Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Tweet CENTRAL GENERAL AUTÓNOMA DE TRABAJADORES DE PANAMÁ (CGTP)

Otra vez la justicia en la picota

Por Mariano E. Mena Q., Secretario General

Rebanadas de Realidad - CGTP-Diario el Siglo, Ciudad de Panamá, 30/03/11.- Los nuevos escándalos que ponen nuevamente a prueba la justicia en Panamá, nos dejan perplejos.

Por enésima vez aparecen involucrados en medio de acusaciones escandalosas dos Magistrados de nuestra celebre Corte Suprema de Justicia recién nombrados, no cumplen siquiera dos años de estar en la Corte y su fama cruzó fronteras desde antes de llegar; y nada menos que en problemas de conspiración y casos vinculados con fraude.

Ahora entiendo porque la señora Lorenz atacaba a la alianza ciudadana pro Justica cuando ésta mandaba a la comisión de notables que entrevistaba a los candidatos a Magistrados, los correos e informaciones que le llegaban a sus oficinas y que hacían llegar los ciudadanos que no tienen voz y que saben de chanchullos y tramoyas de candidatos, pero no se atreven a confesar por temor o por represalias de quienes ostentan el poder.

Claro la señora Lorenz defendía y promovía a José Abel Almengor y miren con que cae ella en la Procuraduría, (liberar narcotraficantes) de donde proviene también José Abel como Fiscal de drogas. ¿Será casual todo esto? O por el contrario será causal. Juzgue usted mismo.

Todo lo que sabemos hoy son razones suficientes para que José Abel Almengor renuncie al cargo si tiene dignidad, tanto él como del cargo y de la propia Corte y Alejandro Moncada debe poner su cargo a disposición por el respeto que deben tener a la institución, ya que no se justifica que éstos dos Magistrados se reúnan con ciudadanos los cuales se les lleva procesos tan horribles como el denunciado (estafa Y conspiración) y además que por tráfico de influencias concedan favores como los conocidos y denunciados hoy.

Confieso que; como siempre no pasará absolutamente nada tomando en cuenta el escenario actual, veamos:

Los Magistrados en mención, uno era el favorito de Palacio (José Abel) y el otro que entro por la ventana (Alejandro) también desde Palacio, son protegidos por el palacio.

La Asamblea de Diputados la controlan hoy más que ayer también desde Palacio y como los diputados aspiran a que no los investiguen nunca, estamos envueltos en un juego de todos contra todos y nadie investiga de verdad a nadie, sino que simularán una investigación y aquí no ha pasado nada como dice la canción.

Hasta cuando tanta inmundicia en nuestro sistema judicial, los wiquilik norteamericanos son chicha de piña frente a lo que nos estamos enfrentando con la justicia local y lo peor, en los más altos estrados.

Que el señor nos agarre confesados.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Mariano E. Mena, Secretario General de la CGTP