servicio de… a favor de… No está el mundo para intelectuales iluminados, está para trabajar al servicio del pueblo y aquí, en una Facultad donde se forman intelectuales, me permito hacer un llamado a que estemos al servicio de… De otra manera, la Mafiocracia nos traga.

Muchas Gracias.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Julio Manduley, Ciudad de Panamá.