Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL GENERAL AUTÓNOMA DE TRABAJADORES DE PANAMÁ (CGTP)

Dictadores y libertad de expresión

Por Mariano E. Mena Q., Secretario General

Rebanadas de Realidad - CGTP-Diario el Siglo, Ciudad de Panamá, 16/03/11.- Como en la época de la dictadura el 28 de febrero nos desayunamos con la desagradable noticia que a Paco Nadal y Pilar su compañera de vida los habían "repatriado" a España su país natal, a pesar de que habían decidido tener en Panamá su segunda patria, con cédula de identidad Panameña y todo, no les fue suficiente la escaramuza esgrimida a mediados del 2010 cuando intentaron deportarlo con el argumento de que era ilegal y que se le había vencido el permiso para estar en el territorio nacional, o que no pagaba impuesto y otras hierbas aromáticas más.

Nos apena como Panameño que a veintiún años después de la nefasta invasión Norteamericana sufrida por nuestro país, los gobernantes electos por el voto popular se comporten como los dictadores del pasado, no son capaces de resistir el aguijón de la pluma de ciudadanos que aunque no hayan nacido en ésta tierra, pero que viven y acompañan el otro Panamá, el de los descamisados, les digan las verdades que una buena parte de nuestra población desconoce; y lo dicen porque no se hacen cómplices silenciosos de la realidad de los de a pie, de esos que no tienen voces, que no tienen acceso a los medios virtuales ya que solo son noticias cuando se suscitan calamidades y desastres naturales o cuando realizan un revolcón tipo Changuinola, San Félix, pacora u otro similar.

Son igualito a los otros, incapaces de soportar el disenso, (o piensas como pienso yo o eres mi enemigo), que clase de líderes, dirigentes, políticos y gobernantes hemos cultivado en los últimos años; vamos para una generación de haber acabado con la dictadura y mantenemos los mismos vicios de ésta, corrupción, intolerancia, imposición, transfuguismo, compra de conciencia, latrocinio etc.

Es verdad que Paco Nadal tiene un estilo fuerte de escribir y de decir las cosas, pero las cosas que decía tampoco eran falsas o las decía con la intención de engañar a los lectores, si no les gusta que no las lean, pero no priven al resto de los mortales de mi país y del mundo a que conozcan ese otro Panamá que no es el del ensueño de la capital o de algunos lugares de ésta, ya que no hay que salir de la misma para ver la verdad de ese otro Panamá que no es el área bancaria, ni costa del este, ni avenida Balboa.

Igual pasó con Eibraín Asbath, Alexandra Siniglio, editora Epasa y vienen más.

Por amor a Panamá no sigan asesinando la democracia ni mancillando la patria con medias verdades.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Mariano E. Mena, Secretario General de la CGTP