Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO (CGT) - COLOMBIA / Web

Impacto social de la globalización en Argentina

Intervención realizada en el Foro "Informe Nacional Sobre el Impacto Social de la Globalización en Argentina", presidido por el señor Ministro del Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina, Carlos Tomada. Ginebra, Suiza, 19 de noviembre de 2009.
Por Julio Roberto Gómez Esguerra, Secretario General de la CGT, Presidente Adjunto de la CSA, Vicepresidente de la UTAL y Miembro titular del Consejo de Administración de la OIT

Rebanadas de Realidad - CGT, Suiza, 20/11/09.-

Señor Ministro:

Es imposible desde el escenario sindical, hablar de la globalización sin sentir, al menos, el temor respecto al futuro que nos espera si una globalización, como la que se nos vino encima, no contempla, como corresponde, el desarrollo de lo social en cada uno de nuestros países.

De ahí que nos llama poderosamente la atención, que un país latinoamericano presente un informe a la OIT sobre los impactos de la globalización desde Argentina; el informe que se da a la luz de lo que la oficina ha denominado la Dimensión Social de la Globalización.

Como es de su conocimiento cuando, por primera vez, se habló en esta casa de la Dimensión Social de dicha globalización fueron muchas dudas que aparecieron en el grupo de los trabajadores, entre otras razones, porque siempre que a nivel internacional se adoptan nuevas políticas, de antemano, sabemos que la peor parte recae sobre los hombros de la clase trabajadora y de los sectores más empobrecidos.

Sin embargo, en el caso que nos ocupa hemos tomado atenta nota del informe aludido, así como de las intervenciones del gobierno, de la OIT y de los empresarios, los cuales nos han dado detalle acerca de los acontecimientos en Argentina, en torno a los efectos de una globalización aplicada, tomando en cuenta las cuestiones sociales, el mercado laboral, las calificaciones y los salarios.

Para ninguna de las personas aquí presentes es desconocido que la región Latinoamericana-Caribeña es el lugar donde encontramos las peores desigualdades sociales, fruto de la altísima concentración de la riqueza en pocas manos; estamos hablando así de núcleos reducidos de familias que cada vez tienen más riquezas mientras crece la pobreza y la exclusión social, prueba de ello es constatar como en nuestra región el número de personas ha llegado a la aberrante cifra de más de 200 millones de pobres, además del desempleo, informalidad, trabajo infantil, exclusión de género, etc. En nuestra región encontramos un dato curioso, esta el país más poderoso del mundo (USA) y el más pobre (Haití).

Precisamente por lo anterior, independientemente de los juicios de valor, así como de los prejuicios que algunos podamos tener, resulta alentador encontrarnos con un estudio, una política y una práctica sobre los efectos de la Dimensión Social de la Globalización en un país en concreto. No sobra recordar aquí el papel desempeñado por el movimiento sindical Argentino en cabeza de la CGT, así como de la CTA para el logro de los objetivos propuestos.

Sabemos igualmente que Argentina tuvo que enfrentar una crisis muy profunda que la llevó a la adopción de un conjunto de políticas que, afortunadamente, han permitido un nuevo clima de confianza en la nación; naturalmente en el entendido que nada se resuelve de la noche a la mañana, habrá que esperar algún tiempo más.

Señor Ministro, he tomado atenta nota que en la perspectiva de futuro, la República de Argentina, al adoptar la Dimensión Social de la globalización, asumió un conjunto de políticas como por ejemplo "Programas Jefes de Hogar", "Programas Activos de Empleo", " Plan Familias para la Inclusión Social", "Seguro de Empleo y Capacitación Laboral", generando, colateralmente, acciones concretas para aumentar los salarios en su mínimo vital y móvil, todo esto, sin lugar a dudas, ha conducido a la reducción de la pobreza.

No obstante, con el debido respeto, debo manifestar que aún estamos lejos de lograr un estado de bienestar que involucre a toda la población por lo tanto, humildemente, quisiera dejar en la mesa una sugerencia en cuanto a que tanto en Argentina, como en todo el mundo, la adopción de medidas estructurales de fondo que nos habrán de conducir a la adopción de modelos alternativos de desarrollo, no sólo para la reducción de la pobreza, sino para eliminarla a través de la generación de empleo, una mejor distribución del ingreso tanto nacional como internacional, mediante la práctica del tripartismo y el diálogo social, es aquí donde se reafirma el papel protagónico de la OIT.

Muchas gracias

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Viviana Bautista, Asistente Administrativa de la CGT Colombia.