Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL GENERAL AUTÓNOMA DE TRABAJADORES DE PANAMÁ (CGTP)

Los abusos de minera Petaquilla y sus tentáculos en el gobierno

Por Mariano Mena, Secretario General de la CGTP

Rebanadas de Realidad - CGTP, Ciudad de Panamá, 04/07/08.- Hace algunos días el Lic. MARCO GANDÁSEGUI publicó en un diario de la localidad una lista de las personas que por mandato de su majestad la minera Petaquilla no podían entrar en sus predios entre los que se encuentra su servidor.

Hace aproximadamente dos años visité conjuntamente con algunos representantes de CARITAS PANAMÁ Y la Iglesia Católica las comunidades de COCLESITO, SAN JUAN, SAN BENITO y otras aledañas que están siendo afectadas por la implementación de la minería en la región y las graves consecuencias que la misma está generando a las poblaciones más pobres del área.

Fueron cuatro días de arduo trabajo en reuniones con las comunidades, conversaciones con algunos trabajadores que se atrevieron a hablar, visitamos algunas familias, organizamos una movilización (Caminata) en el área con las comunidades que concluyó en el área de la minería etc. Lo que dio como resultado una amplia difusión de la realidad en la que se encuentran los seres humanos que habitan el área y la posibilidad de organizarlos en un sindicato serio que enfrentara la reivindicación de los derechos de los trabajadores y de las comunidades.

Valga decir que los medios de comunicación social del país poco dijeron de la rueda de prensa que organizamos para difundir las "bellezas" que encontramos, la mayor difusión la logramos vía internet a través de los videos que se subieron en las hojas web de las organizaciones interesadas en el tema y de los correos electrónicos que circulamos en la red.

Los rumores en las comunidades en torno a quienes están detrás de Petaquilla no cesan y figuran algunos de muy alto calibre tales como Carlos Slim,(Mexicano el hombre más rico de la región) Martín Torrijos,( Presidente) Richard Fifer (Ex Gobernador de Coclé) y otros tantos, con lo cual el sabor amargo que deja a quien visita las comunidades parece confirmarlo, nos cuentan que los inspectores de la ANAM, cuando visitan lo hacen a los campamentos que tiene para ello preparada la empresa y no van a las áreas de afectación, los de Colón cuando llegan lo hacen en helicóptero (y por su puesto que son los de la empresa) los bajan en los helipuerto y los llevan a los campamentos.

Da tristeza y parte el alma ver a los campesinos llorar porque la empresa les tumbó la cerca para pasar una carretera y que nadie los defienda, ver como los ríos lloran lodo y no el agua que antes era utilizada para el consumo humano, la limpieza de las chozas y el baño de las familias, someter a éstas humildes familias a tomara agua de lodo, la cual ahora tienen que recoger y esperar a que el mismo asiente para luego ingerirla (que humillación), el tumbe de arboles a diestra y siniestra y sin ningún control, el abuso que cometen con los trabajadores, ver como parten en dos las fincas de los indefensos para cruzar sus equipos o hacer una carretera, las amenazas constantes para aquellos que intentan resistir y no hay autoridad que los detenga, todo por el contrario las autoridades juegan a favor de la empresa etc.

Señores Gobernantes de las provincias de Colón y Coclé; no hay derecho alguno para tanto abuso y que nuestras autoridades se presten para encubrir toda ésta sirvenguenzada empresarial y de funcionarios públicos, ustedes fueron electas para defender los intereses de la nación; los ciudadanos que habitan en esas áreas, por muy humildes que sean son Panameños con iguales derechos que quienes viven en las grandes urbes, por tanto; siquiera por solidaridad humana y de connacionales atiéndanlos como se merecen.

Por tanto, sí defender los derechos de nuestra gente pobre me merece aparecer en una lista negra que tiene su majestad petaquilla a mí no me importa, me preocupa sí; que nuestros gobernantes lo sepan y guarden silencio; cuando en tratados internacionales ratificados por Panamá y en nuestras leyes, está prohibido todo tipo de discriminación por raza, sexo, religión, actividad sindical o cualquier otra que se realice en defensa de los sectores menos protegidos de nuestra población.

Sin necesidad de solicitarlo el Ministerio público debe levantar una investigación al respecto y solicitar la sanción que corresponda e investigar a éstos funcionarios que no tienen el coraje suficiente para actuar en favor de la verdad sino del dinero, partiendo desde los regidores hacia arriba quienes son los primeros que deben actuar.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Mariano E. Mena, Secretario General de la CGTP