Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL GENERAL AUTÓNOMA DE TRABAJADORES DE PANAMÁ (CGTP)

La Justicia injusta

Por Mariano E. Mena Q., Secretario General

Rebanadas de Realidad - CGTP-Diario el Siglo, Ciudad de Panamá, 21/02/11.- Cuando en el 2006 se comienzan a conocer los primeros casos de muerte por el envenenamiento con dietilenglicol, las investigaciones del Ministerio Público determinan que hay que investigar, o indagar a los miembros de la junta Directiva y a los Directores Generales que habían pasado por la institución; desde el momento mismo en que se realizaron las compras, hasta quien al momento de los desenlaces ejercía el cargo de Director General siendo éstos tres (3) Jované, Villaláz, Luciani.

No logro entender como estas pesquisas llegan hasta ellos, pero esos son los resultados, algunos de ellos se recomienda absolver, otros a que sean procesados y a otros desde ya le imponen sanciones como: país por cárcel con impedimento de salidas.

Los hechos (asesinatos) acaecidos recientemente en Bocas del Toro y en el centro de reclusión de menores, donde aparecen involucrados de manera directa por los cargos que ejercen tanto el Ministro del ramo José Raúl Mulino, como el Director de la Policía Gustavo Pérez aún no son llamados siquiera a declarar y nada indica que lo serán.

¿Cuáles son los privilegios?, ¿donde está la justicia en materia de investigación del ministerio público?, ¿Cuál es la diferencia entre los casos?

En el primero de ellos se investiga desde lo más alto en la cadena de mando, (caja del seguro social), en el segundo a nadie, al menos de manera visible, como lo es el caso del asesinato de los compañeros indígenas de Changuinola, los cuales se mantienen en la más absoluta y plena impunidad y en el tercero solo a quienes ejecutaron el hecho (centro de reclusión de menores) dos policías.

En mis cincuenta (50) años de existencia jamás había visto tanto desprecio por el derecho a vivir y de manera institucional, (solo comparable con Noriega) como lo hemos visto en el último año.

Ver cómo le disparaban con perdigones de plomo a nuestros hermanos indígenas, seres humanos igual que ellos, como quien sale a cazar saínos, (como si fueran aquellos adinerados que salen a realizar safari) disfrutar con el sufrimiento humano.

Observar las escenas fílmicas donde disfrutan ver asar en vivo a aquellos jóvenes que por alguna razón cometieron un error, o delito.

La pregunta que me sigo haciendo es cual es más delincuente o asesino? Aquel que por un error o delito tuvo que parar en una cárcel, o aquel que está dado a protegernos y lo que realiza es una matanza y un asado humano en vivo y a todo color, además de realizarlo con premeditación, alevosía y ventaja?

En manos de qué tipo de delincuentes y asesinos nos encontramos?

La policía perdió su norte pero esto no es casual, obedece a políticas definitivamente marcadas desde el más alto mando de la actual administración, quieren gobernar a base del terror y lo han dicho alto y claro.

El Presidente de la república lo dijo el 02 de Enero del presente año cuando inauguraba el actual período de sesiones de la Asamblea de Diputados, a quien incumpla le ley le esperan tres caminos: 1- La cárcel 2- Los hospitales 3- El cementerio.

El Ministro Mulino en el año 2009 dijo: a quien se intente fugar ahí que tirarle a matar y lo están haciendo.

Por tanto son delincuentes peores quienes profieren abiertamente no cumplir con la ley y a ellos les esperará los mismos destinos cuando dejen de gobernar.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Mariano E. Mena, Secretario General de la CGTP