Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL GENERAL AUTÓNOMA DE TRABAJADORES DE PANAMÁ (CGTP)

Trabajo Decente, ¿será posible?

Por Mariano E. Mena Q., Secretario General

Rebanadas de Realidad - CGTP-Diario el Siglo, Ciudad de Panamá, 01/03/11.- Este tema que tal vez no sea del interés de un buen número de panameños porque suena como una utopía, anhelada por las grandes mayorías de los trabajadores y de aquellos que trabajan para conseguir un trabajo, pero es nuestra tarea orientar de donde nace este proyecto, con quien se debe hacer, y a dónde quiere llegar, pues bien, el trabajo decente es promovido inicialmente por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) desde 1999. Consta de cuatro componentes: Empleo, Derechos, Protección y Dialogo Social. El trabajo decente se basa en la convicción de que se requieren los cuatro componentes para crear las mejores perspectivas de progreso social y desarrollo, al igual de la obligación de la clase empresarial, el gobierno y los trabajadores de incrementar políticas en la región latinoamericana y en los planos nacionales en el tema de seguridad y salud en el trabajo, su fortalecimiento en el ámbito laboral es esencial para lograr una implementación activa que debería ser garantizada a través del diálogo social.

Desde hace unos años la OIT, convoco al CONEP, (Consejo Nacional de la Empresa Privada), el CONATO, (Consejo Nacional de Trabajadores Organizados), y el MITRADEL, (Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral), para iniciar el debate del tema, debate que duro largas horas de trabajo, que concluyó con la firma de un documento.

Pero veamos un poco de que se trata EL TRABAJO DECENTE, ideal, por ejemplo en el tema del EMPLEO, 1- que los trabajadores tengan, ingresos justos que garanticen una vida decente, aquí tenemos un gran reto, el 75% de los asalariados en nuestro país, no pasan de 500.00 dólares mensuales, 2- igualdad de trato y oportunidades para todos, otro reto interesante que debemos doblegar, que trato se les da a los trabajadores del sector comercio, muy malo verdad, a los agentes de seguridad en éste sector se da la más flagrante violación de los derechos humanos, no se les paga horas extras, trabajan 15 o más horas, les cobran los uniformes, no les pagan los seguros, ni la cuota obrero patronal, le pagan sus vacaciones en 3 o más partidas, ( ¿y el Ministerio de Trabajo,? y para que seguir, pero tenemos que insistir en que la mejor manera de llegar a puerto seguro es el dialogo, 3- Unas buenas condiciones de trabajo, 4- salud y seguridad en el lugar de trabajo, la seguridad en la construcción es casi un mito las empresas deben garantizar proveerle los equipos indumentaria y herramientas necesarias a estos trabajadores.

Otro de los objetivos a tratar en el Trabajo Decente, 1- libertad para organizarse, que está establecido en la Constitución, pero que en la práctica es imposible hacer un sindicato, sin que haya represión a los trabajadores, ( letra muerta) 2- Libertad de expresión, que los hombres y mujeres puedan participar en las decisiones que afectan sus vidas, 3- el derecho a negociar colectivamente, pero no negociar con un dirigente como suele pasar en algunos casos, que sea una negociación con la mayoría de los trabajadores, derecho que tienen también los servidores público, 4- erradicar el trabajo infantil en todas sus formas, y otros más.

Otros objetivos son la Protección Social 1- debe haber un vinculo entre empleo productivo, hoy la industria que más crece es la del subempleo, cifras oficiales hablan de un bajón en el desempleo, cuando lo que estamos realizando en realidad es un trueque negativo para la clase trabajadora, salimos del empleo formal para entrar en el sub-empleo, 2- protección frente a la pérdida o reducción de ingresos debido al desempleo, a una lesión, en caso de maternidad, paternidad o en la vejez.

El último de los objetivos, El Dialogo Social, este punto es tan importante que debemos insistir en que este medio es el único método para desarrollar integralmente a nuestro país, pero eso sí, sin manipuleos ni demagogias políticas, debe contar con la mayor participación, sin querer o creer que se tiene la verdad absoluta, me decía alguien una vez que con los gobiernos no se puede dialogar, pero los trabajadores tenemos que insistir por el bien de nuestros propios trabajadores, y asistir al llamado de conversación franco, porque soy un convencido que la pelea se hace desde adentro, además de poder denunciar las cosas que no avanzan con respeto altura y dignidad, pero sin vacilaciones y con firmeza. Cuando no hay voluntad política, cualquier dialogo o concertación fracasa.

Finalmente hay que poner en práctica los resultados del diálogo social, el trabajo está hecho y la mesa servida.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Mariano E. Mena, Secretario General de la CGTP