Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO (CGT) - COLOMBIA / Web

Pronunciamiento de la CSA y la CGT Colombia frente al decreto de extinción de "Luz y Fuerza" de México

Por Julio Roberto Gómez Esguerra, Secretario General de la CGT, Presidente Adjunto de la CSA y Vicepresidente de la UTAL

Rebanadas de Realidad - CGT, Bogotá, 20/10/09.- En el recorrido Neoliberal en busca de entregar al mercado lo que los pueblos han construido con el esfuerzo de su clase trabajadora, los servicios públicos son un manjar que no puede escapar a su codicia.

El paso dado por el Gobierno Mexicano con el decreto de extinción para Luz y Fuerza, nos indica que lo subsiguiente es la entrega que vendrá de ese servicio a multinacionales privadas.

Sabemos que los argumentos para justificar la medida, serán los de siempre: Privatizar equivale a menos impuestos, mejores servicios, flexibilización laboral para crear empleo, más eficiencia más competitividad y que estos son los nuevos conceptos de la economía. Lo que no se dice es que estas decisiones son vía para perjudicar a los más pobres, menos empleos decentes, con el decreto se acaban de una vez 50.000 empleos y con el sindicato.

Importa decir que acabar con un sindicato por decreto, viola convenciones y lanza a la mayoría de sus integrantes a la informalidad; lo que la sociedad civil debe saber es que vulnerar el derecho aporreando un sindicato, es atentar contra los no sindicalizados y es incrementar la miseria social. Muchas normas de beneficios laborales están en la letra sin aplicación material, utilizar ardides contra los trabajadores minando sus conquistas no es aconsejable so pretexto de arreglar otras problemáticas.

El sindicato Mexicano de electricistas tiene cerca de 100 años de constituido y una clara tradición democrática, el promedio devengado por los trabajadores que lo conforman no supera los tres salarios mínimos, para algunos esto es mucho y se convierten en sus detractores. 100 años de lucha para obtener tres salarios mínimos, fuerza revisar cual ha sido la conducta de la clase dirigente frente al sindicalismo en su conjunto.

El Gobierno actúo en este caso a la moda, a lo Micheletti, aplicando el decreto con toma de instalaciones en la noche; conocidos Constitucionalistas y Laboralistas Mexicanos han repudiado la norma manifestando que este es un tema que ha debido tratarse en el Congreso de la Unión; desde la CSA y la CGT Colombia, nos unimos a este pronunciamiento.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Viviana Bautista, Asistente Administrativa de la CGT Colombia.